La paz en medio del caos o como el futbol le regalo una sonrisa a la nación siria.

Aficionados sirios que siguieron el partido desde las pantallas instaladas en el pais - Imagen - Diarios As. Link



Cuando se habla de Siria no siempre son buenas noticias, una nación donde el conflicto armado y el EI terminaron por destruir dos de las ciudades más importantes del país, y dejaron miles de muertos, heridos y desplazados. De vez en cuando hay noticias que le llenan el alma a su gente pese al terrible momento que están viviendo.

 El futbol hoy se las ha regalado, el deporte popular y su oncena nacional les ha dado esa buena noticia que representa una pequeña chispa de esperanza, que les llena de regocijo y alegría a su gente, es felicidad en medio de todo el caos que se vive.

El futbol sirio no se destaca por ser una nación poderosa en el ámbito, su federación se fundó en 1936 y un año después se afilio a la FIFA, su máximo logro fue quedar campeón en el Campeonato de la Federación de Fútbol de Asia Occidental en el 2012 y cuarto lugar en la Copa Árabe de Naciones en el lejano 1992. No ha pasado de la primera ronda en el campeonato continental y jamás ha sido participe de alguna copa mundial.

El boleto al mundial está en sus manos.

En la actual eliminatoria la selección siria cosecho 13 puntos de 30 posibles, cada punto ganado con sangre, sudor y gloria, jugando en un terreno neutral por seguridad de la propia FIFA en estadios prácticamente vacíos, y con la incógnita de saber si seguirían con su selección después de haberse manifestado en contra del régimen de Bashar al Assad, aunado al conflicto de su tierra hacían evidente la preocupación del equipo, las lágrimas derramadas por su entrenador Ayman Hakeem después vencer a Uzbekistán lo decían todo. Después vino un partido difícil que las “Águilas de Quasin” lograron resolver ante Qatar con una victoria de 3 a 1. El boleto a Rusia ya dependía de ellos mismos.

El partido de ayer era decisivo para las aspiraciones del cuadro sirio, 30 pantallas colocadas en las plazas y calles de todo el país, toda la gente reunida para ver el desenlace de su equipo, personas unidas por la motivación de ver a su equipo ganar y poder ver en carne propia aquel pase a una copa mundial; la escuadra siria necesitaba de una victoria y la derrota de Corea del Sur para clasificar directo, los sirios se medían ante su similar Irán en Teheran, el partido había comenzado y las acciones estaban igualadas cuando corría el minuto 13 donde miles de sirios que observaban las pantallas gritaban con todo el corazón el gol de Mohamd Tamer, las águilas de Quasin lo ganaban 1 a 0, al minuto 45 Azmoun Sardar empataba el marcador, la segunda mitad los iraníes se iban al frente de nuevo al minuto 64 Sardar volvia a liquidar al arquero Ibrahim Alma, el encuentro se volvería difícil para los visitantes, la gente detrás de las pantallas no paraba de gritar, el apoyo no cesaba ver a su equipo partirse el alma, todo cambiaría por alegrías y regocijo cuando al minuto 93 Omar al Soma anotaba el empate, el agónico e histórico gol que cambiaría el rumbo del futbol sirio y situación que los dejaba en un peleado pero orgulloso tercer lugar debido al empate de los surcoreanos que gracias a este les daba el pase directo al mundial, el resultado no se daba pero los ánimos estaban al tope, ya que le permitía acceder a la cuarta fase donde enfrentaran a Australia.

Un empate que sabía a victoria.

Gritos exclamando “Siria, Siria, Siria” no paraban de escucharse en las inmediaciones de las calles del país, jóvenes festejando el empate, le daban alegría a una nación que desde hace 6 años tiene un conflicto armado. Las televisoras locales no paraban de admirar el “triunfo” de los sirios, porque era claro que habían triunfado, llegando tan lejos, mas lejos de lo que imaginaban. Partidos viejos, victorias, canciones de apoyo e himnos patrióticos era lo que se podía ver en las televisiones de Siria.
Las lágrimas del narrador, la celebración de la gente y del equipo es parecida a ganar una copa del mundo, felicidad que muchos otros no podían asimilar, no ganaron pero aquel empate les sabia a victoria, porque al final del día el equipo sirio no solo empato, triunfo llegando a la cúspide superándose ellos mismos puesto que es lo más lejos que han llegado en unas eliminatorias hasta ahora, había hecho historia y mucho mejor aún unió a toda su gente en medio de todo el caos que vive por la guerra civil.


"El fútbol es un sueño que une, pinta una sonrisa a la gente y ayuda a olvidar el olor a la destrucción y muerte", - Bashar Mohammad


Quedan dos finales ante una escuadra que ya es asidua visitante de las copas del mundo, el partido será difícil mas no imposible, el mundo del futbol tiene buenos y malos momentos, la escuadra siria nos ha regalado hoy uno, no señores no gano, pero es un empate que sabe a gloria en medio de todo el desastre por el que han pasado, lo mejor que pudo haber hecho esta selección y este empate es unir a toda una nación que espera que pueda vencer a Australia, donde si logra la victoria enfrentaria a en un repechaje a una nacion de CONCACAF que de hacerlo podria clasificar a su primera Copa del Mundo. Y por el bien de Siria y del futbol yo espero que lo logre ¿por qué si pudo unir a un país en conflicto que más no podrá hacer?

Las imagenes mostradas son de mero uso informativo, abajo en la descripcion hay un enlace y los derechos de la fotografia.

No hay comentarios.

Publicar un comentario