Las Cuatro Después De Medianoche (XXXIX)

Stephen King nos ha demostrado ser ya uno de los exponentes del terror literario contemporáneo. Pero, ¿qué es lo que hace que tenga éxito? Nosotros creemos que pueden ser 2 cosas: su sinceridad y su compromiso con la labor. Por parte de la primera podemos decir que las historias que escribe son «creíbles», «verdaderas», desde cierto punto (no por decir que una persona puede ser poseída por los fantasmas de un hotel es porque ocurre), sean ficción o no ficción. Y la segunda es porque no publica sólo por tener un contrato con los editores sino porque de verdad le agrada. Ama escribir.
Tomando de referencia lo «creíble», podemos decir que lo que hace a los cuentos terroríficos es su porcentaje de ocurrir, ya que algunos relatos suceden en la vida real, con elementos que nos suceden a nosotros mismos, dejando al lector ese cosquilleo en la espalda. Otros sólo son imaginados en la mente de cualquier persona asustada, pero que los cree real.

Después de haber comenzado, hace una semana, con el libro Four Past Midnight (que, recordemos, fue dividido en dos libros al ser traducido al español, el primero fue Las dos Después De Medianoche), ahora vemos las siguientes dos historias que forman parte de Las Cuatro Después De Medianoche.

Estas 2 historias que tiene el libro son:

El Policía De La Biblioteca (The Library Policeman): Sam es un hombre de negocios en bienes raíces que, por la falta del acróbata que tenía que decir un discurso en una cena, ahora es él quien lo tendrá que hacer. Asiste a la biblioteca pública por ayuda, pero lo que tendrá de ella no sólo será eso. Nunca pensó que olvidar devolver unos libros le traería tantas consecuencias.

Cómo de un simple hecho cotidiano, como lo es asistir a la biblioteca por un libro que necesitamos, puede salir una historia macabra en donde el resultado es ese miedo de no querer asistir a esos lugares. Quizá adolece de lo que varias obras tienen, una excesiva suerte de detalles, pero es entretenida por ello.


El Perro De La Polaroid (The Sun Dog): Kevin recibe una cámara Polaroid en su cumpleaños 15. Tras usarla varias veces y revelar las fotografías, se da cuenta que la imagen no es la misma a la que tomo foto, sino que aparece un perro, y que tras varias fotos, el perro parece querer salir de la imagen.

Un objeto tan cotidiano, como lo es una cámara fotográfica Polaroid, nos asusta tanto en ésta historia, donde no fotografía lo que se coloca en la mirilla sino que aparece un enorme perro enojado y que parece moverse, dispuesto a atacar mientras se toman más fotografías. Lo que no suele funcionar como normalmente debe hacerlo, a veces es lo qu emás nos aterra, y más si vemos algo que no debería estar ahí, y que pretende salir del objeto.


Dos historias que apelan al miedo psicológico. Que atrapan y repelen al mismo tiempo desde las primeras palabras; y, una vez más, apuntando en lo fantástico que puede hacer de un hecho cotidiano un terror inexplicable.
Conexiones:
• Se menciona a Paul Sheldon, quien es el personaje principal en Misery.
• También se menciona al propio Stephen King.
• Se menciona que The Sun Dog es un prólogo al libro La Tienda.
• La bibliotecaria Ardelia Lortz tiene semejanza con It.

DATOS
Título Original: Four Past Midnight
Autor: Stephen King
Año: 1990
ISBN: 978-607-429-920-5
Páginas: 496

FRASES
• La escritura es un acto de autohipnosis.
• Hay cosas difíciles de explicar, pero no por eso son menos verdaderas.
• El relato de lo irracional es el medio más sano de que dispongo para reflejar el mundo en el que vivo.


Calificación: 8/10

No hay comentarios.

Publicar un comentario