La Invocación (I)

LA INVOCACIÓN
ANTES
I
Belén y Francisco eran una pareja inseparable. Ellos se conocieron en un grupo de Facebook de su grupo favorito (The Beatles) hace unos años y comenzaron a platicar. Él fue quien la agregó primero y quien le dijo «Hola» por primera vez. Hablaban, primero, de las canciones que le gustaban, después fueron sobre otros artistas y al final sobre las actividades que tenían en común. A los dos les gustaba escuchar música, leer, escribir, pasear y caminar. Así que la primera cita fue encontrarse en un parque que se encontraba a una distancia intermedia de los dos, caminar y escuchar música de The Beatles a través de su celular.
     -¿Sabes? Sé que llevamos unas semanas de conocernos y ésta es la primera vez que nos vemos, pero me gustaría volver a verte y conocerte más. -Dijo Francisco con voz baja, con una timidez que desaparecería con el tiempo.
     -A mí también me gustaría conocerte más. -Respondió Belén y sonrió. Aún no estaba enamorada pero no tardaría en estarlo.
Sólo pasaron otras tres semanas para que Francisco y Belén se reencontraran en aquel parque y él le preguntara si quería ser su novia. Ella, por supuesto, dijo que sí. Todo bajo un fondo musical de su grupo favorito. Su canción como pareja elegida, por el momento en que ella dijo que sí, fue «I Want To Hold Your Hand».
Una semana después de mensajes a través de sus perfiles de Facebook y de sus WhatsApp comenzaron a hacer planes.
     -¿Recuerdas nuestra canción?
     -Sí, ¿cómo la voy a olvidar? -Preguntaba Belén con una sonrisa.
     -Pues, sé que no debería decírtelo ahorita y esperar para después, pero no puedo por la emoción. -Él evaluó el rostro de Belén y la vio expectante, como si fuera algo malo-. No te preocupes, no es nada malo, al contrario, es algo que te gustará mucho.
     -¿Qué es? ¡Dime!
Francisco lo pensó un poco mejor, y supo que no era el momento, pero decidió que se lo diría. Era mejor ahora para que se emocionara y no esperar para que fuera una sorpresa que quizá no le gustara.
     -Aprenderé a tocar nuestra canción en guitarra, y te la cantaré. Todo eso para cuando cumplamos 10 meses. Quería hacerlo para nuestro aniversario, pero no puedo esperar mucho. Así que tengo poco menos de 2 meses para hacerlo. Y créeme, lo lograré. No debe ser tan difícil.
Y no lo fue. Sólo que en el transcurso hubo otras dificultades.


Cada domingo un capítulo nuevo.

No hay comentarios.

Publicar un comentario