Unmei no kaze [El viento del destino] Episodio 13 – La Sagrada Trinidad.


運命の風
Unmei no kaze
[El viento del destino]

Episodio 13 – La Sagrada Trinidad.


[La espada]

♫♫♫

Recorro esta solitaria noche
pierdo el rumbo de querer seguir
la noche es larga y fría (fría)
La noche oculta algo que no ves.

Todas las cosas que alguna vez creí
ahora las veo caer por el peso de la realidad
el destino que alguna vez trate de escapar
a pesar que siempre...

¿Sabes que aun deseo estar a tu lado?
La soledad consume mi alma, la espada que use
para defender nuestro amor.

Es una inquietud que guarda mi corazón
lo que tuve que sangrar en sudor.

¿Sabes que aun deseo estar a tu lado?
La soledad consume mi alma, la espada que use
para defender nuestro amor.

Es una inquietud que guarda mi corazón
lo que tuve soportar.

¿porque deseo este dolor?


♪♪♪


*************************************************
La llave que el abuelo Hajime me había dado comenzó a brillar. Una imagen en mi corazón surgió; la imagen de una Katana perfectamente curveada, el mango azul y en ella unos rombos de color gris y en cada uno de los rombos el símbolo del bien y del mal. El símbolo de la perfecta armonía el Yin y el Yan. Misaki y Hasashi se quedaron estupefactas. En mi interior se dibujó aquella espada estilo japonés.
   — (La cristalización hacia mi victoria) ¡espada de viento! — la espada que flotaba enfrente de mi era la misma que uso en aquella ocasión mi abuelo. Me sentí conectado con mis ancestros. Me sentí conectado con el abuelo y sobre todo con mi padre. Tomé aquella arma mortal y con una fuerte presión de aire la sostuve con algo de problema y la lance a aquella bestia y el respondió al ataque — ¡Maldito!...                        
Mi enemigo fue cortado, más bien pulverizado por la grandiosa presión de aire. Una enorme ráfaga despedazo en varios pedazos a aquella bestia infernal. 
   — ¡Oniisan! — gritaba Misaki.
   — Esa espada, acaso es la espada del elemento de aire (Esto solo quiere decir una cosa; ellos son los Azuma miembros de la sagrada trinidad). — divagaba Hayashi.

Aquella ráfaga que soltó la espada creo pequeñas corrientes de aire que iban hacia el cielo. Tan pronto como vi su poder empecé a sentirme cansado y caí al suelo.
   — ¡Oniisan! — Misaki volvía a gritar y corriendo me levanto. Pero mi mente quedo en blanco y me sumergí en un profundo sueño.

Aún recuerdo aquella imagen aterradora. Ver a mi hermana Akiha tendida en el suelo cubierta por su propia sangre, el abuelo Hajimete sosteniendo la espada para defenderme no solo a mí, sino a mi familia. La tristeza de mi niñez al ver a mi padre perderse por el rencor y el sufrimiento ahogado por el alcohol y la soledad. La imagen de mis dos hermanas, la adolescencia rebelde que tuve hacia mi padre. El recuerdo fresco de dejar todo para vivir en otro país y la desheredación de mi linaje. ¿Qué fue lo que te paso padre? ¿acaso te sentías así? Confundido por descubrir la verdad.
    — ¡Padre! — me levante momentáneamente al recordar a mi viejo. Era de mañana y mi cuerpo estaba con algunas vendas. Rápido me cambié de ropa y salí de mi habitación, recorrí el pasillo para encontrarme con mi hermana. Ahí estaba en la sala tomando té como era de costumbre, solo que no estaba sola. Estaba con Hayashi Sakura.
   — Oniisan, te encuentras bien. — rápido se levantó al verme parado sostenido en la entrada de la habitación.
   — Misaki. Me alegra que estés bien. — ella me empezó abrazar e igual le correspondí. Después desvíe la mirada viendo hacia donde estaba Hayashi, pero a la que no había visto era a Miu.
   — Sucede algo Oniisan — rápido Misaki noto mi preocupación.
   — Miu se… se encuentra bien. — dije algo preocupado por ella.
   — Ella… fue gravemente herida, está en su habitación tratando de recuperarse. Ya un médico de confianza de nuestra familia la vino a ver y con el tratamiento que le dio se recuperará, pero no será una recuperación fácil. — decía Misaki mientras agachaba la cabeza.
   — Si tan solo yo… (si tan solo yo hubiera sacado la llave mágica esto no hubiera pasado, fui un estorbo y Miu termino así de esta manera. Cuando se recupere iré a disculparme y agradecerle por haberme protegido) — enseguida se levantó Hayashi y camino unos pasos hacia donde estábamos.
   — Ella es quien nos ayudó ayer en la noche su nombre es Hayashi Sakura. — decía Misaki.
   — Buenos días Daiki. — decía Hayashi.
   — Buenos días Hayashi. — respondi al saludo.
   — Ya nos habíamos conocido en una situación así, solo que nunca me imaginé que eras igual un cazador de yokai. Más bien que tu familia fuera una de las tres que tienen esa misión que los desterrados de Fukushima nos encomendaron.
   — Es cierto eso Oniisan. — pregunto Misaki.
   — Si fue esa misma noche cuando me preguntaste porque mi ropa estaba rasgada. De hecho, ella me salvo en aquella ocasión. Pero como supiste de nosotros. — pregunte directamente a Hayashi.
   — Fue simple, más bien fue algo del destino. Pasaba por los alrededores y sentí una enorme fuerza negativa. Por un momento pensé que se trataba de mi enemigo, pero cuando fui a investigar miré que se trataba de sus sirvientes y solo me puse a observar, para ser sincera, no tenía la intención de ayudarlos. Hasta que te reconocí y fue cuando tuve que intervenir.
   — Hasta que tuviste que intervenir… — me quede un poco pensativo al escuchar las palabras de Hayashi.
   — Claro. Estaban en aprietos y tenía que ayudarlos. — finalizaba Hayashi.
   — Nunca me imaginé que la familia de los Hayashi viniera en nuestro auxilio. — decía Misaki.
   — La familia de Konoe no es de fiar. — puntualizaba Hayashi.
   — Ahora que lo recuerdo tú también, más bien tu familia son igual caza demonios. Algo así me comentaste el otro día no Misaki.
   — Es verdad, ella pertenece a la familia de los Hayashi y es una de las tres más importantes de Japón. Solo que alguna vez escuche que mi padre me dijo que no era la única heredera al clan sino, que alguien siendo mujer se había convertido desde muy pequeña en la primera heredera de los cazadores de yokai. — decía Misaki
   — Así es, soy hija única de la familia Hayashi. Así que mi padre no perdió tiempo y me educo en las artes oscuras para eliminar a los yokai. — decía Hayashi mientras tomaba de nuevo asiento. Al igual que ella Misaki se dirigió al lugar donde mi padre se sentaba comúnmente. Mientras que yo me senté a su lado jalando el otro sillón junto hacia donde estaba ella.
   — También el abuelo me hablo de ti y me dijo que desafiaste a tu familia ya que rompiste lazos con la sagrada convención de los desterradores de Fukushima.
   — Así es, deje aquel sitio. Solo es un simple lugar, prefiero trabajar por mi propia cuenta. En vez de colaborar con ellos y con las otras familias. Aunque al final termine ayudando a una de ellas.
   — Que significa que terminaste con la relación con los desterrados de Fukushima y que igual no querías alianza con los Azuma y los Konoe. — pregunte un poco confundido.
   — Ese lugar es un nido de ratas y de corrupción. Así como la iglesia católica y cristiana de San Pedro protege a sus sacerdotes pedófilos. Ellos protegen a los que utilizan el sagrado poder que Dios les dio, en vez de usarlo para alejar los males de este planeta; lo utilizan para su propio bien personal. Mi padre nunca estuvo de acuerdo con eso, pero el igual que el suyo ya no vive. Así que menos me importo.
   — Toda organización guarda un secreto oscuro. Y si la santa iglesia posee lo suyo desde sus Papas que prostituían a monjas y se hacían con el poder usando la palabra de cristo, así como aquellos bajo una sotana abusaron de infantes. Nunca me imaginé, pero tampoco pensé que los desterrados de Fukushima cayeran tan bajó. — decía Misaki mientras veía su taza vacía.
   — Aun así, me alegra que ustedes sean diferentes. Con que esta es la reputación de los Azuma. Mi familia de algunos siglos conoció a la suya. Así que también me quiero disculpar con ustedes. Pensé que eran como los Konoe. — decía Hayashi mientras hacia una reverencia hacia nosotros.
   — ¿Cómo los Konoe? — pregunte.
   — Supe que Konoe Hisao fue tu maestro ya que tu padre no estaba en las mejores condiciones para educarte. Es cierto eso ¿Misaki? — decía Hayashi.
   — Si, él fue el quien me educo más tiempo que mi padre por lo mismo. Mi padre ya no se encontraba bien de salud y le pidió a Konoe Hisao que me adiestrara. — decía Misaki.
   — Ya veo. No te confíes mucho de él. El posee un poder demoniaco. — decía Hayashi.
   — Dices que el viejo Konoe Hisao es una mala persona. — me era difícil creer tales palabras que Hayashi nos estaba contando. — por lo que se él es un viejo amigo de nuestro abuelo. Incluso el abuelo me contaba mucho sobre él y también me decía que era una familia hermana para nosotros. Recuerdo bien cuando su nieta venía a jugar con nosotros cuando éramos niños. —decía con cierta nostalgia.
   — Sus padres que eran arqueólogos murieron en Grecia ya hace algunos años y el anciano Konoe se quedó con la custodia de Mami. Aunque nunca llegue a notar un poder sobre natural sobre ella. Por eso hasta llegue a pensar que ella no tenía cualidades para la magia o algo que destacara de ella. De las veces que fui a entrenar en la casa Konoe ella casi no estaba. Llegué a pensar que ella no tenía ese compromiso como yo, pero también supuse que Konoe le daba más prioridad a mi entrenamiento que a la de su nieta. Nunca se lo dije a mi padre, solo se lo mencione alguna vez al abuelo, pero al igual que yo se intrigo mucho cuando lo supo. Aunque nunca supe si Konoe Hisao y mi abuelo hablaron al respecto. decia Misaki
     Eso es extraño — comente mientras divagaba en mis pensamientos. —  tampoco note algo en ella. Ella era como cuando éramos niños. Contenta y muy alegre, incluso platique mucho ese día.
   — Aun así, no se confíen con él o con su nieta. Más vale que estén alejados de ellos. De todas maneras, ya les ayudé. Así que confíen en mí. —  decía Hayashi mientras se levantaba.

Por un momento me sentí algo angustiado. Necesitaba aclara algunas cosas. Necesitaba ir hacia la casa de los Konoe. Y conocer más sobre las tres familias. Y en lo que me he involucrado.                          

*************************************************
[Luces de neón]

♫♫♫

Ve, camina hacia un nuevo futuro sin pensarlo.
Donde no estén presentes aquellos recuerdos.
El dolor derrama aquello que alguna vez quisiste
y puede cambiar el deseo de tu corazón.

Solo espera, solo espera y ten presente
que nunca estuviste solo en aquella situación.
Siempre estuve cerca de ti, aunque nunca lo notaste.
¡No retrocedas! ve al frente que algo bueno te espera.

Solo espera, solo espera y ten presente
que las luces de neón brillan en esta noche.
El tiempo lo cura todo de eso estoy seguro.


♪♪♪

***
El grito de ser devorado por el depredador que satisface su hambre con la energía vital de sus víctimas. No te pierdas el próximo capítulo de Unmei no Kaze el viento del destino (El devorador de almas)

Unmei no Kaze [El viento del destino] todos los martes a jueves por Meta Crónica.

No hay comentarios.

Publicar un comentario