Unmei no kaze [El viento del destino] Episodio 18 – La Cazadora de Vampiros.


運命の風
Unmei no kaze
[El viento del destino]

Episodio 18 – La Cazadora de Vampiros.


[La espada]

♫♫♫

Recorro esta solitaria noche
pierdo el rumbo de querer seguir
la noche es larga y fría (fría)
La noche oculta algo que no ves.

Todas las cosas que alguna vez creí
ahora las veo caer por el peso de la realidad
el destino que alguna vez trate de escapar
a pesar que siempre...

¿Sabes que aun deseo estar a tu lado?
La soledad consume mi alma, la espada que use
para defender nuestro amor.

Es una inquietud que guarda mi corazón
lo que tuve que sangrar en sudor.

¿Sabes que aun deseo estar a tu lado?
La soledad consume mi alma, la espada que use
para defender nuestro amor.

Es una inquietud que guarda mi corazón
lo que tuve que soportar.

¿porque deseo este dolor?


♪♪♪


*************************************************
No estaba muy seguro que hora era, la noche estaba desolada y fría; con un poco de trabajo cargué a Sakura en mis brazos por un momento creí que solo estaba dormida descansando de una dura batalla, aquella imaginación solo se quedó en eso. En algo que creí que nunca fuese a suceder sucedió, Sakura me repetía una y otra vez en mi mente. Después escuche un grito que venía en una de las calles era Misaki quien corría rápidamente hacia donde me encontraba.
   — Daiki, hermano que alivio que te encuentro. Me tenías muy preocupada. — decía mientras recuperaba el aliento. — en donde te metiste Oniisan.
   — Yo… — me quede un momento pensando en cómo explicarle esta difícil situación.
   — Oniisan… Sakura… — decía mientras veía a Sakura inerte con varias heridas en el cuerpo cubierta por aquella capa que me dio Emily.
Por momentos intente decir algo, pero un nudo en la garganta me lo impidió.
   — Sakura… ella me salvo la vida. — caí en llanto, como si fuera un niño el cual se le ha rebatado un juguete.
   — Oniisan… yo. — Misaki se quedó igual callada, quizás intentando en digerir la situación y haciéndose una idea al verme bien, ya que igual mi roba y algunas heridas estaban presentes en mi humanidad. Claro menos importantes que las que Sakura tenía, que frustración pensé, quizás yo… quizás yo debí haber muerto como aquella señora que encontré tirada en el suelo o como lo que le ocurrió a mi madre. Reflexionando mejor las cosas no pude hacer ni lo uno ni lo otro, defender a Sakura y vengarla y vengar la muerte de mi madre la cual siempre me quiso a pesar de tomas mis decisiones. Probablemente puedo comprender mejor las cosas sobre mi padre, quizás el paso por lo mismo, él era joven y vigoroso; poseía una buena salud y sabía que tenía que haber protegido a sus tres hijos, Misaki, Akiha y yo. Por alguna razón quizás no pudo vengar la muerte de mi pequeña hermana Akiha, quizás fue mi abuelo el quien intervino. Quizás por eso mi padre se volvió estricto ya que él no quería que pasáramos por lo mismo, él quería que fuéramos fuertes en el combate, quizás el no quiso que tuviéramos un destino igual que él, pero la sangre Azuma corre por nuestras venas y nuestro destino sigue su rumbo, no hay viento que cambie mi destino, que le dé un rumbo diferente. Fui un tonto por no comprender los sentimientos de mi padre.
   — Sakura se comportó a la altura ella estuvo ahí cuando más necesite ayuda y por mi culpa ella perdió la vida. — le explique a Misaki e inmediatamente respondió.
   — No es tu culpa Daiki, no te culpes. — lo decía mientras me abrazaba el hombro.

De camino a casa le explique lo que había ocurrido, el lio en el que me había envuelto y la aparición de la leyenda de 666 el quien controlaba los elementos el niño Hiroshi Minagawa y su poder diabólico, al mencionar su apodo note que Misaki sabía algo sobre esa monstruosidad. Se quedó pensando, por un momento me imagine que tanto sabia Misaki sobre 666, quizás la información que ella poseía no se comparaba con la realidad. A lo mejor ella ya sabía quién había sido el asesino de mamá y las dos visitas que tuvo con Konoe el cual era su maestro se debió a que ella fue en busca de consejo, y al saber que 666 era muy poderoso, ella se dio cuenta que era imposible enfrentarse a él. También le conté sobre la aparición de Sakura quien intervino para rescatarme y la trampa que nos tendió Konoe Hisao; por un momento ella se molestó al escuchar que Konoe nos había entretenido para que Minagawa se pudiera recuperar y después buscarnos. Le hable sobre la dura batalla que libro Sakura ella sola y la ridiculez al no poder hacer nada útil para ayudarla. La aparición repentina y sobre todo la ayuda, aunque tarde de Mihaela Anderlean y sobre Emily.
   — Oniisan dijiste Emily. — dijo Misaki viéndome.
   — Si ella estaba acompañada por Mihaela Anderlean. — decía.
   — No lo entiendo que hace Emily Nerlinger y Mihaela Anderlean juntas. — divagaba Misaki.
   — Ambas eran muy hermosas una de ellas era un yokai vampiro, creo que tenía como unos 24 o 26 años y la otra era más joven como la de tu edad. Las conoces. — decía.
   — Solo he escuchado algunos rumores. — decía Misaki. — Mihaela Anderlean es conocida como una vampira una vampira verdadera, ella nació en Rumania alrededor de 1800. Y lo más extraño es que esta con su enemiga natural.
   — ¿Enemiga natural? — pregunte.
   — Si, Emily Nerlinger es igual nacida en Rumania, pero ella es una persona común, como nosotros, así que no es un yokai, ella es una cazadora de vampiros, además tiene el don de la magia verdadera.
   — ¿Magia verdadera? — pregunte una vez más intrigado por lo que Misaki sabía.
   — Así es Oniisan, la magia verdadera es aquella habilidad el cual solo existe gracias a los tres dioses de la magia, los cuales fueron sellados en grandes estatuas hacia otra dimensión. El mundo en el que vivimos es un plano de miles de miles de planos que aún existen es decir un multiverso y en uno de esos multiversos fueron sellados estos tres dioses, el día que los dioses mueran la magia se acabara, por eso Emily Nerlinger se le hizo fácil acabar con el 666 ya que la magia supera los elementos incluso de la misma magia se puede crear estos elementos. — decía Misaki antes de entrar a la casa.
   — Ya veo los dioses que hablo Minagawa son invulnerables a la magia común como el poder de las katanas de aire, la espada de fuego de Sakura y las otras dos armas de tierra y agua. Pero son débiles a la magia verdadera ya que son principios divinos por los dioses de la magia. — deduje. Una vez adentro de la casa dejamos a Sakura en el sillón mientras continuábamos hablando.
   — Si, solo la magia verdadera es el mayor peligro para los dioses ya que desafían todo poder, la magia se puede manifestar en todos los elementos al igual que en la antimateria, el tiempo, el espacio incluso abrir diferentes dimensiones y alterar épocas. El abuelo Hajimete me conto que hace miles de años una de las hijas de Caos fue selladas bajo un libro, ya que por ser diosa poseía el poder de crear magia verdadera, casi superable como los tres dioses de la magia, desconozco si se trató de Cosmos, la Gran Voluntad u otro dios quien la encerró a ella y a sus dos sirvientes los cuales también poseían un poder mágico divino y eran igual de fuertes que su ama, además de ser diosas. — decía Misaki viendo a Sakura.
En épocas pasadas o en otra dimisión se desataron antiguas guerras provocadas por los dioses supremos quienes habían creado a los dioses primigenios y estos a los titanes y los olímpicos, además de otras deidades menores y semi dioses, también recuerdo cuando una vez en la biblioteca de los Konoe junto con Mami vimos un viejo texto que relataba la historia de un guerrero que viajo a diferentes tiempos para detener a una diosa, ahora con esta historia puedo deducir que esa batalla ocurrió hace varios milenios y culmino en un futuro lejano a la de nuestra época.
   — Que haremos con el cuerpo de Sakura, hasta donde se ella era la última integrante de los Hayashi.
   — No nos queda de otra iré a ver como esta Miu. Después antes de las cinco de la mañana tendremos que ir a la sede de los Fukushima a entregar su cuerpo y su llave mágica. — decía Misaki.
   — Su llave mágica, es verdad ella no la tiene, su espada se quedó en donde ocurrió la batalla. — no podía creer que había dejado su espada en ese lugar.
   — No tenemos de otra debemos dejar entonces a Sakura aquí e ir por su llave, una vez que muere su propietario, la espada elemental se vuelve en una llave. — decía Misaki.
   — Entonces en marcha. — Misaki fue a ver como se encontraba Miu y yo me cambie de ropa seca y limpia. Antes de salir vi que Misaki tenía en su mano su llave mágica. Lo único que pensé era que no la utilizara.

Corrimos los dos hacia la calle donde ocurrió la mortífera batalla a las cuatro de la madrugada las calles empapadas por la lluvia daban un aspecto lúgubre y sombrío. Se respiraba un ambiente distinto, aun sentía el dolor de los golpes que recibí. Antes de llegar al lugar escuchamos algunos ruidos, Misaki camino sigilosamente en la calle y se asomó en la esquina la calle estaba totalmente oscura solo se podía apreciar a alguien ya que la luz de la calle de al lado aun iluminaba, aquella persona estaba como viendo algo en el suelo y al final camino un poco y parecía que tomaba algo del suelo. Me pregunte quien podía ser, una persona de las casas de alado que fue a ver el desastre que quedo. Sinceramente no me imagine si alguien se asomó a ver lo que pasaba, tampoco era de extrañar que alguien no despertara por todo el alboroto que se realizó por ese duro enfrentamiento. Rápidamente vimos como esa persona parecía que regresaba a una de las casas, el rostro de Misaki demostraba todo, había encontrado la llave mágica de Sakura. Maldición, que pasaría si alguien le cuenta a otra persona todo lo que vio, y aun más que pasaría si ese alguien logra activar la llave mágica, Misaki saco su llave, por un momento dude, pero parecía que Misaki tenía algo planeado, ¿acaso estaba dispuesta atacar a esa persona? Antes de que Misaki hiciera un movimiento vimos como algo golpeaba a esa persona y caía al suelo, luego hizo un ruido y con la poca iluminación de la calle pude apreciar como algo caía directo a la cabeza de esa persona impidiendo que articulara bien sus palabras. Después vi como algo o alguien aparecía en un abrir y cerrar de ojos y así como apareció, desapareció al momento. Misaki no lo podía creer al igual que yo, Misaki miro hacia donde estaba yo y se quedó sorprendida, rápido reacciones y mire hacia atrás de mí.
   — Ya veo, eres tu chico. — era Emily Nerlinger la cazadora de vampiros la cual estaba atrás de mi con una sonrisa maléfica.
   
            
*************************************************
[Luces de neón]

♫♫♫

Ve, camina hacia un nuevo futuro sin pensarlo.
Donde no estén presentes aquellos recuerdos.
El dolor derrama aquello que alguna vez quisiste
y puede cambiar el deseo de tu corazón.

Solo espera, solo espera y ten presente
que nunca estuviste solo en aquella situación.
Siempre estuve cerca de ti, aunque nunca lo notaste.
¡No retrocedas! ve al frente que algo bueno te espera.

Solo espera, solo espera y ten presente
que las luces de neón brillan en esta noche.
El tiempo lo cura todo de eso estoy seguro.


♪♪♪

***
Solitaria entre las sombras, como un elegante animal nocturno. En el próximo capítulo de Unmei no Kaze el viento del destino (La dama de negro)

Unmei no Kaze [El viento del destino] todos los martes a jueves por Meta Crónica.

No hay comentarios.

Publicar un comentario