Entrevista A Una Persona Con Consumo De Alcohol (Parte 4)


Esta es la cuarta parte de la entrevista que le hicimos a una persona con consumo de alcohol. Con su consentimiento hemos reproducido textual y a modo de grabación lo que nos contó sobre sus experiencias con el consumo y así también esperamos que lo que nos cuenta haga mella en ustedes, lectores.
Sin más preámbulo...

PARTE 4

E: ¿Me podrías contar o describir la última vez que tomaste?
P: Pues la última vez que tomé fue anoche, en mi casa. Llegué estresado del trabajo. Llegas estresado del trabajo, aburrido y lo único que llegas y tienes en tu casa es una bonita cerveza esperándote, entonces, era una caguama, así que me la dispuse a tomar mientras veía la televisión. Esa es la última vez que tomé. Terminé dormido en el sillón. así que, tú sabrás.

E: Justo por eso, que hayas comenzado a tomar por tu trabajo entonces, ¿tu trabajo te demanda más o menos de lo que puedes hacer o te sientes presionado por tu trabajo?
P: No, es que me sienta presionado, pero sientes, llega un momento en que has estado en este trabajo, como te digo, no soy mucho de estar en un trabajo así, pero llega un momento en que te sientes asfixiado de tu trabajo, entonces lo único que queda del día es que llegas a tu casa y encuentras un desestrés, y en mi caso es la cerveza, que me espera diario cuando llego. Y si te sientes atorado, o atosigado, no es que no pueda hacerlo o que me demande mucho pues, ya ves que es en este trabajo que me pienso cambiar, cuando cumpla los 6 meses.

E: Además de este estrés o esto que mencionas, ¿no hay otra cosa por la que sientas para comenzar a tomar?
P: No sé si sea instinto de “tienes sed”, pero no te gusta el agua. Quieres tomar agua, pero no quieres refresco, y creo que esa sed sólo me la quita el alcohol, y cuando llego a mi casa, solo puedo desquitarme con esa caguama.

E: Imaginando una vez en que hayas tomado, que llegues de trabajar, te sientas, y comienzas a tomar, ¿qué es lo que piensas y qué es lo que haces mientras estas tomando?
P: Pues depende, podría decirte que llego a mi casa, prendo la televisión, y destapo una cerveza mientras veo un programa. Puedo decirte que como mientras tomo cerveza, o veo la tele, o leo mientras tomo una cerveza, o lo que tenga. Ahí en mi casa, pero lo que pasa por mi cabeza es, no sé, unas ganas de tomar muy grandes, una ansiedad muy grande de tomar, y no sé si sólo me pasa a mí, pero no razono mucho o no me importa mucho lo que pase, sólo me preocupa que tenga algo para tomar, que sea alcohol.

E: Y justo después de terminar, ¿qué es lo que haces?
P: Pues, después de tomar, realmente no, no es tanto el que haga algo, pues te pierdes, en este caso porque me quedo dormido en el sillón, en una silla. Hubo ocasiones en que tomé tanto que me quedé dormido en la calle, y una señora me corrió con una cubetada de agua fría, porque la señora se ponía ahí a vender. No es tanto que tomes, o que haga después de tomar, sino que pasa cuando tomas, pero observas que pasó, si te pegó la cruda o te perdiste ahí. En este caso me quedo dormido después de tomar, y eso es lo que me pasa.

E: Y al día siguiente, de que tomaste, ¿la resaca, como la sientes?
P: Pues, es diferente, no porque cuando estás joven, tomas y despiertas con un dolor muy fuerte de cabeza, como tomaba en las fiestas de la secundaria o de la prepa, y pues llegaba a la casa, me dormía y despertaba así con un dolor de cabeza, y luego llegaba con ganas de vomitar, entonces, antes así, era un dolor de cabeza que tenía era muy fuerte. Ya con el tiempo que llevo tomando, puedo decirte que ya no es así, ya para mí, un dolor de cabeza no es tanto, que con una aspirina se me quita. Puedo decirte que si, a veces he llegado a fingir una, algún malestar o una molestia para no ir a trabajar porque te quedas dormido, te levantas tarde y te quedas. Solo fueron do veces, pero sí ha pasado.

E: Por ejemplo, este descuido, o este no ir a trabajar, ¿podría aplicarse en las acciones en tu vida personal, por ejemplo, que hayas dejado o hayas descuidado algunos gastos del hogar, de tu casa?
P: Pues, personalmente, sí ha habido casos, sí corro descuidos por comprar alcohol de más, pues si pagué la renta un poco tarde, y compré menos de despensa por comprar más bebida, me quedé con lo básico para comer, para sobrevivir. El agua, la llegaba a pagar también tarde. Y no nada más eso, sino que también, por lo mismo, que me iba a tomar, descuide fechas importantes, en las que debía asistir, como con mi ex, que había una celebración, no recuerdo que es era, me había invitado a una cena, y me invitaron unos amigos y me fui a tomar, y no fui a la celebración. Y tampoco una vez, en una fiesta del cumpleaños de mi papá tampoco fui, por ir con mis amigos a tomar a un antro.

E: Justo también ese sería otro punto para ver, ¿tú cuando tomas, lo haces solo o con amigos?
P: Generalmente lo hago solo, tomó solo porque nadie te dice nada, es como que no tienes nadie que te diga que ya bebiste demasiado o ya no bebas tanto esas cosas, pero pues si me invitan unos amigos a tomar pues no les digo que no, obviamente pues ya salgo con ellos. Normalmente si tengo que hacer cosas que hacer o si tengo cosas importantes, pues no, pero normalmente sí.

E: ¿Crees que ellos tienen algo que ver con que sigas consumiendo alcohol?
P: Pues no sabría decirte, pues ellos toman, compran su alcohol, yo tomo y también coopero para el alcohol, pero pues viéndolo de una manera, a veces pues sí, porque digamos que hay veces en que intenté pues, como dijiste ya no tomar por mis relaciones, para ser mejor persona, y llegaban ellos y te ofrecían un vaso, y decían que le tomara. Pues también. Intentas dejarlo y lega alguien que te ofrece y aceptas, y es algo que no puedes controlar, y no sé si sea sólo yo, que te ofrezcan alcohol y aceptes, que sea una cuestión de que te estén influenciando pero que sí o que no, no sé si sería influencia.

E: ¿Alguna vez has intentado dejarlo?
P: Sí, varias veces, pero no resulta, y también lo he intentado de varias maneras sin un resultado.
He intentado la famosa cura de ir a La Villa y jurar durante un tiempo para no tomar, y funciona, pero es más el castigo que lo que ayuda, porque después de que termina el tiempo, puedes volver a beber como sin nada, como si nunca hubiera existido ese juramento. Además, no sólo es que se haya acabado el tiempo, sino que también estás al pendiente de que ya va a acabar.
Otra cosa que he hecho es simplemente dejar de hacerlo. Pensar en otra cosa en vez de hacerlo. Recuerdo que cuando iba en la prepa, había veces en que salía a jugar con mis cuates y jugábamos futbol y otras cosas, además escribía en un blog, junto con ellos. Era uno de esos proyectos en donde todos contribuíamos, pero mi inactividad comenzó a incrementar en esos días así que ya no les ayudaba.
También intenté lo de los castigos. Un amigo me enseñó algo de psicología, pero ya no lo recuerdo muy bien, lo único que recuerdo fue lo del castigo, y lo apliqué en mi vida diaria, cada vez que tomaba. Me dijo que se aplicaba algo que no me gustara cada vez que hiciera lo que ya no quería hacer, así que cada vez que bebía me comía algo que no me gustara. Por ejemplo, chocolate o un chile jalapeño o algo así, pero el punto era que no me gustara. Y al principio funcionó, pero después lo dejé de hacer y ya no sirvió. Volví a tomar unos meses después y creo que fue ahí cuando subió más mi consumo de alcohol.

E: ¿Qué opinas de los centros como AA?
P: Pues que depende de la persona. No te negaré que no fui ahí en alguna ocasión, aunque sólo haya sido como una “prueba”.


Y por si no quieren leer tanto, también está el audio en nuestra cuenta de Youtube.

No hay comentarios.

Publicar un comentario