Entrevista A Una Persona Con Consumo De Alcohol (Parte 3)


Esta es la tercera parte de la entrevista que le hicimos a una persona con consumo de alcohol. Con su consentimiento hemos reproducido textual y a modo de grabación lo que nos contó sobre sus experiencias con el consumo y así también esperamos que lo que nos cuenta haga mella en ustedes, lectores.
Sin más preámbulo...

PARTE 3

E: Entonces, tomando en cuenta esta respuesta y las anteriores, ¿podrías considerarte, eres de los que se alteran o también hay momentos en los que cuando tomas eres de los que se calman y se quedan en un lugar tranquilos?
P: Eran diferente. Cuando estas jóven, el alcohol te pega, y cuando estas adulto sí. Recuerdo cuando me sentía borracho de joven me quedaba en un lugar dormido y me quedaba. Y llegas a un momento en que el alcohol ya no te pega tanto y haces cosas que en definitiva no sabes ni que estás haciendo. Hubo una ocasión en que salimos de una fiesta, estábamos tomados y pasó una pareja, entonces otros y yo los empezamos a molestar. En ese entonces la pareja llamó a la patrulla y pues traté de calmarme, pero golpeé a policía, me alteré bastante y agredí a policía y fui a los separos. Estuve 72 horas ahí, y pues recuerdo que no fueron mis papás los que me fueron a sacar sino unos amigos.
Por eso siento que te vas dándote cuenta que ya no controlas lo que vas tomando. No me siento como una persona agresiva porque no recuerdo nada cuando estoy tomando. Puedo decirte que sí o que no, pero por lo que me han contado, te puedo decir que si me pongo bastante pleitista.
E: Y justo esta pregunta la que me acabas de contestar, ¿has tenido encuentros con la ley, o sea, policías, o cosas así?
P: Sí, no ha sido nada más una vez han sido muchas. Por alterar el orden público, estando a media calle, por estar cantando, bailando, lo peor es estar ebrio porque la gente se bura de ti y no te das cuenta hasta que la gente llama a la policía y dice que dejes de hacer el ridículo. He estado de las 42 a las 72 horas ahí, y realmente no lo sientes porque estás tomado, pero si he tenido líos con la ley. He golpeado policías, he estado en altercados, he molestado gente en la vía pública, si algunos problemas con la ley.
E: Y justo hablando de eso, ¿qué es lo peor que has hecho? Por ejemplo, lo peor que has hecho con tus parejas, contando con el consumo del alcohol.
P: Lo peor que he hecho. Pues contando todo lo que ya te conté ha sido un parteaguas de esto porque, como te dije en una ocasión, intenté levantarle la mano a una de mis exnovias, pero hubo ocasiones donde no te mides. Recuerdo que en alguna ocasión estaba tan tomado, y en una fiesta, fui con una de mis novias, en la prepa todavía, y pues te quedas en un curto con ella, entonces, ¿qué esperas que pase? que no se, tengan sexo o algo así, y pues puede decirse que intenté forzarla para que tuviera relaciones conmigo, y estaba en un estado totalmente deplorable, y lo que me contó el día siguiente ella me contó que estuve forzándola para que hiciera el amor con ella. Ella no se vio que hubiera estado en un estado bastante al. Creo que lo peor que he hecho es intentar forzar a mi pareja a tener sexo cuando ella no quiere. Ha sido lo peor que he cometido.
E: Eso es con tus parejas. ¿En tu trabajo has tenido algo que hayas hecho o que haya sido lo peor que hayas hecho con relación con el consumo del alcohol?
P: En el trabajo pues no necesariamente puedo decirte que haya sido en el trabajo porque me pelee con mi superior. Recuerdo que yo había llegado a trabajar en un estado inconveniente, pero nadie se había dado cuenta, hasta que, por mi manera de caminar, y porque había una junta, pues se dan cuenta de que yo llegué borracho, entonces mi superior me saca afuera y me dice que me vaya, y me dice que regrese cuando estés mejor, y ese Regresa cuando estás mejor, es un lárgate estás despedido. Lo único que hice puedes hacer es irte, o pelearme, y lo golpeé, sí, pero pues yo lo tomé, así como que estaba despedido, y pues nunc ame había tocado algo así en el trabajo. Pero pes sí, es algo que me sucedió, es la única bronca en la que me he metido.
He tenido más, pero podría decirse que he llegado crudo al trabajo, he llegado con un dolor de cabeza y con un poco actitud productiva, digámoslo así, pero sí, es la única donde me he metido, no me despidieron y sólo fue un regaño. Pero así broncas que haya faltado al trabajo por tres días o una semana, no.
E: Y, aparte de estas peleas con tus padres, ¿hay otra cosa que digas que ha sido lo peor que te ha sucedido con ellos, con tus padres o hermanos?
P: Pues creo que el hecho de que yo sea así ha sido un gran problema, porque es… yo llego a mi casa, y entonces, borracho, ¿qué esperaban mis padres que yo hiciera? Era común verme que ellos me vieran borracho. Creo que ese fue lo peor con mis padres, que ellos me viran en ese estado tan inconveniente.
Pero no te miento, con mis hermanos tuve pleitos. Después de que intenté golpear a mi mamá y a mi papá, pues ellos me dejaron de hablar, hubo rencillas entre nosotros, y llegaba y me hacían como la ley del hielo. Era como que bastante…, daba bastante, no sé si temor o no sé porque no te acordabas lo que hiciste hasta que te recordaban. Era el dolor de que pasaba.
Las rencillas con mis hermanos eran porque tomaba, más bien tomó, porque a final de cuentas sigo tomando. Y sigo teniendo problemas con ellos. Yo no me siento como un alcohólico, pero sigo tomando, por cómo me pongo, por todos los problemas que he tenido.
E: Y justo esa es otra pregunta. Me dijiste que comenzaste a tomar, o tu primer acercamiento con el alcohol fue como a los 8, 9 años, y ahora, o unos años antes, ¿qué te decía tu familia sobre esto?
P: Primero, cuando estas pequeño, te dicen, es un juego y te dan una copa o te dan un poco de cerveza y dicen “ah nada más para que pruebe”, pero cuando estás grande tratan de advertirte que eso no, que vas a terminar mal. Si hubo molestias porque yo recuerdo que, si se enojaban conmigo porque tomaba mucho, porque llegaba a las 4 o 5 de la mañana, 6 y llegaba, o hasta las 12 del día, y me preguntaba qué hora es, que, si no me medía, pero pues, te digo. De pequeño no te dicen nada, pero de adulto, cuando empiezas a descuidar ciertas cosas, pues ya empiezan los problemas, como cuando me metieron a los separos a la cárcel. Te empiezan a preguntar qué hicimos mal para que cayeras en eso, pero si, problemas siempre hay.

No hay comentarios.

Publicar un comentario