Acceso Denegado Capitulo: XXI


Acceso Denegado

Capitulo: XXI



¡Ese maldito, como se atreve! Todo lo que había pensado y deseado, ahora se derrumbaba bajo mis hombros. Incluso la oportunidad de ingresar a una universidad se estaba desvaneciendo. Sebastián y Ale se quedaron por momento en silencio, posiblemente pensaban en cómo me sentía o tratando de asimilar esta situación que me había metido sin darme cuenta, si no hubiera ido a esa fiesta que hubiera pasado realmente. Todo era confuso e incierto para mí.

     Tenemos que buscar a un objetivo, para que al menos no te expulsen. Aunque lo que ocurrió fue a fuera de la escuela esa familia tiene la influencia de hacer que eso ocurra. — decía Sebastián mientras miraba el reloj de mi cama.

     Es verdad, por ahora solo debemos descansar y ya mañana tendremos que pensar en algo para lidiar esta situación. — decía mientras pensaba en Michelle.



<><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><>



     Bien es ahora o nunca. — camine un poco viendo el lugar donde había ocurrido los hechos y desafortunadamente a los que detuvimos no tenían nada que ver con la pelea o simplemente eran testigos, los cuales algunos reconocieron que la gran mayoría de los que iniciaron el altercado eran algunos de los amigos del hijo del secretario del presidente municipal y otros aseguraron que los demás debieron de haber sido de otras escuelas cercanas al lugar ya que nadie pudo identificarlo.

     Y bien ya tienen una respuesta o algún detenido. — pregunto directamente mientras buscaba alguna respuesta la señora de la casa.

     Pues, me informaron que hace rato detuvieron al dj de la fiesta ya que lo encontraron en estado de ebriedad y al parecer había consumido otro tipo de droga.

      ¡Solo a uno! ¿Acaso son unos incompetentes? ¡por eso el país está como esta, porque la autoridad no hace nada.

     Tranquilícese señora, muchos de ellos han de estar ya en su casa ya está a unas cuantas horas para amanecer y ya no podemos hacer nada hasta el día lunes.

     Ustedes son unos inútiles, perdóneme, pero es lo que pienso de ustedes.

     Señora…

     Ya nada de señora mi hija necesita descansar, al igual que yo, si ya terminaron los peritos en realizar las investigaciones correspondientes, ya se pueden retirar de mi domicilio. — decía la señora de la casa, mientras interrumpía al oficial Zepeda.

     Escúcheme señora, ya vamos a levantar el acta de los daños y seguiremos dando más información sobre su caso, pero hay algo que me gustaría que me dijera en su botequín.

     ¿Qué es esto? — pregunto la mama de Michelle al ver el frasco que uno de los peritos le mostraba.

     Señora encontramos esto en su botequín que está en el baño y es una sustancia que si es ingerida causa soñolencia y en ocasiones si se ingiere más dosis de lo indicado puede llevar a una parálisis total o incluso hasta la muerte. — decía el perito mientras la señora escuchaba todo, sin dar crédito que a tal sustancia se encontraba en el baño.

     Pero… no puede ser, ¡¿no puede ser que estaba en mi botiquín?!

     Pues el botequín estaba tirado y alunas cosas salieron de ella y en el suelo la encontramos la verdad estamos investigando si estaba ahí o después.

       ¿Acaso usted está diciendo que uno de esos bandoleros pudo haberla dejado aquí? — preguntaba exaltada mientras observaba al oficial Zepeda.

     Puede ser señora, esa puede ser una posibilidad o la otra es que pertenezca de su familia o que estuviera adentro del botequín.

     Como puede ser cierto eso…— continuaba la mama de Michelle discutiendo con el perito sobre el origen de aquella sustancia.

     Por lo que veo ni al oficial Pérez ni al comandante le agradará escuchar esto. — pensaba el oficial Zepeda mientras bostezaba del sueño.      



<><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><>



No sé qué pasara ahora, solo sé que necesito descansar, aunque me preocupa mucho cuando sea lunes, no sé si tendré el valor de mirarlo de frete y señalarlo, no quiero meterlo en problemas, no fue su culpa, pero… eh que es esto… porque hay sangre en mi cama.



<><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><><>

  Hay tanto silencio después de una noche estrepitosa, pobre Alex, no hay de otra tenemos que buscar cómo defenderlo. Tenemos que hackear el ordenador de Jair.



   

        

No te pierdas el siguiente capítulo de Acceso Denegado, ahora con su nuevo horario, todos los viernes.

No hay comentarios.

Publicar un comentario