Unmei no kaze [El viento del destino] Episodio 17 – La alianza.


運命の風
Unmei no kaze
[El viento del destino]

Episodio 17 – La alianza.


[La espada]

♫♫♫

Recorro esta solitaria noche
pierdo el rumbo de querer seguir
la noche es larga y fría (fría)
La noche oculta algo que no ves.

Todas las cosas que alguna vez creí
ahora las veo caer por el peso de la realidad
el destino que alguna vez trate de escapar
a pesar que siempre...

¿Sabes que aun deseo estar a tu lado?
La soledad consume mi alma, la espada que use
para defender nuestro amor.

Es una inquietud que guarda mi corazón
lo que tuve que sangrar en sudor.

¿Sabes que aun deseo estar a tu lado?
La soledad consume mi alma, la espada que use
para defender nuestro amor.

Es una inquietud que guarda mi corazón
lo que tuve que soportar.

¿porque deseo este dolor?


♪♪♪


*************************************************
La lluvia cae empapando mi rostro en una noche fría, la sangre desaparece mientras deja ver un cuerpo herido. Ahí estaba Sakura llorando desconsoladamente. Me sentía mal por no ser de gran ayuda, creo que todo esto fue mi culpa, no pensaba más que en lo que Sakura me había dicho (no salgas durante la noche) maldición. Si no hubiera sido necio, sino hubiera ido a ver a Mami quizás esto se hubiera evitado. Si no me hubiera ido de Japón, si me hubiera quedado quizás papá me hubiera avisado de que existía una persona así. Probablemente lo sabía incluso Misaki y yo…
   — Daiki… — era la voz de Sakura que me llamaba.
   — Sakura… yo lo…siento. — mi voz debilitada pedía a gritos el perdón de Sakura.
   — Gracias por quedarte, fuiste de gran ayuda. Nunca me imaginé que aguantaríamos demasiado. — decía Sakura mientras reía forzadamente.
   — Que dices, fui un estorbo. No reacciones desde un principio.
   — Daiki sabes me agradas. — decía Sakura mientras se ponía bocarriba.
   — Tu también me agradas Sakura. — decía mientras me le acercaba a ella.
   — ¿Tienes novia? — preguntaba Sakura.
   — Si, se llama Ana. — le respondía.
   — A…na ya veo, no es de este país. — se decía a sí misma.
   — No, ella es de México. — le comentaba.
   — ¿Y porque regresaste a Japón? — preguntaba Sakura.
   — Tenía que ver a mi hermana y conocer sobre la muerte de mi madre. Ella murió por culpa de ese demonio.
   — Es verdad. — decía Sakura cerrando los ojos. — recuerdo que me habías preguntado si los yokai podían robar la energía vital de las personas. No me imagine que tu madre fue víctima de Minagawa.
    — Sakura, cuando nos recuperemos de invito a comer Curry. Te gusta el Curry.
    — Yo… — nuevamente las lágrimas de Sakura empezaron a brotar de sus ojos. — lo siento me temo que no podre aceptar tu invitación.
    — Porque no puedes. — le decía a Sakura.
    — … — Sakura no decía nada.
    — Sakura, porque no me respondes — mire aquella mujer quien era solo una oyente más. Elle me miro con esa mirada extraña, sus ojos eran de color rubí. Ella después aparto su mirada y nos dejó sin decir nada. — Sakura…
Mire hacia donde estaba Sakura su mirada estaba vacía, viendo al cielo, siendo abrazada por aquella noche lluviosa.
   — ¡Sakuraaaaa! — entre lágrimas me levante como pude y cayéndome en varias ocasiones llegue hacia donde estaba ella. Efectivamente pude comprobar que Sakura estaba muerta. La abrace y en repetidas ocasiones me disculpe ante ella, mire su rostro aun sentía que me miraba, aquella mirada que aun tenia lágrimas en sus ojos. Tenía un dolor en el pecho, era arrepentimiento, tristeza, odio no sabía cómo me sentía. Me quede vacío. Algo muy importante en mi vida se había ido a pesar que la había conocido poco. Sakura jamás te olvidare. Posteriormente cerre sus ojos y quitándome la playera se lo puse al igual que subí su falda, sentí algo de alivio ya que no murió pensando que fue profanada por ese maldito.
Rápido fui hacia donde estaba aquella mujer.
   — Oye porque no hiciste nada para detenerlo, cuanto tiempo estuviste ahí. En qué momento pensaste en… — rápido voltio hacia a mí.
   — Silencio. — decía ella. Mire en los escombros y no lo podía creer. Hiroshi Minagawa se había recuperado. Rápido volteé a ver dónde se había caído su pene y el cual ya no estaba.
   — ¡Maldito! ¡no te lo perdonare! ¡Juro vengar la muerte de Sakura!
   — Jejejeje ya veo se trata de Ardelean Mihaela uno de los siete vampiros ancestrales la que se dice que es hija de Morgan la princesa de los vampiros. — decía Minagawa.
   — Es Mihaela Ardelean, no uses tu cultura bajo mi presencia. — decía aquella misteriosa mujer.
   — Digo vampira, eso significa que también es un yokai. — la que evito que abusaran de Sakura es una yokai del tipo vampiro.
   — jejejeje… (si la devoro tendré un poder aún más grande) que sucede Mihaela, prefieres que te llame así.
   — Tu presencia me da asco, creo que ya llego la hora de terminar con una basura, al fin y al cabo, eres solo un humano que usa la vida de los demás para vivir. Eso es estúpido, no hay algo que odie más que alguien que se aferra a la vida.
   — Jejejeje. Di lo que quieras la que morirá serás tú. — rápido varias de los pedazos de la pared se levantaron y de dirigieron hacia ella.
   — ¡Cuidado! — trate de prevenirla, pero un enorme poder emano dentro de ella, una aura roja y espectral rodeo a Mihaela. Nunca había sentido una fuerza así de grande. No se comparaba con la de los yokai lobos.

Rápido las piedras golpearon su cuerpo o eso parecía, su aura había bloqueado todas, como si se tratase de un escudo protector. Ella velozmente se dirigió hacia él, pero es lo había esquivado como sucedió con Sakura, aquel cuerpo se convirtió en polvo y desde otro punto de la calle se materializo; sin embargo, la velocidad de Mihaela era mucho superior y enseguida golpeo cierta parte del cuerpo de Minagawa el cual se quejó del dolor que sintió y en acto volvió a desaparecer su cuerpo. Minagawa se sentía traicionado por su velocidad no podía creer que la fuerza de la vampira fuese mucho mayor que la de él, así que lucho con todo lo que tenía a la fuerza. Despedazo por completo la calle y la arrogo hacia ella, ella en gran velocidad esquivo y persuadió varias en un abrir y cerrar de ojos, los focos de los postes de luz se despedazaron y fuertes descargas cayeron sobre ella, los pequeños y grandes charcos fueron usados para convertirse en una gran bola de agua y lodo y fueron arrogados hacia ella un trueno que se oyó a lo lejos se dirigió hacia Mihaela, así también era el poder de Minagawa, pero todo resulto en mano, ella parecía no haber sufrido ni un solo rasguño, el poder que ella emanaba era inmenso y rápido se dirigió hacia Minagawa y le despedazo el brazo derecho. Él iba a responder contra el ataque, pero ella eludió su golpe mortífero de Minagawa y tras ella una sombra apareció.
   — Pero qué diablos. —  decía Minagawa incrédulo por lo que estaba viendo.
   — ¡Lotería! — decía esa chica que había salido de las sombras de Mihaela.
   — Tu… maldita. — cuando Minagawa se iba a desmaterializar ella lanzo una frase que no pude escuchar.
   — Pero… ¡Que demonios! Porque no me puedo desmaterializar. — decía Minagawa.
   — ¡Rápido! Mihaela — acto seguido Michaela se puso atrás de Minagawa y con un solo golpe le quito los pergaminos atravesando su puño en la espalda de Minagawa y en el otro extremo los papiros de Murakami estaban ensangrentados y con una sonrisa saco los papiros de su exterior desde su pecho hacia su espalda.
   — ¡Malditas! ¡Malditas! ¡Malditas! ¡Malditas! — decía Minagawa. — porque… no lo entiendo mis elementos no pudieron contra ustedes.
   — Estúpido. — decía Mihaela. — no conoces la antimateria, como su nombre lo indica es lo contrario de la materia.
   — Eso significa… — decía Minagawa.
   — Que los elementos son materia, y estos son devorados por la antimateria. — decía la chica misteriosa. Que llevaba un traje oscuro, una especie de vestido totalmente oscuro, unas botas negras y altas que llegaban hasta las rodillas y una especia de capa oscura, pero con bordes blancos y una larga, extremadamente larga cabellera y una piel blanca y limpia, era sumamente hermosa con labios delgados y un cuerpo perfecto muy bien esculpido, como la de una modelo.
   — ¡Maldita bruja! — decía Minagawa. — como te atrevez yo Hiroshi Minagawa. Esto no puede estar pasando.
   — Quien diría que ibas a morir en el año 2000. ¡Ahora conviértete en polvo! Ah y otra cosa no soy bruja soy una Magus. ¡La reencarnación de los espíritus ancestrales y el gran arco del cielo!

Una inmensa distorsión del espacio y tiempo se abrió y devoro a Minagawa el cual me miraba con odio y a la vez su carne se pudría y en restos esqueléticos quedo y desapareció del espacio y tiempo.
La lluvia empezaba a cesar y poco a poco solo se sentía las pequeñas jotas de lluvia. Empapado al igual que ellas, las dos empezaron hablar sobre qué hacer con los papiros.  
     Creo que debemos conservarlos. — decía la chica misteriosa.
   — Creo que serán de ayuda. — afirmaba Mihaela.
Ahí estaba Sakura tirada en el suelo, ahora no estaba manchada de sangre sino de lodo por todo su cuerpo. Me levanté y me dirigí hacia ella. La mire y la abrase y una vez más me disculpe ante ella. Me sentía débil al final no pude vengarla, necesite que alguien más lo hiera por mí. La chica misteriosa se acercó hacia a mí y digo.
   — Creo que ella está bien. — mientras la limpiaba y con su capa dejando ver su afeminada figura cubrió el cuerpo de Sakura.
   — Emily. — decía Mihaela. — vamos casi son las 2 de la mañana. Tenemos que hablar sobre como derrotarlo.
Aquella chica se levantó y se fue junto con Mihaela, su nombre era Emily eso me daba entender que también era extranjera.

Sakura, gracias por todo. Jamás te olvidare.                                                            

*************************************************
[Luces de neón]

♫♫♫

Ve, camina hacia un nuevo futuro sin pensarlo.
Donde no estén presentes aquellos recuerdos.
El dolor derrama aquello que alguna vez quisiste
y puede cambiar el deseo de tu corazón.

Solo espera, solo espera y ten presente
que nunca estuviste solo en aquella situación.
Siempre estuve cerca de ti, aunque nunca lo notaste.
¡No retrocedas! ve al frente que algo bueno te espera.

Solo espera, solo espera y ten presente
que las luces de neón brillan en esta noche.
El tiempo lo cura todo de eso estoy seguro.


♪♪♪

***
El viento sopla llevándose consigo los efímeros recuerdos, el silencio en las noches se convierte en rutina. La sombra que caza a la bestia de noche. En el próximo capítulo de Unmei no Kaze el viento del destino (La cazadora de vampiros)

Unmei no Kaze [El viento del destino] todos los martes a jueves por Meta Crónica.


No hay comentarios.

Publicar un comentario