El Resplandor (XLVII)

Desde hace bastante tiempo ha existido historias sobre lugares encantados, hechizados o con un fantasma habitándolo, ya sea un cementerio, una escuela, un hospital o un hotel (y varios sitios más). Cada lugar de este tipo es un recipiente ideal para la afluencia de gente. En el caso de los sitios en donde la gente no sólo se presenta y se va, sino que se queda por una temporada es más seguro encontrar este tipo de «encuentros paranormales». La carga de energía acumulada, los hechos macabros que ocurren cuando la gente aún vive (terminando asesinada o por suicidios), es lo que hace a estos lugares terroríficos.
Stephen King ha sabido contarnos historias de terror situados en ellos. Lo magnífico de sus escritos que ocurren en lugares como los mencionados hace que, después de leerlos, terminemos por sentir algo parecido en ellos. Ya sea una ciudad, un cementerio, un hotel o cualquier lugar. Historia magnífica es la de El Resplandor que, además de ser un best seller, su adaptación también lo fue.
Jack, Wendy y Danny Torrance forman una familia peculiar. Jack, con su pasado de alcoholismo, un “acceso de mal genio” que le hizo perder el trabajo y una infancia difícil. Wendy, siendo la esposa sumisa y permisiva, creyendo que después de la tomenta siempre vendrá la calma, junto con una infancia de igual manera llena de momentos en contra. Danny, el niño de cinco años que tiene el resplandor (la habilidad de saber lo que piensa la gente y de conocer el futuro con simbolismos). Esta familia se encargará de cuidar el Overlook, un hotel de gran categoría, situado en las montañas de Colorado, alejado decenas de kilómetros de la ciudad más cercana, cerrado por la temporada invernal, aislados por la nieve.
«El Resplandor» no es un libro de terror, ni un libro en donde su objetivo es provocarnos un sobresalto por las imágenes que nos lleva a imaginar. No. Es una obra “autobiográfica ficcionada”. Stephen King nos explicó que la idea se le ocurrió mientras estuvo una temporada en un hotel de Colorado, junto con sus antecedentes de alcoholismo y algunos rasgos familiares, siendo los nombres (y, lógicamente, las partes violentas) sea lo poco de ficción.
También es una historia donde la familia toma un papel muy importante, mostrando que los problemas maritales pueden sentenciar al hijo. En donde el pasado jamás se olvida. De igual manera vemos como el hotel se va apoderando de Jack, permitiendo que saque todo lo que siente, todo el horror, todo el odio, toda la venganza, todo lo que cada persona se guarda durante toda la vida. Tal vez si tuviéramos la oportunidad y la certeza de que no asesinaríamos a nadie, sin duda, tendríamos nuestro momento “Jack Torrance”.
A pesar de que el horror no es el género del libro, sí tiene momentos claves en los que la historia se mete entre los huesos y cala hondo, se mantiene en la memoria y hace que lo recordemos en otra situación, sintiendo miedo. Eso es lo que logra King en este libro, y en varios más.

Curiosidades:
• El título proviene de la canción «Instant Karma» de John Lennon, pues deriva de la frase: «we all shine on».
El protagonista de la obra que Jack escribe se llama "Denker", el apellido que toma el criminal de guerra nazi Dussander en la novela de King Apt Pupil.
• Al inicio del capítulo 44 en la parte 5, "Conversaciones en la fiesta", una línea de poesía es citada, el cual es escrito original de S. King.
• Dick Hallorann hace una breve aparición en otro libro de King, It, como un joven que salva al padre de Michael Hanlon de ser quemados vivos en una discoteca afroamericana llamada The Black Spot.
• Hay una referencia al Overlook en la novela Misery, donde Annie habla de un artista llamado Andrew Pomeroy, su ex-amante, que fue enviado por una revista para esbozar las ruinas del hotel, pero Annie consideró sus dibujos "horribles" y lo mató poco después.
• La Madre Abigail, personaje de Apocalipsis, también presume de tener el esplendor.
• También en La Danza de la Muerte, el personaje de Harold Lauder, al llegar a Boulder (Colorado), se instala en Arapahoe Street, el barrio en el cual vivían los Torrance al inicio de la novela.
• Eddie Dean en La Torre Oscura II: La Invocación hace mención a la película El resplandor, al pensar en una steady cam.
• Antes de la pelea que se produce entre Wendy y Jack en el hotel, en la escalera, se menciona que esta tiene 19 peldaños, el cual es un número clave que se repite una y otra vez en los dos últimos libros de la serie La Torre Oscura.

• DATOS •
Título Original: The Shining
Autor: Stephen King
Año: 1977
ISBN: 978-607-311-002-0
Páginas: 656

FRASES:
• La soledad en sí misma puede ser peligrosa.
• Las promesas se hacen para romperlas, […] astillarlas, reventarlas, martillarlas.
• Un verdadero artista debe sufrir. Además, todos los hombres matan lo que aman.


Calificación: 9/10

Conociendo el antecedente del libro, podemos reseñar la película en dos dimensiones: adaptación (tal cual como viene el libro) y adaptación libre (tomando en cuenta la historia, pero cambiando varias cosas).
• ADAPTACIÓN
Si nos vamos del lado de que la película debiera ser como el libro, nos llevaremos una gran decepción. Tal vez sólo el 40% fue adaptado y lo demás fue cambiado. Lo más evidente fue la ausencia de casi toda la Tercera Parte (El Avispero). También los personajes confieren un cambio dando más notoriedad a Jack. Wendy queda relegada a una excesiva “sumisión”. Quizá el cambio más notorio fue el final, siendo que en el libro todo termina en fuego, mientras que en el filme todo termina con nieve.
Si nos dejamos llevar con que las cintas deben ser como los libros (o aún mejor, teniendo en cuenta el factor tecnología) estaremos desilusionados. Ésta en especial sería una decepción inmensa.
Tal vez en aquellos tiempos no se tenía demasiada fe en las segundas partes, o en trilogías, y decidieron que una cinta abarcaría todo. Pero no, una fue suficiente. Stanley Kubrick adaptó el libro en una cinta magnífica en lo que al cine se refiere.
• ADAPTACIÓN LIBRE
Si tomamos la película como una aportación al mundo cinematográfico, el resultado será asombroso. Es una inmensa aportación al Séptimo Arte, a pesar de que en su fecha de estreno nadie le daba su voto positivo, ahora se ha vuelto de culto. Teniendo en cuenta los avances de la tecnología y tomas que en el mundo del cine no se habían realizado, y si algunas ya existían, este filme las potencializó.
En cuanto a las actuaciones se puede decir que fueron aceptables, pero Jack Nicholson fue sublime. Stanley Kubrick dejó que improvisara en algunas tomas y gracias a ello nos dejó helados con su actuación psicótica (algo que a Stephen King no le gustó pues creía que no sería creíble, teniendo como antecedente su película «Alguien Voló Sobre El Nido Del Cuco», creyó que la gente le creería loco desde los primeros segundos, algo que tiene un tanto de cierto) y su inolvidable frase: «Here is Johnny!»
Ya hablamos de las diferencias entre el libro y la cinta, pero una de las aportaciones a la última fue el laberinto. ¿Un símbolo o de verdad algo importante para ser colocado? Para esto podemos tomar como punto de partida al mismo Stanley Kubrick quien fue un hombre con una inteligencia mayor que la del promedio, y a quien le gustaba colocar simbología en sus películas. “El Resplandor” no fue la excepción y, al menos lo que varios investigadores encontraron, está plagada de ella.

FRASES:
• All work and no play makes Jack a dull boy.
• Here is Johnny!


Calificación: 9/10

Con resultados que van desde errores comunes y simples, hasta los símbolos ocultos que, se dice, Stanley Kubrick colocó en el filme, la cinta «El Resplandor» se ha vuelto un tema de estudio para los especialistas en en la cinematografía.
Hallazgos que van desde una ventana imposible en la oficina de Stuart Ullman, el suéter que usa Danny con una figura de el “Apollo 11” en la primera excursión que realiza a la habitación 237, siendo éste último uno de los cambios más abordados: el número de la habitación del hotel: de 217 a 237.
Contiene entrevistas a especialistas junto con algunas de sus contribuciones al estudio del misterio de la película y sus explicaciones.
Si la cinta lo dejó con un sabor de boca dulce y con hambre de más, este documental promete ser un buen postre.

Calificación: 8/10
Cuando Stephen King vio la adaptación que Kubrick había realizado quedó insatisfecho con el resultado. Creyó que seria más apegado a lo que él quería (como muchos) pero no fue así. Pero eso mismo decidió hacer su propia adaptación. Una miniserie de 3 capítulos de, aproximadamente, 90 minutos por capítulo, en donde la familia Torrance es más apegada a lo descrito en el libro, pero que, tras el antecedente del filme, ya no tuvo el mismo impacto y las actuaciones se vieron opacadas por sus predecesores.
Filmada en el hotel Stanley, el lugar en donde Stephen King se hospedó, donde tuvo la idea de escribir el libro y trayendo de vuelta las características que Kubrick había dejado de lado en el filme y quitando lo que él agregó.

Calificación: 8/10
Sabemos que dejamos hartas cuestiones concernientes al mundo de “El Resplandor” como sus tantas menciones (una de ellas el episodio de “Los Simpson”) y demás, pero ese es el objetivo: que ustedes nos den sus opiniones, sus acercamientos al cine, a la literatura de Stephen King, sus reacciones, sus quejas y sugerencias.
Es un mundo maravilloso el de las letras y el del cine, no deberían competir entre ellos, son complementarios, sólo es un diferente punto de vista de algo de lo que ustedes tienen el veredicto final.

No hay comentarios.

Publicar un comentario