Hécate

Cada vez que un libro es escrito, el autor cree que ya ha dado todo lo que se puede dar de él, y de la historia, así que el siguiente paso es intentar editarlo y publicarlo. Lo demás es lo de menos (portada, diseño, pasta, etc.), lo importante es el texto: que sea una buena historia, atractiva, no debe ser novedosa, pero sí debe tener elementos nuevos que no la hagan ser una más del montón. Así es como un escritor le da vida a una obra que, después de finalizada, buscará un público que la acoja con los brazos abiertos.
Un autor cree que ya ha sido terminada, pero después de que el público la lee y la critica, se da cuenta que no es buena, que no ofrece nada nuevo, que todo es un cliché sinsentido. ¿Qué es lo que falló en el escritor? ¿Fue todo lo que pudo dar de sí mismo al escribir? ¿No pudo mejorar? ¿No pudo reescribirse en algunas partes, revisarse y eliminar lo que no tenía cabida en ella? Es difícil ya que para el escritor, al dar por terminada la obra, siente que ya ha sido todo. Gran error.
Es por ello que, cuando encontramos obras literarias (novelas, cuentos, poesía, ensayos, etc.) que son un verdadero honor al leerlos, un tesoro al encontrarlos, un agradecimiento por haberse compartido, alabamos el arduo trabajo que supuso una crítica personal y laboral en el resultado.


Mario Peloche Hernández es un escritor español nacido en Cádiz. Licenciado en Biología por la Universidad de Extremadura (en donde residió largo tiempo), y actualmente ocupa una plaza de bombero forestal.

Escritor de alma y corazón, como él mismo se define, es autor de varias obras. La primera de ellas fue «Hécate» en el 2013, de la cual se ha publicado una edición revisada. «Ojos Negros Sobre El Támesis» (2017), «El Molino De Dios» (2017), y publicado historias en diferentes revistas de ciencia ficción.

Sinopsis
Víctor Gil Ramos es un escritor, más específico, un periodista del periódico Crónica Negra. Tras una infancia difícil en donde fallece su hermana y después su madre es internada en un hospital psiquiátrico, desarrollará pesadillas que lo harán experimentar no sólo el miedo y la disociación sino un trastorno del sueño. Ahora de adulto, tratará de sobrellevarlo pues vuelven a cobrar fuerza tras investigar un asesinato y una desaparición. Alejandro Cortés, el médico del Hospital Psiquiátrico quizá sea el responsable del escape de César, quien ha comenzado a asesinar, pero será de gran ayuda para el agente Venegas, y así atraparlo.
Hemos de comenzar con el hecho de que la novela le llevó al autor cerca de 10 años terminarla ya que se le acumulaban varias actividades familiares, laborales, académicas, y más. A ratos trabajaba en ella, continuaba y la revisaba. Ya en 2013 se publica la que sería la primera versión, bajo el sello Atlantis. Ahora, en el 2018, la revisión de la novela la vuelve a situar bajo los reflectores, ahora publicada en Tau Ediciones, por ahora sólo en digital.
Uno podría preguntarse el motivo de la doble publicación, y lo sencillo sería que los derechos del primero terminaron, pero, ¿porqué volver en otra editorial? Por otra sencilla razón: es muy buena y se lo merece.

El arduo trabajo que el autor le dio a Hécate, se nota desde las primeras páginas, en su lectura y en su estructura. Los diferentes puntos de narración, es decir, saltar en los capítulos de la primera persona a la tercera, y después a un narrador omnipresente, es algo de agradecer, porque así como cambia la historia, también lo hacen los personajes y su importancia en el texto.

Esto también se puede ver en la misma estructura de los capítulos, al ser cortos, sustanciales, pero directos, con muy pocos párrafos de relleno innecesario (de los pocos que sí contienen, se hace cansado leer tantos detalles, por suerte, sólo es en poca cantidad). Y así, la novela también está compuesta, en su totalidad, de de buena fluidez, de buen léxico, de una velocidad tranquila y por momentos tempestiva.

El uso de un personaje difícil, es decir, que no sólo sufre por su pasado sino que lo atormenta en el presente y lo hace comportarse de una manera particular, es arriesgado. Mario lo hace de una buena manera, evitando clichés y creando un personaje que ni se vuelve fastidioso ni se vuelve poco protagonista, teniendo otros personajes más en la historia.

También fue un elemento arriesgado usar tantas ciencias y disciplinas en la narración. Comienza con una parte psicológica, en donde hasta nos ofrece un reporte psicológico escueto, pero útil para la historia. Después vemos una explicación médica llevada a un punto más allá del vocabulario común. En un vistazo más nos encontramos a la física y física cuántica. No es preciso nombrarlos todos, pero es cierto que las ganas de que la historia fuera creíble y verosímil, lo llevó a usar estos instrumentos. Por momentos funciona, pero cuando se vuelve una cátedra más que apoyar la historia parece enterrarla en términos superfluos.
A pesar de los pros y los contras, todo el libro es un buen producto. Pocos como ellos se encuentran en las librerías y, cuando se reeditan dos veces es por su calidad literaria. Por favor, si no lo han leído, ¿qué esperan?

Si gustan conocer más del autor, pueden visitar su página y sus redes sociales.
     • Página En Wordpress
     • Twitter
     • Facebook
     • YouTube
     • Facebook De La Novela

• DATOS •
Título Original: Hécate
Autor: Mario Peloche Hernández
Año: 2013 [Edición Revisada: 2018]
ISBN: 978-84-17132-39-2 [Formato Físico]. 978-84-17132-07-1 [Formato e-book].
Páginas: 372
Editorial: Tau Editores

FRASE
• La oscuridad es profunda, dice el ojo. El silencio es profundo, dice el oído. Lo que no es, es lo profundo de lo que es.

Calificación: 8.5/10

No hay comentarios.

Publicar un comentario