La Caverna De José Saramago

En la vida hay cosas que nos parecen completamente difíciles, una de ellas es lo nuevo. Todo lo novedoso que comienza a aparecer. Cuando estamos acostumbrados a estar en un sitio, a hacer una cosa en específico, a lo que sea. Pero uno siente angustia o ansiedad cuando lo novedoso aparece frente a nosotros.
Esto lo maneja Platón en su famoso escrito de La Caverna, en donde un hombre comienza a estar en contacto con los dos mundo con los cuales puede estar en contacto: el mundo de los sentidos y el mundo inteligible, el cual se alcnza a través de la razón. Este último es el conocimiento profundo, el razonamiento del mundo sobre el mismo razonamiento, lo más profundo del saber, pero al ser lo más profundo, también tiene otras partes en donde el conocimiento no es lo mejor. El darnos cuenta de la realidad es cuestión de ver de manera holística: lo bueno y lo malo, la felicidad y la tristeza, la bondad y la maldad.
La caverna es la indiferencia y tal vez la ignorancia de uno sobre el mundo. Es la ficción de la realidad. Es el holograma de toda la verdad. Es la partición de lo divisible.
Mientras vemos esto, José Saramago, escritor portugués, y ganador del Premio Nobel de Literatura en 1998, ha escrito un libro que trata de este mito de La Caverna. Ya antes nos había demostrado su gran comprensiva y explicación sobre la ignorancia y la indiferencia en Ensayo Sobre La Ceguera. Ahora nos deleita con su escritura en La Caverna.
Esta obra forma parte de una trilogía conformada por la ya mencionada Ensayo Sobre La Ceguera y Todos Los Nombres. Los tres nos dan detalles de cómo ve Saramago al mundo y de cómo es en la actualidad, su vericuetos y sus dificultades.
En cuanto a La Caverna, es un libro que nos muestra al protagonista, Cipriano Algor, un alfarero con una edad avanzada, que se da cuenta que su oficio ha comenzado a desaparecer por la demanda de artículos de plástico y el bajo consumo de productos hechos de barro. Es presionado por su hija Marta y la pareja de su hija, Marcial Gacho, para que se vayan a vivir al Centro de la Ciudad. La discusión que surgirá por dejar su lugar, su vida y su trabajo, hará a Cipriano pensar las cosas. Hará que se sumerja en un mar de dudas y de proyección al futuro, y al presente.
No sólo es la habilidad de contar una historia sencilla de manera detallada y sublime, que no termina siendo una simple narración, es la manera de contar, con un punto filosófico, la vida de las personas que se ven inmiscuidas en el contexto que se marca.
La vida no es sólo lo que hacemos sino las interacciones que tenemos con los demás, y eso nos cuenta Saramago en el libro.
El personaje siente el cambio de la vida y, además, de su alrededor. Tiene la presión de cambiar de hábitos, de trabajo, de lugar. Aprovecha el presente para alargar lo que le gusta y lo que disfruta hacer, aún cuando el mundo va en contra de él. El consumismo frente a lo creado por una persona que trata de vender el producto de sus manos. Es el mundo frente una persona.
Ya entrados en la actualidad, me gustaría que se hiciera una adaptación cinematográfica. Sería una buena opción.
DATOS
Título Original: A Caverna
Autor: José Saramago
Año: 2000
ISBN: 978-970-731-122-0
Páginas: 416

FRASES
• Todos los padres fueron hijos, muchos hijos acaban siendo padres, pero unos se olvidan de que lo fueron, y a los otros no hay nadie que pueda explicarles lo que serán.
• Se comprende que no valga la pena hablar, perder tiempo y gastar saliva articulando discursos, frases, palabras y sílabas cuando aquello que uno está pensando también está siendo pensado por los otros.
• Vigilancia de paisano no es vigilancia, es espionaje.

Calificación: 8.5/10

No hay comentarios.

Publicar un comentario