Unmei no kaze [El viento del destino] Episodio 5 – El día de la partida

運命の風
Unmei no kaze
[El viento del destino]

Episodio 5 – El día de la partida.

Paso una semana después de que me entere por medio de una carta que llego de Japón escrita por mi hermana. El cual redactaba sobre el repentino fallecimiento de mi madre el cual se sospecha que fue un asesinato y el deceso de mi abuelo. La carta que me mando mi hermana Misaki decía lo siguiente:

25 de mayo de 2000

Daiki, hermano mío te envió esta misiva con la penosa necesidad de comunicarte una terrible tragedia que ha azotado a nuestra familia. Hace dos meses nuestro abuelo al quien lo queremos tanto empezó a decaer su salud. Frecuentemente nuestra madre y yo íbamos a verlo y cuidarlo al estar unas horas con él. Llegando el anochecer partíamos a nuestra casa dejándolo al cuidado de nuestra criada. Sin embargo, en ocasiones no podía ir con nuestra madre por motivos de la escuela. Así que de vez en cuanto ella iba sola a verlo y cuando tenía tiempo iba junto con ella para cuidar de nuestro abuelo.
Este fin de semana me toco una larga exposición en el colegio, así que debía asistir junto con mis demás compañeras. Por su parte nuestra madre decidió ir a ver a nuestro abuelo. Llegando justo a las 7:05 de la noche a la casa, vi que aún no llegaba nuestra madre. Así que decidí ir a buscarla y en el camino vi una gran muchedumbre junto con una ambulancia y algunas patrullas del distrito de Kioto al acercarme a la multitud mis ojos no podían creer lo que estaba viendo, pues en el piso se encontraba nuestra madre sin vida. Según algunos informes murió de una manera extraña. Era como si alguien le quitara toda la sangre de su cuerpo. Cuando mi abuelo se enteró de esta fatídica noticia me pidió que te lo comunicara.
Unas horas después llegando a la casa para recibir el pésame de nuestros familiares y amigos la criada llamo por teléfono avisándome que nuestro abuelo se había puesto mal, así que decidí regresar de nuevo. Llegando a su habitación lo encontré agonizando, mi mente se quedó nublado. Llame a urgencias para que vinieran a verlo, pero él me detuvo diciendo que no había tiempo, que su hora estaba acercándose y sus últimas palabras fueron:
Dile a Daiki-Kun que tiene que regresar a Kioto lo más pronto posible.
Hermano mío, a ocurrido una enorme desgracia en nuestra familia y como su líder considero que regreses de nuevo con nosotros. Si necesitas dinero para regresar a Japón házmelo saber lo más pronto posible para que te pueda enviar algo para que regreses y estés con nuestra madre y el abuelo que siempre te quisieron mucho.
También cuando regreses llámame primero para que alguien te pueda ir a recogerte en la ciudad ha ocurrido varios asesinatos durante las noches empezando desde las 7:30, así que ten en cuenta eso.

Te quiere tu hermana Misaki Azuma
Pasaron algunos días más, mi espíritu y fuerza estaban destrozados de vez en cuanto Ana me acompañaba hacia mi casa y cenaba junto con ella a lado de Roberto y su madre que siempre recibía bien a Ana.
Mientras la mamá de Roberto nos preparaba la cena Roberto dijo lo siguiente.
   — Y bien Daki. ¿Qué harás desde ahora? — decía Roberto un poco intrigado.
   — Aun no lo sé amigo. Ya habían pasado dos años desde que rompí lazos con mi hermana ya que ella me culpo sobre la muerte de mi viejo. — recuerdo cuando llego el año nuevo Misaki con la ayuda de mi madre me enviaron una foto el cual salían ellas junto a mi abuelo. En el fondo se veían aquellas hermosas flores que se habían marchitado con la nieve y lo que nunca olvidare es el fondo blanco. Desde que llegué a México nunca volví a ver ese paisaje. El clima de este país es muy diferente a la de Japón. Ahí en los días más fríos caía nieve y en los días más soleados había hermosos arboles de Sakura cuyos pétalos caían hermosamente al suelo. Los días eran azules y el panorama colorado por aquellos prados verdes y aquellas hojas de Sakura que bailaban con el viento.
   — Daiki. — decía Ana. — si piensas regresar a tu país, también quiero ir contigo. Me gustaría hablar con tu gente para así entender lo que estás pasando ahora. Tengo algo ahorrado y con la ayuda de mis padres y las buenas calificaciones que he sacado en este semestre creo que no tendría problemas de viajar contigo cuando termine el semestre y comience las vacaciones de verano.
   — Creo que eso será imposible Ana. Lo mejor es que valla solo. Aun no sé cómo se lo tome mi hermana. Le enviare una carta para decirle que iré en dos semanas más.
   — Disculpa Daiki, recuerdo que dijiste que rompiste lazos con tu hermana ¿A caso sucedió algo entre ustedes? — pregunta Roberto.
   — Si, desde que mi padre murió ella me culpo por su muerte diciendo que tuve la culpa de que el cambiara y decayera hasta tal punto de estar enfermo y morir.
   — Eso debió haber sido algo cruel. — dice Ana mientras mira sus manos.

Por fin llega la mamá de Roberto y nos sirve la cena. Mientras comemos me llegan varios recuerdos desde que mi pequeña hermana Akiha murió de una manera extraña, hasta los horribles recuerdos de mi viejo enseñándome el evangelio hasta que decidí abandonar la fe religiosa pasando a mí rebeldía de adolecente hasta que decidí cambiar de rumbo y buscar nuevos horizontes y no quedarme en Kioto. Después el deceso de mi viejo a casi estar a punto de graduarme en relaciones exteriores y ahora antes de que terminen las clases me entero que la mujer que me dio la vida y mi abuelito que era mi mejor amigo, el que me daba consejos han muerto. Me pregunto qué fue lo que mi padre le habrá dicho a mi hermana. Ella no era así. Hubo un cambio repentino cuando tomo el puesto como la líder de la familia Azuma. Quizás por eso el abuelo quería que fuera lo más pronto posible. Quizás fui un poco egoísta al dejar a mi hermana sola en aquella casa donde solíamos jugar junto con Akiha.
   — Sucede algo Daiki. — pregunta Ana algo preocupada. — aun no has tocado tu plato.
   — Este… lo siento. Solo que pensé en todo lo que está pasando.
   — Lo entiendo hijo. — dice la mamá de Roberto. — es difícil asimilar que tus seres queridos ya no estén aquí. La vida es difícil cuando una persona te hace falta, aunque no estuvieran contigo tú los sentías y ahora con esta terrible noticia es normal que estés así. Desde que llegaste a esta casa vi a primera vista a un chico que intentaba escapar de su propio destino. No me quiero imaginar el tipo de educación o como son los muchachos de tu país, pero lo que si se es que eres una persona leal y valiente que ha tomado al toro por los cuernos y ahora estás haciendo tu vida. Incluso estas a un año de graduarte y aquella muchacha se ve que te quiere mucho. Vas por buen camino hijo, pero quizás cuando regreses a tu país encontraras el significado de tu dura batalla.
   — Gracias señora. — las lágrimas me traicionan y comienzan a salir. Me pregunto cuanto tiempo tengo que pasar por este sufrimiento. Ahora que veía todo más claro el panorama se vuelve a nublar para mí. Pero… empiezo a sentir que alguien me abraza. Cuando miro se trata de Ana. Es cierto a pesar que vea un camino oscuro y lleno de sombras del pasado aún tengo esperanzas. Ana se ha convertido en la luz que me ha guiado. Aún recuerdo aquella vez que me perdí en el campus cuando entré a la facultad, ella estaba ahí sentada en un escalón y por más que quise disimular ella se dio cuenta que estaba perdido.

   — Hola, ¿Estás perdido? ¿hablas el español? — cuando vi aquella chica de cabello lacio me sentí bien el miedo que había sentido había desaparecido.
   — Si hablo bien el español. Solo que no encuentro mi salón.
   — me puedes enserar tu carnet. — al verlo se sorprendió a primera vista. — ya veo, es raro que alguien se inscriba a esta carreara y más si es extranjero. Normalmente cada país tiene una carreara similar.
Fue así como conocí a Ana. Ella me guio en todo el trayecto y cuando llegamos ella igual entro al salón.
   — Espera acaso tu… — decía sin poder creerlo.
   — Si vamos a iniciar el primer semestre como compañeros de salón. — decía Ana mientras me sonreía.

   — Gracias Ana. Más bien gracias a todos. Puedo decir que en este país encontré a gente muy buena que siempre me cobijo con ambas manos. Se los agradezco de todo corazón.

Pasaron las semanas que restaban para salir de la facultad. Oficialmente comenzaban las vacaciones de verano y junto un poco de dinero y sin avisarle nada a Misaki días después me llego otra carta y en ella había un sobre con algo de dinero en yenes. Después intercambié esos yenes a la moneda nacional sin antes darle un yen a Roberto el cual se lo di como un recuerdo él se puso feliz y con el pasaporte renovado decidí emprender mi viaje hacia el aeropuerto de la ciudad de México.
   — Hijo cuídate y te estaremos esperando cuando regreses. — decía la mamá de Roberto.
   — Amigo gracias por el yen que me regalaste y si vez una figura que sabes que me guste, no dudes en traérmela junto con algunos dulces de Akihabara si es que visitas la ciudad. Y no te preocupes por el dinero te lo pago, aunque eso signifique que sean tres meses de mi mesada. — decía Roberto riendo.
   — Gracias por todo. Cuando termine de velar a mi madre y a mi abuelo regresare con un presente para ustedes. — después escuche que alguien venia corriendo al ver se trataba de Ana.
   — Daiki. Es en serio no me llevaras contigo. — decía Ana un poco molesta.
   — Lo siento Ana, pero, creo que no puedo aceptar que me acompañes. Es algo personal que debo cumplir y eso significa ir solo. Llegue solo y debo irme solo. Aun así, cuando regrese te prometo que iremos a un lugar al que tú quieras ir.
   — Daiki eres un tonto. Yo te amo. Por favor regresa lo más pronto posible. — Ana con los ojos sollozando y al mismo tiempo abrazándome. Al final me despido de ella y es así como tomo un taxi y parto del lugar donde me dieron cobijo y afecto. Al llegar al aeropuerto pienso en Roberto y es su mamá al igual que en mis compañeros de clases y en Ana. Sin más demora abordo el avión con destino a Tokio.


Que le deparara a Daiki cuando llegue a Tokio. Esta historia apenas comienza.
Unmei no Kaze martes a jueves a partir del 12 de junio.
== Opening #1==

[El viento del destino]

♫♫♫

Mis lágrimas tiemblan del dolor, que alguna vez sentí,
la luz se convirtió en oscuridad.
Aquel cielo azul desapareció...
Por el sueño del mañana que se desvaneció.

Solo nuestras sonrisas desaparecerán ese recuerdo.
La noche aparece con la luna iluminando la oscuridad.
El ruido de las cigarras es una llamada de poesía nocturna,
que nos invita a permanecer en este iluminado cielo.

El viento del destino cambia mi camino.
La sangre que alguna vez vi derramado
hace que mi corazón lo sienta.
En este apretado rencor que siente mi alma.

Aunque trate de cambiar mi destino.
Aunque trate de evitar aquella maldición.
Se bien que el destino me tiene algo preparado...

Camino hacia ninguna dirección; sin rumbo fijo.
Solo las estrellas me acompañan en esta soledad
En demencia escucho tu voz que me llama.
Miro en ambas direcciones y sé que no estas.

El tiempo borra el instante en tristes recuerdos.
La voz que alguna vez se enmudeciera,
Ahora quiere gritar en este enorme vacío.
Se bien qué camino tomar ahora...

El viento del destino cambia mi camino.
La sangre que alguna vez vi derramado
hace que mi corazón lo sienta.
En este apretado rencor que siente mi alma.

Aunque trate de cambiar mi destino.
Aunque trate de evitar aquella maldición.
Se bien que el destino me tiene algo preparado...

El viento del destino cambia mi camino.
La sangre que alguna vez vi derramado
hace que mi corazón lo sienta.
En este apretado rencor que siente mi alma.

Aunque trate de cambiar mi destino.
Aunque trate de evitar aquella maldición.
Se bien que el destino me tiene algo preparado...

El viento del destino cambia mi camino.
La sangre que alguna vez vi derramado
hace que mi corazón lo sienta.
En este apretado rencor que siente mi alma.

Aunque trate de cambiar mi destino.
Aunque trate de evitar aquella maldición.
Se bien que el destino me tiene algo preparado...

♪♪♪

Letra: Andrés González C.

== Ending #1==

[Amanecer]

♫♫♫

Quiero que la noche no termine y que siempre sea así.
Verte bailar en la espectral luz de la oscuridad.
Con aquel vestido blanco que combina con la de la luna
y poder besarte en el jardín debajo de aquel árbol.

Cuando llegue los primeros rayos del sol nos desvaneceremos
bajo el alba de cada amanecer, estaremos juntos.
Y cuando la noche llegue te podré abrazar una vez más.
Resurgiremos en cada anochecer hasta que amanezca

¡Para después volver a desaparecer cuando llegue el amanecer!

♪♪♪


Letra: Andrés González C.

== Opening #2==

[La espada]

♫♫♫

Recorro esta solitaria noche
pierdo el rumbo de querer seguir
la noche es larga y fría (fría)
la noche oculta algo que no ves

Todas las cosas que alguna vez creí
ahora las veo caer por el peso de la realidad
el destino que alguna vez trate de escapar
a pesar que siempre...

¿Sabes que aun deseo estar a tu lado?
la soledad consume mi alma, la espada que use
para defender nuestro amor

Es una inquietud que guarda mi corazón
lo que tuve que sangrar en sudor
¿porque deseo este dolor?

Combatiendo contra las sombras del pasado
sé que algún día conoceré la victoria
que oculta estas oscuras nubes (nubes)
no me daré por vencido a pesar de que la fuerza sea mayor

Incluso que tenga que perder lo que más quiero
empuñare esta espada contra el destino
la fuerza que me ata a esta terrible agonía
hace que dude en cumplir con mi objetivo

¿Sabes que aun deseo estar a tu lado?
la soledad consume mi alma, la espada que use
para defender nuestro amor

Es una inquietud que guarda mi corazón
lo que tuve que sangrar en sudor
¿Porque deseo este dolor?

Deseo romper las barreras que me han impuesto
la insatisfacción de que hubo algo que no realice
el recuerdo de mis padres, la inocencia de mi infancia
el querer cambiar el mundo por algo mejor

¿Qué es lo que espero? no hay ganancia
nada cambiara a pesar de que lo desee
Nadie intentara comprenderme
el camino no es fácil es necesario pelear para seguir


¿Sabes que aun deseo estar a tu lado?
la soledad consume mi alma, la espada que use
para defender nuestro amor

Es una inquietud que guarda mi corazón
lo que tuve que sangrar en sudor
¿Porque deseo este dolor?

♪♪♪

Letra: Andrés González C.

== Ending #2==

[Luces de neón]

♫♫♫

Ve, camina hacia un nuevo futuro sin pensarlo.
Donde no estén presentes aquellos recuerdos.
El dolor derrama aquello que alguna vez quisiste
y puede cambiar el deseo de tu corazón.

Solo espera, solo espera y ten presente
que nunca estuviste solo en aquella situación.
Siempre estuve cerca de ti, aunque nunca lo notaste.
¡No retrocedas! ve al frente que algo bueno te espera.

Solo espera, solo espera y ten presente
que las luces de neón brillan en esta noche.
El tiempo lo cura todo de eso estoy seguro.

(Luces de neo) x2

¿Qué es lo que más deseas en esta vida?
Lo que uno quiere casi nunca se cumple.
La sangre es lo que recorre en tus mejillas.
¿porque elegiste tal sacrificio por lo que más amas?

¡No solo busques el sufrimiento!

Solo espera, solo espera y ten presente
que nunca estuviste solo en aquella situación.
Siempre estuve cerca de ti, aunque nunca lo notaste.
¡No retrocedas! ve al frente que algo bueno te espera.

Solo espera, solo espera y ten presente
que las luces de neón brillan en esta noche.
El tiempo lo cura todo de eso estoy seguro.

(Luces de neo) x2

Solo espera, solo espera y ten presente
que nunca estuviste solo en aquella situación.
Siempre estuve cerca de ti, aunque nunca lo notaste.
¡No retrocedas! ve al frente que algo bueno te espera.

Solo espera, solo espera y ten presente
que las luces de neón brillan en esta noche.
El tiempo lo cura todo de eso estoy seguro.

♪♪♪

Letra: Andrés González C.

== Créditos ==
Autor: Andrés González C.
Guión: Andrés González C.
Logo y diseño: Luis Enrique Gómez Ramírez
Idea y creación de personajes: Andrés González C.
Agradecimientos a Meta Crónica
Proyecto Unmei no Kaze

No hay comentarios.

Publicar un comentario