Entrevista A Una Persona Con Consumo De Alcohol (Parte 1)

Es interesante conocer la vida de los demás. El ser humano ha desarrollado varias técnicas para lograr entender y comprender la vida de quienes pertenecen a un cierto grupo de personas diferentes a ellos, a quienes padecen una enfermedad dificil de describir, a personas con habilidades extraordinarias, a personas que hacen algo altruista. La entrevista nos ayuda a intentar conocer el motivo de aquellos actos y el significado que cada una de éstas personas le da a ellos.
Dentro de una pequña sección que llamaremos Entrevistas, trataremos de conocer la vida de personas que han vivido en diferentes momentos, dentro de la historia del país, dentro de la historia personal y social, y como han crecido durante los años. Trataremos de conocer cómo han llegado a ser como son.
En esta primera entrevista logramos contar con el apoyo de un joven de 27 años que ha consumido alcohol desde su niñez y qu enos ofrece parte de su vida para compartirla con ustedes, lectores. Esperamos que la disfruten, que conozcan a ésta persona valiente y que logren comentar sus impresiones.

Tenemos planeadas que sean tres sesiones con este participante, pero veremos si es posible que nos ofrezca más tiempo o si sus actividades no lo dejan.
E: Buenas tardes. Como te decía, a través de tres sesiones de una hora aproximadamente hablaremos sobre el consumo del alcohol, en especial sobre sus experiencias y sobre el significado que le has dado a este consumo a través del tiempo y de las actividades que has hecho has dejado de hacer. Previamente, te he dado a firmar un consentimiento informado en donde puedes leer que estas entrevistas son a tu criterio y que puedes retirarte cuando sea necesario y así lo consideres. Lo que digas sólo lo usaré yo para la investigación. ¿Estás de acuerdo con todo? ¿Tienes alguna duda o pregunta?
P: No, ninguna.
E: Bien. Me gustaría comenzar con algunas preguntas generales. ¿Cuántos años tienes?
P: Tengo 27. Voy a cumplir 28 en agosto.
E: ¿Trabajas o estudias?
P: Actualmente trabajo en una empresa como ayudante general. Llevo cerca de 5 meses ahí, aunque creo que renunciaré cuando cumpla los 6 meses. He estado buscando otro trabajo y creo que ya he encontrado uno.

E: ¿De qué?
P: De programador y diseñador gráfico. Es lo que me gusta.

E: Que bien. Y justo eso es otra pregunta, ¿qué estudios tienes? ¿O hasta que estudios has terminado?
P: Terminé la carrera de informática. Hace como 3 años. Y pues tengo terminada esa. Después tuve algunos trabajos informales como de arreglar algunas máquinas o en un café internet, o haciendo algunos trabajos por mi cuenta y ayudando a las personas que sabían que les podía ayudar.

E: ¿Y esos trabajos esporádicos te dejaban mucho dinero o poco?
P: Pues lo suficiente como para sobrevivir. No es que fueran pocos, porque sí eran unos 10 o 15 al mes, y no eran sólo de arreglarla sino también para instalar programas o para un antivirus, o para que les dijera como cuidarla. Y pagaban bien.

E: ¿Y eso hacía que tuvieras para comprar alcohol?
P: Al menos lo que a mí me gustaba, sí.

E: Perfecto, pues me gustaría preguntarte a ti, ¿cómo comenzó tu contacto con el alcohol?
P: Pues fue a los 8 o 9 años en casa. Cuando hacían fiestas o reuniones familiares pues mis tíos y mi padre tomaban mucho, entonces había veces en que yo me quedaba con ellos y me daban unos tragos. Me contaban también que yo me acercaba y pedía como si supiera lo que era y tomaba, y decían que me gustaba.

E: ¿Qué era lo que tomaban?
P: Pues lo común era la cerveza y el tequila, aunque a veces había de otros tipos que ahora no recuerdo bien, aunque por lo común, podría ser brandy o hasta vodka.

E: ¿Recuerdas que te decían exactamente?
P: No lo recuerdo exactamente yo, la mayoría de cosas que pasaron antes de la secundaria las recuerdo por lo que me decían mis padres o mis tíos. Yo no recuerdo casi nada de aquellos días. Entonces lo que me han dicho que pasaba eso días era más que nada cosas como “ándale, tómale un trago” o “ya viene por otro vaso”.

E: ¿Cómo consideras en cantidad tu consumo de alcohol? ¿Alto, medio o bajo?
P: Yo diría que alto, aunque no sé exactamente qué medida podría utilizar. Digo que es alto porque todos los días me tomo una caguama, mínimo y tengo unas de cuarto en el refrigerador, como si siempre tuviera que tener.

E: ¿Estarías de acuerdo con el término de adicción al alcohol?
P: Pues varias personas me han dicho que lo soy, aunque yo no lo creo. He escuchado que ser adicto a algo es cuando dejas de lado tus actividades y el consumo de cualquier sustancia hace que te enfoques en ella y no en los demás, y termina afectándote en todas esas áreas, en la familia, en el trabajo, con los amigos y con la pareja. Pero yo creo que no. Con mi familia estoy bien. Llevo unos días sin verlos, pero normalmente los visito cada fin de semana porque trabajo. Esa es otra, no ha afectado mi trabajo porque no me han dicho nada sobre mi desempeño o mis actividades. Con mis compañeros de trabajo también sigo igual que antes, no me han dicho nada que no sea que mi consumo de alcohol sea alto. Y pues no tengo pareja. Quizá sea una consecuencia, pero no lo creo.

E: ¿Por qué no lo crees?
P: Primero, porque se supone que cuando consumes algún tipo de droga o de sustancia pues dejas de lado a todos los demás, entonces si tuviera pareja, la dejaría de lado, según los que dicen que tomo mucho, pero como no creo que lo haga, pues no se vería afectada cualquier relación.

E: ¿Y antes has tenido parejas?
P: Claro. No han sido muchas, pero las he tenido. Desde la secundaria, que fue mi primera relación, hasta la universidad, que fue la última y con quien duré unos años.

E: ¿Cómo viviste con el consumo del alcohol y con tus parejas? ¿O fue antes?
P: No, sí fue durante el consumo del alcohol. La primera no tuvo contacto conmigo mientras tomaba mucho, pero las demás sí. Aún recuerdo cuando asistí a una fiesta con mi novia de aquella época, iba en la secundaria, y estábamos bailando, de repente llega su ex novio de aquel entonces y la invita a bailar, después de que terminó la canción que bailábamos nosotros. Ella aceptó y fueron. Yo en ese entonces era muy celoso así que tomé una botella de tequila y le tomé derecho. Me dio asco al principio, pero después ya me la bebí así seguido. Le bajé un buen, hasta que mi novia llegó después de haber bailado y yo me molesté con ella. Por supuesto ella me comenzó a gritar que no tenía por qué sentir celos de nadie, que sólo era un amigo. Yo no cambié de parecer y me fui de la fiesta enojado. Ella también terminó enojada y al día siguiente, en la escuela, no nos hablamos casi. Sus amigas me preguntaban que qué había pasado y no les respondía.

Ya después arreglamos las cosas, pero no volvió a ser como antes. Ella le echó la culpa a mis celos y a la bebida, a como me puse cuando tomé, pero yo creo, y sigo pensando que yo tenía razón, un sentía algo por su ex. Y ¿sabes cómo lo supe, o porqué lo sigo pensando? Porque después de que terminamos, ella volvió con él.

Ya después con mis otras novias que fueron por la prepa y en la universidad no ocurrió cosas así, quizá sólo pequeñas discusiones por preguntas o comentarios como “¿por qué te pones así?” o “¿creo que ya bebiste demasiado?” o “nada más no te vayas a caer”, comentarios como ese que me hacían ver que ya había llegado al límite pero que ellas me cuidaban, de alguna manera. Siempre estuve con mujeres que no les gustaba tanto tomar, entonces ellas eran las que me llevaban a casa.

Una vez fuimos a una fiesta con mi novia, yo y unos cuates de la prepa y nos pusimos hasta atrás varios. En ese entonces salía con una chica a la que no le gustaba salir mucho. Y pues tampoco tomar. Entonces llegamos a la fiesta y tomamos un montón, de todo lo que había. Dejé a mi novia sentada en una silla y me puse a tomar con mis cuates. Después de casi una hora iba ir a buscarla, pero ya no estaba. Le llamé y me contestó enojada, que porqué la invitaba si sólo iba a estar con mis amigos e iba a tomar. Le dije que no había pasado tanto pero sí, y me colgó.

Desde ese entonces creo que me cayó el 20 de que mi consumo del alcohol era alto, pero sólo en fiestas. En casa no lo era. Supongo que después de que crecí mi consumo creció. Aunque como te digo, sigo sin decir que soy adicto o algo así.


Esperen la Segunda Parte...


Video Donde Pueden Escuchar La Grabación

No hay comentarios.

Publicar un comentario