3 Peliculas Sobre Profesores

En la actualidad, ser un profesor es una labor difícil, y no me refiero al hecho de tener y mantener sentados a un grupo de estudiantes, que les hagan caso y que no griten, no, me refiero al hecho de enseñar, de instruir, de revelar a la vida con anécdotas y pasión a la educación. Pocos maestros son los que tiene vocación, y lo peor es que esos pocos son los que son llamados «rebeldes» o «poco ortodoxos» y terminan siendo despedidos por sus prácticas poco eficientes. Pero, déjenme decirles una cosa, un buen maestro no se mide por los alumnos que aprueba, sino por los que siguen recordando, año tras año, sus enseñanzas.
En el cine, los maestros o profesores han sido material de grandes películas como algunas que ya hemos reseñado aquí. A pesar de ello, las historias no terminan y aún quedan varios puntos de vista que encontrar y qué contar.
Es por ello que hemos decidido revisar 3 Películas Sobre Profesores, pero que no sólo son de un género en específico sino que varían.



¿DÓNDE ESTÁ ALLY?
(The Good Student / Mr. Gibb)
[2006]

Estreno: Enero del 2006 [USA]. 4 de Marzo del 2009 [Brasil].
Reparto: Tim Daly. Hayden Panettiere. William Sadler. Dan Hedaya. Paula Devicq. Lisa Lynds. Sarah Steele. John Gallagher Jr. Mark Kassen.
Director: David Ostry
Género: Comedia. Misterio.
Ronald Gibb es un profesor taciturno, alejado de la norma, adorador de Abraham Lincoln que está pasando por una etapa difícil, después de haber perdido a su esposa, comienza a sentirse atraído por una de sus estudiantes, Allison Palmer. Una de las alumnas se da cuenta de esa atracción y es quien comienza a acusarlo cuando Ally desaparece. Para limpiar su reputación, es de los más fervientes luchadores por encontrar a su alumna, aunque no se sepa qué fue lo que sucedió.
Habrá que ver la película con unas horas de descanso, pero no tanto que pueda ser demasiado, esto porque la velocidad de la cinta es lenta. A diferencia de otros dramas o thrillers en donde la historia ataca con eventos unos tras otros, ésta se enfoca más en dar una historia sencilla y tranquila que llena de escenarios violentos y momentos sangrientos. Intenta darle más peso a la narrativa, a ir desentrañando poco a poco lo que sucede, conociendo a los personajes e intentando que, con ello, el misterio por saber quién es el secuestrador sea una gran sorpresa. Por supuesto, no lo es tanto, aunque sí logra hacernos pensar que cualquiera pudo haberlo hecho, y ese es el acierto de la película, logra construir una personalidad, no tan exhaustiva, pero sí justa, a cada personaje para que pensemos en ellos como sospechoso. Y en la realidad sí podrían serlo.
La dirección es sencilla y termina siendo buena para la película ya que no requiere una mayor labor en ello. No hay muchos efectos, así que por ese lado se logra hacer bien las cosas. Las actuaciones también son justas para una producción de este tipo.
En cuanto al tema de profesor-alumna, deja relucir el hecho de los límites que existen entre los dos como atracción, normalizado por las reglas de la institución y por las propias. Si uno se encuentra atraído por una alumna, lo primero es olvidarse de ello, pero aquí vemos que sin importar las consecuencias decide acercarse. La decisión es un paso sin retorno y así lo ve, tanto que la trama no surgiría sin ello.


EL PROFESOR
(The Professor)
[2018]

Estreno: 5 de Octubre del 2018 [Zurich Film Festival]. 14 de Febrero del 2019 [Portugal]. 17 de Mayo del 2019 [USA].
Reparto: Johnny Depp. Rosemarie DeWitt. Odessa Young. Danny Huston. Zoey Deutch. Devon Terrell. Ron Livingston. Linda Emond. Kaitlyn Bernard.
Director: Wayne Roberts
Género: Comedia. Drama.

Richard Brown es un profesor que, tras una revisión médica, se entera que tiene cáncer. La noticia será sólo mencionada a su mejor amigo y a una de sus alumnas, así que el secreto será lo principal en esta historia, el manejo de la enfermedad y la manera en hacerles enterar a su familia y amigos. Siendo un profesor, cambia de actitud desde que se entera de la noticia y cambia la manera de educar. Algunos verá en ello una gran oportunidad y otros verán la diferencia, sin saber el motivo del cambio.
En la película anterior veíamos la comedia con toque de misterio, quizá un leve thriller que hacía a la producción atractiva. En esta segunda propuesta el misterio se vuelve un drama, convirtiéndola en una tragicomedia de aquellas que no sólo nos hace disfrutar sino que logran dejar un pequeño mensaje sin quererlo. O queriendo y logrando hacerlo justo para el sentido que le da y no exagerando en ello.
El acierto es su personalidad sencilla, su poca pretensión de convertirse en algo que podría ser vanidoso y pretencioso. El hecho de que sea un producto directo para la tv hace que su producción sea reducido, pero cuando una historia está bien hecha no hay porque hacerla menos, al contrario, la narrativa logra dejar a un lado eso que hizo falta. Con diálogos divertidos y que harán reír sin quererlo, que harán que tratemos un tema delicado con una diversión que podría hacernos sentir extraños, pero no es esa la intención, lejos de ser irrespetuoso es una perspectiva diferente de verlo.

La manera en que logra crear un fondo dramático al tener en el centro la enfermedad, la decisión de decirlo a la familia y amigos, a cambiar la forma de ser debido al entendimiento de que la vida se va terminando y convertirse en otro, es sencillamente espléndido. El toque final lo da la buena dirección que, sin convertirse en algo fantástico, logra darle la calidad necesaria. Cada escena está bien lograda y la duración parece justa para ellas.
Es difícil ver de diferente a manera a Johnny Depp fuera de su personaje de Jack Sparrow o de sus icónicos personajes ya sabidos, es por ello que al principio lo vemos como si sólo estuviera actuando como un profesor, sin creérselo. Pero mientras avanza la película, logra mantener una línea dramática y de comedia que crea un nuevo personaje, que da vida a lo que el libreto mencionaba y hace que nos olvidemos de los anteriores para creerle en su vida de profesor. El cambio que sufre debido a la enfermedad no se nota demasiado pues la historia no lo permite, pero cuando vemos los percances que tiene, lo hace bien. La actitud ante ella es buena y, una vez más, es creíble.
Sin duda, es una buena película. No va más allá de lo que podríamos ver en otras, pero por el elenco, la buena historia y el toque de comedia justo, hace que se disfrute.



LA MAESTRA DE KINDER
(The Kindergarten Teacher)
[2018]

Estreno: 19 de Enero del 2018 [Sundance]. 12 de Octubre del 2018 [USA]. 23 de Noviembre del 2018 [México].
Reparto: Maggie Gyllenhaal. Gael García Bernal. Ato Blankson-Wood. Libya Pugh. Michael Chernus. Carter Kojima. Jillian Panlilio. Parker Sevak.
Director: Sara Colangelo
Género: Drama
Lisa Spinelli es una maestra de kinder en donde ha trabajado cerca de 20 años. En todo ese tiempo su labor ha sido la tradicional, enseñarle a los niños a ser ellos mismos a través de la libertad de sus acciones, pero ahora se ha topado con un niño que presenta algunas muestras de poesía, crea versos poéticos sin ayuda debido a que su tío le lee algunos. Lisa creerá que debe apoyarlo con todo lo que pueda y así hacer que su talento crezca, pero, ¿hasta dónde es permitido acercarse a él para cumplir su sueño, o el de ella?
Es una fantástica película, quizá la mejor de las tres que tenemos en esta entrada y es que, sin tratarlo mucho, se enfoca en una cosa que logra sumergirse en otras corrientes y tocar temas afines. En primer lugar, podemos comenzar con lo básico de la trama: una mujer que es amante del arte, de las letras, de los poemas, que encuentra en un niño el océano de curiosidad y creatividad que aquel arte pretende, y debido a ello, a sus sueños no cumplidos, a sus deseos por convertirse en alguien (pues sigue asistiendo a clases de poesía para sentir que los que escribe son buenos) decide velar por él. Decide crear un apoyo donde su creatividad no termine en un momento a diario sino que evolucione y crezca sin cesar. Pero, la pregunta que nos haremos siempre, ¿a qué edad se puede alentar a un niño para que siga lo que pensamos que tiene? Si vive en una familia donde cada día se sienta a leer, seguro tendrá un apoyo vital, pero si no, ¿cómo adentrarlo en ello sin que la fuera aparezca, sin que una explotación llegue?
En estos últimos años, las redes sociales han hecho que el amor por el arte disminuya en algunos aspectos y crezca en otros. Debido a la inmediatez de las publicaciones, podemos ver excelentes fotografías, minificciones bien escritas, relatos que escribieron en otro punto del mundo, pero también hemos visto mermar nuestro vocabulario, ser víctimas de la prisa y la velocidad, del uso de emojis en ve de palabras, de lo banal en vez de lo artístico. Si aparece alguien que ama el arte, ¿cómo no pensar que podemos trabajar con él para que continúe así, y más si es un niño al que se puede enseñar muchas más cosas? Pero, ¿dónde queda esa línea entre la ayuda y el exceso?
La película nos plantea ese exceso, aunque deseando que la otra parte sea la que disfrute, arriesgando la veracidad de nuestras vidas porque sabemos que ya es tarde para nosotros, pero no para el infante. Desde la visión de la protagonista vemos ese intento por hacer el bien, por alejar al niño de lo vulgar de la actualidad, pero desde la vista del niño quizá sólo sea un juego el crear poemas, quizá sólo sea parte del cotidiano.
La adultez y la niñez tienen objetivos diferentes y quizá logran confluir en algunos puntos, pero ¿cómo saber cuando hay algunos que se cruzan, pero evitando ser excesivos en ello? La maestra ve que la oportunidad se encuentra ahí, pero el límite es cruzado. ¿Por qué el niño llama a la policía diciendo que está secuestrado cuando ha disfrutado del día en el lago? ¿Porqué le toma la mano al final? Es esa discrepancia entre la adultez y la niñez, la inocencia de disfrutar, pero saber que algo va mal, que eso no debería ser así.
Es una excelente película que deben ver padres de familia (para ver los estilos de crianza que puede hacer bien a los hijos), los jóvenes (para notar si alguien ha comenzado a cambiar por nuestra actualidad), por los hijos (para saber en qué hemos acertado y en qué no), y por los profesores (para saber cual es el límite entre la ayuda y el cruce de ella, ara hacer lo posible por enseñar y educar desde su sitio, para intentar abandonar la transferencia de sueños a los alumnos, para aprender de ellos).

TRÁILERS
¿Dónde Está Ally?

El Profesor

La Maestra De Kinder

Deja un comentario

2 comentarios

  1. Curiosa entrada jejeje me ha llamado la atención la verdad es que no he visto ninguna de las tres pelis. He estado pensando si había visto alguna pero aunque sí que he visto cosas con profesores de protagonistas han sido más serie yo creo.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Gracias por el comentario.
      Sí, hay gran variedad de películas y series con profesores como la clásica La Sociedad De Los Poetas Muertos o Merlí, pero queríamos mostrar algunas no tan conocidas y de recién estreno. Además de que son fantásticas.
      Saludos.

      Eliminar