Acceso Denegado Capitulo: XX


Acceso Denegado
Capitulo: XX

Aun no entendía algunas cosas, me sentía algo confuso así que empezaba a cuestionar a Ale y a Sebastián para tratar de asimilar las cosas.
     ¿Por qué estaban con Fernando? — realice la primera pregunta.
     Hace algunos días regrese a México para visitarlos, después de la pelea que tuviste con Rogelio y con él y el cual causo la separación de los del valle. Alguien se había comunicado conmigo, el cual resulto ser Sebastián, el cual me dijo que tenía unos planes para que realizara una investigación de una extraña secta. — decía Ale, hasta que fue interrumpida por Sebastián.
     Si, después de eso… más bien cuando te peleaste por primera con ellos, yo apenas los empezaba de conocer y en pocas ocasiones escuche tu nombre y además de que después de salir de la secundaria, tu familia decidió cambiarse de casa para alejarte de ese grupo pandillero que eran los valles, después de eso ellos tuvieron varias disputas y Rogelio se vio interesado por un grupo dirigido por un español el cual conocía a Ale y el cual se llamaba los de Alicante. Ellos junto con los del valle se rivalizaron y crearon grandes disputas, para controlar la zona. Aun así, todo era casi un juego de niños, como algo pasajero, algo que tarde o temprano se iba acabar con algo estúpido. Hasta que cierto día nos llegó una carta de un grupo extraño que nos prometió que acabaría con los de Alicante. Este grupo se llamaba…

Mis oídos no daban crédito de lo que Sebastián decía en ese momento. Una fuerte tormenta se desato, justo en ese momento crítico, era como si la naturaleza quería coincidir con lo que estaba por venir. Era como si la lluvia limpiara aquella verdad que se estaba ocultando, durante estos meses.

     El Club De Los Olvidados, una secta que adora a un dios ficticio “Evoct” y el cual utilizan a vírgenes para sus sacrificios, tu sabes a lo que me refiero. Brujería, actos satánicos, devoción al maligno, sacrificios humanos, magia negra, solo para conocer la verdad de este mundo. Tu sabes… ¿no?
     Pero… — por momentos me quede en blanco, era como si mi mente quedara en un vacío enorme, el cual no podía escapar. — ¿cómo sabes todo eso?
Él se levantó del sillón y Ale lo seguía con la mirada, bien enfocada en él, como para no perderlo de vista a pesar de que estaba como a un metro y medio de él. Después él se detuvo e hizo el mismo movimiento extraño en levantar las dos manos y doblarlos un poco y al mismo tiempo haciendo lo mismo con sus dedos y poniendo una cara como imitando a un gato.
     Yo soy El Gato Gordo Macuchis, además soy uno de los administradores del Club de los olvidados y fui yo el quien te dio oportunidad de aceptarte en la página que se aloja en la web superficial, además te estado vigilando con la cámara de tu computadora. Por eso supe que eras un conocido de Fernando, Rogelio, Michelle, Sharon y Jair.

Ale solo observaba todo desde su lugar sin decir nada, mientras yo quedé perplejo de cada palabra que salía de la boca de Sebastián.

     Sé que es mucha información para ti, pero… — Sebastián tomo un segundo para reflexionar lo que estaba a punto de decir. — la verdad es que después que me uní por voluntad propia a esa secta, junto con el grupo de los del valle y con Fernando. Me entere después que ellos secuestraban a las que iban en primarias y algunas que cursaban la secundaria y así quede en el silencio durante tres años, hasta que empezaron a secuestrar a las que cursaban la preparatoria. Después de eso me había arrepentido en formar parte de ellos, ahí es donde Fernando me conto sobre Ale, tu amiga, la cual antes de terminar la secundaria se había vuelto a vivir a España y me enteré que estaba estudiando para cursar la universidad como periodista, ahí fue como me puse en contacto con ella.

Sebastián miro a Ale y ella continúo contando aquella historia, la cual me había quitado el sueño por completo.

     Después de que me conto Sebastián de esta secta. — decía Ale mientras se acomodaba en aquel sillón donde había permanecido todo este tiempo de la conversación de Sebastián. — decidí regresar a México, ya que en España había terminado lo que restaba de la preparatoria y quería tener un proyecto ya realizado cuando estuviese cursando la universidad. Así que me dije “porque no, hay que ver te que se trata todo esto” por eso fue el motivo de mi regreso. Al llegar a México, me comunique con este tío que esta frente a vos. El me conto de lo ocurrido y como ya sabía el pleito que tuviste, tuve la corazonada de que algo malo iba a pasar. Sebastián me infiltro a la secta y obtuvimos varias pruebas y como él se ganó la confianza de los demás, termino hackeando varios ordenadores y después me pregunto por ti y le di tus datos y por eso supo que eras un seguidor suyo de su canal y por eso checo algunos registros y descubrió que te habías logeado en el hosting, pero sin tener acceso a varios sitios exclusivos de la página y por eso él te dio una clave key, para monitorearte en la Deep web  y claro, tu mordiste el anzuelo y cogiste la criptokey y así pudimos tener acceso a tu ordenador sin ningún problema. También descubrimos que igual estabas en la red oscura y que eras miembro de cebolla chan y que por cosas del destino ya habías tenido contacto con Macuchis, bueno con este tío, además leí tus conversaciones, en ese foro e investigando un poco, dimos en el clavo de que todo esto se trataba de una simple fiesta que ese pijo de mierda “Jair” la había organizado, pero Sebastián se le adelanto tanto a Michelle, Rogelio, Fernando e inclusive a ti que Jair había terminado en cancelar la fiesta, el motivo fue porque metió a su cama a la hija de la señora que les ayuda en hacer el aseo de la casa. Y como lo descubrió su madre le prohibió en realizar la fiesta y con la presión del bellaco este… ehhh Rogelio. Así que Jair le pregunto a Michelle si lo podía hacer en su casa, claro después de una mentirita que utilizo como pretexto y no decirle la verdad de lo que hizo.

Todo lo que he escuchado en este momento era como si lo hubieran sacado de un libreto de una gran novela. Cada cosa estuvo fríamente calculada desde un principio.

     Por eso al estar con Fernando — prosiguió Sebastián. — sabía que esa fiesta iba a terminal mal, solo que nunca me imaginé que Rogelio nos engañara, ya que él iba a ir a otra fiesta la que se realizó en Pitágoras para tomar un ajuste de cuentas, cosa que fue solo una distracción ya que él se enteró que iba a estar Fernando. Por eso llegamos a tiempo, pero todo fue en vano, aunque ya me imaginaba que alguien le había dicho de nuestra llegada y por eso decidió fingir que realmente iba a asistir y después iba a ir a la de Michelle. Pero… como vez no fue así al 100% cierto.
     Bueno, hay algo que no entiendo bien en esta historia. — me quede reflexionado por un momento tratando de pensar si deje algo al aire de lo que Sebastián y Ale me habían comentado, pero todo concordaba, menos algo, así que decidí formular mi pregunta para así tener una respuesta. — ¿Por qué Rogelio insistió en realizar la fiesta y porque engaño a Fernando, haciéndole creer que primero iba a ir a la fiesta de los del valle si ahora el pertenece a los de Alicante?
Sebastián se quedó viéndome fijamente, como dándome a entender que tenía la respuesta hacia mi determinada pregunta.
     Bueno eso es simple por así decirlo. — Sebastián, se rasco un poco la cabeza y prosiguió. — Rogelio iba a violar a Michelle.    
                      

No te pierdas el siguiente capítulo de Acceso Denegado, ahora con su nuevo horario, todos los viernes.


En el próximo capítulo de Acceso Denegado:


Señora encontramos esto en su botequín que está en el baño.
Porque hay sangre en mi cama… que es esto.
Tenemos que hackear el ordenador de Jair…
¡Ese maldito como se atreve!

No hay comentarios.

Publicar un comentario