Acceso Denegado Capitulo: XII (“cuatro días de la semana”)



Acceso Denegado

Capitulo: XII (“cuatro días de la semana”)


El fin de semana termina y da inicio uno nuevo, pese a todo lo que ha sucedido no tengo interés en ir, pero debo de hacerlo ya que, si no lo hago, yo mismo arruinaría mis planes sobre esa ansiada fiesta. Como todos los días, me baño, desayuno y me despido de mi familia. Mientras camino y veo el paisaje matutino, poco a poco que me acerco a la escuela veo a mis demás compañeros y en la esquina donde me reúno con David y Néstor, ellos al parecer ya no se sientan ahí, desde el día que deje de hacerlo.


Me detengo un momento y pienso en todo lo de mi joven vida y lo que se avecina cuando todo esto termine, es normal que alguien de mi edad se preocupe de problemas y asuntos que aún no surgen. Salgo del océano llamado reflexión y eso se debe a que Sharon camina hacia la entrada del colegio, en un instante mis pies se mueven un poco como tratando en ir hacia ella, pero mi mente lo detiene y prefiero verla estando inerte en aquella esquina.


Antes de que suene la campana, me apresuro en caminar más rápido con la intención de no llegar tarde al salón. Camino por el pasillo y veo a Jair y como acostumbra está rodeado de sus admiradoras, pero eso no me importa, ya tengo mi objetivo bien claro o eso es lo que pienso. Ya una vez en el salón veo como de acostumbre a Michelle, ella se encuentra distraída con sus amigas, en tanto Sharon voltea a verme y me sonríe y después ve entrar al maestro al salón. Mis amigos aun no vienen y falta poco para que la prórroga de cinco minutos termine.


Quince minutos han pasado y ellos ya no llegaron a tiempo, o quizás nunca llegaron, es extraño, nunca ha pasado eso, pero, en fin, quizás desde que me aleje de ellos fue como si hubiera cerrado el broche de nuestra amistad, aunque eso nuca fue como un motivo real o no sé cómo describirlo, lo que si se es que fue sin malas intenciones. Pasa los minutos y con ello las horas y dan el aviso del descanso. En esta ocasión no traje nada de comer y debo ir a la cafetería antes de que se llene y tenga que esperar y con ello el tiempo se consume más rápido.


En la cafetería veo el menú pegado en la parte más alta de la pared y mientras hago fila, trato de decidirme que comeré en esta ocasión. Compro sincronizadas y un jugo en tetra pack y busco un lugar donde este solo y tranquilo, aunque al mirar el panorama no veo ninguno que está solo, hasta que una mano se levanta y se trata de Sharon de quien está acompañada con Paola, no debo de ser grosero, tengo que ser amable para que ella se anime a explicarle a Michelle mi situación o que ella se apiade y ve invite, aunque eso no es muy normal. Me acerco con una sonrisa fingida y es que si deseaba estar solo.


     Hola y ahora porque tus amiguitos no vinieron hoy.

Sharon como de costumbre luce hermosa en todos los sentidos, su hermoso cabello húmedo y rizado, su hermosa mirada en color miel, las mejillas ligeramente pintadas con lápiz labial en rojo, y sus labios delgados y sexys y como no negar su hermosa figura de mujer, tan tierna y delicada.

     Hola, pues no sé, creo que se fueron de pinta en esta ocasión.

Mientras dijo eso Paola mira a otra parte y sonríe, veo de quien se trata y es Michelle la que le sonríe y en su mano derecha lleva un tetra pack de jugo sabor uva y en segundos dirige su mirada hacia mí y en instantes deja de sonreír y después dirige su mirada hacia Sharon y ella le responde con una sonrisa a la cual ella hace lo propio, por momentos siento escalofríos, mientras suspiro.

     No te preocupes, ayer le mensajeé a Michelle y le escribí si aún tenía más de esos boletitos.

     Y que te dijo, cuéntame. — pregunto con mucho interés.

     Que si, aún tiene como siente y me va a dar uno, pero hasta el miércoles, ya que hoy se le olvido y mañana tendrá que faltar a la escuela ya que a un familiar de ella lo van a operar y quiere estar ahí.

Con que, hasta el miércoles, eso quiere decir que ya es una garantía de que iré, aunque no quiera ir solo tengo a Sharon para que ella me acompañe, solo que necesito decírselo cuando nadie más este con ella, no me gustaría que Paola piense que quiero salir con Sharon, aunque...

     Si se hará en la casa de su amigo. — pregunto.

     Sí, creo que ya se arregló el problema con su mamá. Solo que hay que esperar a ver si nada malo pasa.

     Espero… — comenta Paola después de un rato de estar cayada o dedicándose a comer su alimento.

Termina el descanso y me apresuro a comer más rápido y junto a Sharon y Paola camino en el pasillo y sin querer miro al salón de Jair y veo a Michelle con él, por momentos siento celos y desearía que Michelle estuviera solo para mí y no para ese estúpido, aun así, me siento tranquilo, solo debo esperar hasta el miércoles y todo será un hecho.




*** miércoles ***

          

  Y después de una enorme espera terminando las clases decido ir con Sharon quien me dijo que la esperara en el baño de las mujeres. Menestras camino veo a Michelle pasando por ahí, ella me ve y dice el viernes te veo en mi casa.


     ¿Cómo? — siento como si algo malo acaba de suceder.

     Ya no se hará en la casa de este chavo, así que se hará en la mía.

Mientras trato de asimilar las cosas, Sharon aparece y con ello una pequeña carta.

     Alex, te estoy esperando, pero que bueno que te veo ya la escuela va a cerrar y aún seguimos aquí.

     Ahhh este… no si ya iba, pero me encontré con Michelle y me dijo que ya no se hará en la fiesta de este chico que va a lado de nuestro salón.

     Bueno los veo mañana que descansen. — Michelle se despide cordialmente y con una sonrisa que es muy agradable y se va.

     Ten Alex. — Sharon me da la invitación y se lo tomo y lo veo es como un logro, era mejor que sacar un cinco en el examen de matemáticas.

     Este…. Mmmm Sharon tienes a alguien con quien ir. — trato de sonar lo más natural aprovechando que estoy solo con Sharon.

     No pensaba ir con Paola.

     Es que, quería saber si fuéramos los dos.

     Ah ya, deja veo te lo dijo mañana, vale.

     Vale, ahora vamos te acompaño.


Salgo con ella de la escuela y platico cosas con ella y después me despido de ella y cada quien toma su camino.


------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hola, Jair qué onda hermano supe que no se hará la fiesta en tu casa, pero que se hará en la casa de tu novia ¿no?

-------------------------------

------------------------------

Es una pena, pero ahí te veo Fernando y los demás chicos irán, espero que no sea ningún problema.

----------------------------

Si los de acantara van mejor ni voy, va a estar ahí Fernando y desde que me uní con los del valle es mejor no meterme con ellos. Aunque según ellos saben que hare una fiesta con los de la prepa 86, pero todo es un enrollo para despistarlo y así si va a la disque fiesta mejor que valla a una que es fingida que en la cierta no crees eso.

--------------------------

Vale, te veo el viernes ahí.

---------------------------

---------------------------

---------------------------

   



No te pierdas el siguiente capítulo de Acceso Denegado, todos los jueves.

No hay comentarios.

Publicar un comentario