Unmei no kaze [El viento del destino] Episodio 21 – La Corrupción de la Tierra.


運命の風
Unmei no kaze
[El viento del destino]

Episodio 21 – La Corrupción de la Tierra.


[La espada]

♫♫♫

Recorro esta solitaria noche
pierdo el rumbo de querer seguir
la noche es larga y fría (fría)
La noche oculta algo que no ves.

Todas las cosas que alguna vez creí
ahora las veo caer por el peso de la realidad
el destino que alguna vez trate de escapar
a pesar que siempre...

¿Sabes que aun deseo estar a tu lado?
La soledad consume mi alma, la espada que use
para defender nuestro amor.

Es una inquietud que guarda mi corazón
lo que tuve que sangrar en sudor.

¿Sabes que aun deseo estar a tu lado?
La soledad consume mi alma, la espada que use
para defender nuestro amor.

Es una inquietud que guarda mi corazón
lo que tuve que soportar.

¿porque deseo este dolor?


♪♪♪


*************************************************
Diablos que es esto, en el aire hay un hedor el cual está manipulando mi cuerpo ¿acaso es alguna especie de hechizo? Cada vez era difícil resistirme. Había escuchado bien, el rostro de Mami había cambiado era como si fuera poseída; ella no era la misma, ella no es la Mami que conocía. La única manera de librarme de esta difícil situación era enfrentarme con ella por desgracia su poder era quizás igual que el de Misaki o que de Sakura y sin la llave mágica no sería capaz de darle pelea. Por momentos pensé que estaba perdido.
   — Jejejejeje, este es el poder mágico de la tierra. La danza de pétalos del cielo. — decía Mami, no se trataba de otra persona quizás una especie de trampa. Por momentos pude ver dentro del corazón oculto de Mami. Aquella vez que la conocí cuando padre iba a la casa de los Konoe, ahora todo tenía sentido para mí, las veces que jugaba con ella y mi cariño que le empecé a guardar, era como si Mami reemplazara a la hermana perdida a Akiha.
Más profundo de su corazón mi más, ella sentía cierta admiración por mi quizás este sea el verdadero sentimiento de Mami, el recuerdo de un amor y la sensación de ser querida, pero no de la forma que ella esperaba y al final una última imagen, esta es más reciente que las demás ella parada en una tienda viendo como su amor se acercaba a una desconocida el dolor de no poder o desear haber sido ella en su lugar y el remordimiento de que ella vivirá sin ese sentimiento sino simplemente ser querida como una amiga.
   — Mami, tu… ahora entiendo, perdóname, pero mi destino me tiene guardado otro camino, se bien que es duro para ti. — no era algo que solo dijera, sino más bien algo que profundizaba mis pensamientos, todavía tengo una misión como miembro de los Azuma. Inmediatamente antes de Mami pudiera hacer algo, mi fuerza de voluntad hizo que aquel 0.00000000198 de segundo de fuerza hiciera que causara lo que los humanos llaman milagro con tan solo imaginarlo marque a mi propio destino.
   — ¿Qué es esto? — decía el demonio que estaba detrás de Mami. — ¿acaso esto es…?
   — ¡Vamos! ¡llave mágica! “solo me lo tengo que imaginar, invocar a los espíritus del viento. Hacer que un milagro suceda” — una luz seguida de una corriente de viento hizo su aparición. — ¡espada de viento!
Aquella corriente disipo aquel hedor maligno que inundaba el parque y acto seguido una gran espada rebosando de brillo y majestuosidad apareció enfrente de mí. Ahora era mi turno de enfrentarme a la familia Konoe, sin duda o algo que hiciera que tambaleara mi corazón debía pelear por Misaki, Mami, Sakura y por Akiha.
   — ¡Maldición! Con que este es el poder de la llave mágica del viento. ¡Danza de pétalos! Esta vez no podrás escapar — decía Mami, un brillo verdoso cubrió casi todo el parque y los pétalos de los cerezos empezaron a inundar toda el área del parque.
   — No sé si eres realmente eres Mami o no, pero sé que ganare por mí mismo. Esta vez yo ganare y superare mis miedos. — lance la espada hacia donde estaba ella cuidando de no lastimarla. Ella rápido cruzo sus manos formando una equis y acto los pétalos aparecieron formato una especie de escudo fosforescente de color verde. El ambiente y los rayos amenazando lo que podía ser una gran lluvia daban un contraste de una pelea sin tregua.
   — Jijijijijijiji. No está mal Azuma, pero necesitaras más que eso para poder vencerme. Pétalos dancen y rompan su corriente de aire. — rápido el hedor volvió a emerger y sentía que mis piernas se debilitaban nuevamente, antes de caer embelesado por el aroma de amor sangriento, empuche la espada al centro de mi propio eje y levantándolo y dejando que en línea recta llegase al nivel de mi estómago. — viento confió en ti aleja a los pétalos del mal.
Rápido el viento arrojo una gran y poderosa ventisca, casi similar a la que use con Minagawa y a los yokai lobos. Incluso pude notar que el gran viento, no más bien el gran huracán llegaba hasta el cielo o fue quizás mi perspectiva que llegaba hasta las nubes.
   — Pero, como…— Mami quedo perpleja ante tal escena.
   — Lo siento Mami, perdóname por no entender tus sentimientos, pero… — la imagen de Ana se hizo presente en mi corazón y al cerrar mis ojos vi un gran brillo el símbolo de una especie de diamante color amarillo el cual al abrir mis ojos esta se materializo incrustándose en el mango de la katana. — ¡Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh! ¡Huracán del cielo! ¡Cambia mi destino!
Un enorme relámpago golpeó la tierra y en acto seguido sentí como mis brazos poseían una gran fuerza sobre natural y que esta al apuntarla a la dirección de Mami junto con la espada, la gran corriente de viento se dirigió hacia ella. Una gran maza de corriente de aire subió hacia el cielo y acto seguido cayo con un poder inmenso hacia la punta de la katana y este a la vez se arrojó hacia Mami.
   — ¡Kyaaaaaaaaaaaaaaaaaa! — Mami había recibido la enorme ráfaga hacinado que se dispersara todos los pétalos de cerezos.
   — ¡Mami! — grite un poco preocupado, realmente no quería lastimarla. Rápido empecé a correr hacia donde estaba ella.
Ahí estaba tirada en el suelo, algo desarreglada y no parecía que tuviera alguna herida superficial. Solo estaba inconsciente y con ciertos signos de daño en su ropa de la ráfaga que había recibido, quizás pensé que ella había soportado la gran ráfaga con aquel escudo que uso. Y este quizás cedió lanzando a Mami sin recibir mucho daño. Antes de levantarme caí al suelo mareado, al principio pensé que se debía a por la fuerza que había ejercido, pero esta sensación era la misma cuando iba a visitar a la casa de los Konoe y rapido atrás de mí una gran masa de tierra, mesclado con pétalos y algunas ramas apareció ante mi Konoe Hisao.
   — Oh el pequeño Azuma hizo un gran trabajo, nunca me imaginé que sobrevivieras ante Minagawa. Ni siquiera mis ancestros pudieron con ese demonio jejejeje y él ahora está en el inframundo, quizás en una de las fosas infernales. Jejejeje.
   — Hisao, tú… ¡Maldito! — una mirada desafiadora era lanzada ante Konoe.
   — Mmm… ¡Eh! O vamos no pierdas la compostura, quizás tu padre no te lo digo, pero a un mayor te tienes que referir ante su apellido. Pequeño Azuma
   — ¡Maldito! Vete al demonio. Por tu culpa Sakura dio su vida por mí. Quizás no pude hacer nada ante Minagawa, pero tu… hijo de puta eres con quien vengare la muerte de mi amiga. — mi rabia salía muy dentro de mi corazón y Konoe solo estaba ahí en la espera de algún ataque.
   — Que malos modales tienes jovencito, no eres digno de portar el emblema del viento, no eres digno de ser un Azuma. Tu negaste a tu clan y ahora usas su poder para vengar a una Hayashi quien pudo haberte ofrecido como sacrificio ante el demonio 666. Esa niña fue un desastre debió haber sido profanada por Minagawa jejejejejejejejejejejeje. — la maldita carcajada de Konoe siempre fue algo que me molesto desde que era niño.
   — Ahora tu… hijo de puta serás quien reciba el poder del viento. ¿Tú fuiste el responsable de poseer a Mami? — dije.
   — Si tanto amas a mi nieta debiste dejarte que ambos llegaran al éxtasis y que los dos bebieran los fluidos del amor. Hacerlo en un parque público no ha sido un fetiche de los jóvenes. Jejejejeje. Tú ganas al hacerlo con mi nieta y yo gano más años de vida. — Decía Konoe.
   — ¡¿Qué dices?! — Konoe siempre gozó de buena salud. Quizás este sea el misterio de su longevidad.
   — Jejejejeje. La tierra necesita de cuidado especial para que este siempre este llena de vida y así que en ella es tan solo una semilla, y para que dé fruto necesita de la unión de dos semillas diferentes, para funcionar de catalizador, por eso siempre utilice a la familia Azuma para que sirvieran de catalizadores. Jejeje eso significa que mi sangre corre por tus venas Azuma Daiki, cuántas veces las mujeres de tu familia cayeron en esta unión contra los jóvenes de la familia Konoe, sin embargo, mi última descendencia no fue muy prospera y solo pudieron tener a una niña, pero todo eso cambio hasta que tu llegaste, sino no hubiera tenido otra opción que violar a tu pequeña hermana o a mi nieta jejejeje.
Todas las mujeres poseen una gran fuerza de unión los cuales sirven de alimento a esta podrida alma, he vivido más años que cualquier otro ser humano o yakai debido a este pacto del diablo, siembre mi descendencia de varones creaban la magia de los pétalos del viento para que las mujeres de la familia Azuma no pudieran resistirse a esto y así perder su virginidad antes de tener nupcias con sus maridos y así proveerme de más poder para seguir viviendo. Jejeje años de investigación error y pruebas fueron el resultado de esta siniestra magia.
   — ¡Ya basta bastardo! Cómo pudiste, eres un monstruo. Solo sé que te enviare al infierno ahí pagaras por todo lo que has hecho.
   — Eres un imbécil Azuma Daiki. Tú no tienes el poder para derrotar a la familia de la tierra. — Konoe Hisao saco una piedra oscura en ella estaba el poder maligno, la corrupción de la espada del elemento tierra. El daño que había causado no podía ser reparado, pero aun podía detenerlo.
   — ¡Vamos gran corriente de viento! Dirígete hacia dónde está mi enemigo. — Con la misma fuerza lance mi poderoso ataque, pero este fue reducido ya que un montículo de tierra fue levantado para crear un enorme muro. — ¡Hisao lo pagaras, maldito!
   — Jejejeje, eres un tonto si crees que puedes vencerme. Cuando acabe contigo hare que Mami abuce de tu cadáver y después ella buscará a la pequeña Azuma y la hará su esclava sexual y ambas terminaran de lamer mi viejo miembro y tomaran de mi semen las dos, como las buenas chicas que son y así obtendré miles de años de vida ¡mientras que tu carne será devorada por los gusanos y serás consumido por la tierra! ¡serás testigo cuando llegue el fin de los tiempos! ¡serás testigo viendo a tu querida hermana y a tu apreciada amiga montándose bajo mi pene jejejejejeje! — decía Konoe poniendo una cara espeluznante y diabólica.
   — ¡Maldito! ¡maldito! ¡maldito! ¡maldito! ¡maldito! ¡maldito! ¡maldito! ¡maldito! ¡maldito! ¡maldito! Eres un hijo de puta, te enviare al infierno. — rápido su muro protector se derrumbó impactándolo, note que alguien estaba detrás de mí y aquellos pétalos de cerezos que estaban hechos un desastre se empezaron a cubrir de vida nuevamente. Inmediatamente comprendí.
   — ¿Mami? ¿Qué demonios estás haciendo? — Konoe fue lastimado en una de sus piernas. Detrás de mi estaba Mami con lágrimas en los ojos, grandes lagrimas estaban bajando de su mejía. 

*************************************************
[Luces de neón]

♫♫♫

Ve, camina hacia un nuevo futuro sin pensarlo.
Donde no estén presentes aquellos recuerdos.
El dolor derrama aquello que alguna vez quisiste
y puede cambiar el deseo de tu corazón.

Solo espera, solo espera y ten presente
que nunca estuviste solo en aquella situación.
Siempre estuve cerca de ti, aunque nunca lo notaste.
¡No retrocedas! ve al frente que algo bueno te espera.

Solo espera, solo espera y ten presente
que las luces de neón brillan en esta noche.
El tiempo lo cura todo de eso estoy seguro.


♪♪♪

***
La lluvia cae bajo aquella imagen inerte, la lluvia es el dolor de aquellos que vivirán en el recuerdo. En el próximo capítulo de Unmei no Kaze el viento del destino (Atardecer)

Unmei no Kaze [El viento del destino] todos los martes a jueves por Meta Crónica.

No hay comentarios.

Publicar un comentario