Juegos De Ingenio (State Of Mind)

Las novelas contemporáneas de suspenso siguen una línea que comienza a parecer de instructivo, y no es mala idea, lo malo es la ejecución que termina por hacer parecer lo mismo, pero en diferentes tópicos. Si no creen eso, es que no han sido muy críticos. Por suerte, hay pocos autores que, aun siendo dueños de best sellers, han logrado alejarse (si quiera un poco) de aquel molde actual. Uno de ellos es John Katzenbach.
Katzenbach tiene un estilo propio que le ha dado un lugar en los escritores actuales de suspenso. Tiene visos de Stephen King y de Agatha Christie, pero se ha inclinado más en el suspenso combinado con un poco de thriller psicológico. Su educación y sus trabajos de periodista y reportero ha hecho que sus libros tengan un particular guiño judicial y policíaco. Ello se puede ver en sus famosas obras como El Psicoanalista, La Historia Del Loco o, la presente novela, Juegos De Ingenio.
En Estados Unidos ha comenzado a fraguarse un nuevo estado lleno de limitaciones, pero con derechos más delineados, uno de ellos el de la seguridad. Tras mucho tiempo de que no ocurra nada, una serie de asesinatos ha comenzado en el estado 51.
Susan Clayton trabaja en la sección de juegos, pasatiempos y enigmas de una revista de Florida. Gracias a ello se ha hecho de una reputación como una de las personas con mejor inteligencia para crear y descifrar mensajes crípticos. Pero las cosas se turban un poco cuando recibe un mensaje en su idioma, que, tras resolverlo, dice: «Te He Encontrado».
Su hermano, Jeffrey Clayton, es un profesor de psicología criminal, pero debido a su pasado como consultor para resolver casos de la policía, le llaman para resolver una serie de asesinatos que, posiblemente, los ha cometido el mismo hombre y que, posiblemente también, sea su padre.
Lo que los libros de Katzenbach tienen de atractivo es la historia que siempre nos cuenta. No sé si se han dado cuenta, pero es un excelente narrador, y lo pueden ver en cualquier libro de él. Algo de lo que carece en varias hojas de sus libros, es el diálogo, el cual parece muy fingido o a veces apresurado o hasta demasiado estructurado, y termina por parecer ficticio, para nada creíble.
En cuanto a esta historia, sucede lo mismo, sólo que anexa un detalle más para lo malo que tiene: relleno en exceso. Sabemos que algunas escenas descritas sirven para conocer más a los personajes, sus problemas, sus pensamientos y su accionar frente a todo ello, hasta el miedo que sienten en momentos cotidianos, pero en Juegos de Ingenio, Katzenbach usa este recurso como si fuera lo único que supiera, y hace por momentos densa a la historia.
La delineación de los personajes, el suspenso que tiene la narrativa, el desconocimiento del villano, las averiguaciones que se van creando con el pasar del tiempo, los aprietos en que se ven involucrados, todo ello es bueno. Por desgracia se ve mermado ante un abuso de lo descriptivo. Es, quizá, el libro más cercano al tipo de Stephen King, sólo que el Rey del Terror describe más ambiente, y Katzenbach se desvió a alargar una secuencia sin sentido.
Los acertijos hace que la historia se mezcle con un suspenso más grande por saber qué es lo que dice el mismo, y además en un juego con el lector, ya que este también puede intentar descifrarlo. ¿Alguno lo hizo antes de leer el resultado?

DATOS
Título Original: State Of Mind
Autor: John Katzenbach
Año: 1997
ISBN: 978-84-666-4053-4
Páginas: 544

FRASES
• Las ideas son incluso más peligrosas que las armas, sólo que su efecto no es tan inmediato.
• ¿Cómo deja uno su impronta en la historia si muchos otros ya han dejado una igual a lo largo de tantos siglos?
• ¿Acaso no perdemos parte de nuestra libertad cada minuto que pasa? Tanto es así que, para intentar aferrarnos a lo poco que nos queda, nos recluimos entre muros y sistemas de seguridad.

Calificación: 8.5/10

No hay comentarios.

Publicar un comentario