Zoé - Aztlán

Desde que apareció Zoé en la escena musical mexicana ha cosechado miles de fanáticos que disfrutan su música. Una mezcla de electrónica con más synth pop y leves guiños al rock que hacían una mezcla novedosa, haciendo competencia a las bandas más populares como Moenia y después Belanova (del género o cercanos).
Desde que se formó en 1995 comenzó a dar de qué hablar con sus toquines en el D.F. y lugares cercanos. No fue sino hasta 1997 que su alineación se haría oficial y hasta el 2001 en que publicarían su primer disco con título homónimo: Zoé. De éste se rescatarían pocas canciones, pero para los escuchas que los seguían desde antes se convertiría en un disco de culto por las letras de «Deja Te Conecto» y «Asteroide», canciones que destacan por una buena pieza musical y por el disfrute de hacerlas y no de verlo como algo más.
A pesar de ser un disco medianamente bueno, no fue sino hasta Rocanlover (2003; sin duda, su mejor disco hasta la fecha) en donde cosecharon más éxitos con su multipremiado sencillo «Love». Temas románticos, pero que comenzaban a ser más conocidos por las metáforas espaciales que solía usar su vocalista León Larregui, quien es el principal letrista. Frases como:

En tu planeta me quede
Fue por un tiempo
Nunca fue mi plan
Pero mi nave se averió
Y ahora estoy
Perdido a qui en mañanas con tres soles
Y multiples visiones
Montañas transparentes
Anemonas de luz particulas de amor
Y recuerdos de ti...
Hasta este segundo disco se sentía la libertad de cada uno de los músicos para dar vida a las canciones. Pero algo sucedió que, después, comenzaron a acercarse más al experimental rozando más el synth pop. Así nació el tercer disco, Memo Rex Commander Y El Corazón Atómico De La Vía Láctea (2006). Muchos de sus seguidores tuvieron problemas al recibir este proyecto, pero ya se habían predispuesto pues un año antes la banda había adelantado sus planes con The Room EP (2005).
Continuaron con letras románticas y sus metáforas espaciales. Aunque el tema ya era repetitivo, las letras y, más aún, el sonido, comenzaba a mejorar en cuanto a calidad y no parecían molestar. El Memo Rex tal vez sea la muestra más idónea de decir que Soda Stereo y Gustavo Cerati eran fieles ejemplos de la agrupación.


Siguiendo con el éxito que cosechó el anterior disco, Zoé publica, sólo dos años después, Reptilectric (2008). Este álbum es el que les da fama internacional, logrando crear un disco de versiones de sus canciones con nuevo sonido, con colaboraciones de grupos españoles y así llegar a más países. Por supuesto, el tópico seguía siendo el mismo en sus canciones: «Recuerdo a poli. Era mi chica ideal. Una dulce perla blanca mexicana. La cual yo amaba. Pero nunca pude tener», cantaban en «Poli»; «Dame sólo un beso que me alcance hasta morir, como un vicio que me duele, quiero mirarte a los ojos», entonaban en «Luna».

Los discos en directo y los DVD que salieron de las presentaciones que daban, no hacían sino confirmar su talento, sus letras crípticas (o no tanto) y el cariño que los fanáticos (con años o los que apenas llegaban) les tenían. Y aunque pasaran años sin sacar nueva música, ellos esperaban estoicos. Así sucedió tras 5 años de música versionada, hasta que salió Programatón (2015) que, aunque es tal vez el más personal, es el que menos calidad ha tenido.

Finalmente, en este 2018, la banda a publicado Aztlán, su más reciente disco. Las letras son parecidas a lo que hemos escuchado desde sus inicios, en ello no hay gran avance, y aunque canciones como «Azul», «Hielo» o «Ella Es Magia» sean muy queridas por sus fans, no son muy diferentes a lo que ya nos han ofrecido antes. Lo que se rescata del disco, es su evolución musical, más referente al sonido, a la compaginación de los instrumentos y a la excelente producción de su unión.
Letras como «Estoy cayéndome a pedazos por tu ausencia. Y lo peor es que no quiero verte, nunca . Estoy hundiéndome en el hábito de amarte. Y tu ya me olvidaste», combinados con un sonido muy particular que ya tienen bien hecho, y que mejora con los años, hacen que su música parezca novedosa aunque no lo sea tanto.
• Tracklist
1.- Venus
2.- Azul
3.- No Hay Mal Que Dure
4.- Al Final
5.- Hielo
6.- Luci
7.- Aztlán
8.- Temor Y Temblor
9.- Renacer
10.- Ella Es Magia
11.- Oropel
12.- Clarividad

Después de escuchar sus discos, las letras, y todo compaginado, me he dado cuenta que su evolución ha llegado más en el orden musical que en el otro. Los sonidos, el ambiente musical, la odisea de los instrumentos es sublime. Desde The Room, pasando por algunas piezas del Memo Rex, y más pocas en Programatón, me hace decanta en la siguiente opinión: Zoé debería dedicarse más a crear musica ambiental, música espacial, psicodélica, pero sin o con poca letra.
Vaya viaje fenomenal es «Panspermia». En esa canción, que forma parte de una recopilación para un cortometraje llamado Visions Of Harmony de la sonda espacial Juno, hace evidente la gran calidad que tiene la banda para crear efectos fantásticos. Y lo vuelven a hacer en su documental Panoramas, creando la banda sonora.
A mi parecer, ese trabajo es aún mejor que la música que han hecho en sus discos, por supuesto, sin demeritar los éxitos que han tenido éstos.


Si quieren conocer más sobre Zoé, no duden en visitar sus sitios espaciales y especiales en su página oficial o en sus redes sociales:
Página Oficial
Facebook
Instagram
Twitter

VIDEOS
Azul

Hielo

Deja un comentario

1 comentario

  1. Zoé es tan de mi adolescencia, me rio mucho de mi novio que es metalero pero canta secreto y bajito la de reptileptric como no queriendo que lo escuchen. Ha sido una gran semblanza, aunque no cambien así los queremos, escucharé el nuevo disco right now.

    ResponderEliminar