Hick

El ser independiente no es una cuestión fácil, es saber tomar decisiones, es saber a dónde dirigirse, es estar seguro de todo. Pero aunque tengamos decidido qué hacer en una situación así, no siempre sale como es planeado, no consideramos la gente a la que veamos o las cosas que hacemos no terminan siendo la mejor decisión.
Si nuestra infancia ha sido una mala época, es comprensible soñar con escapar y llegar a un lugar en donde las cosas sean mucho mejor. La decisión de irse de casa o de buscar algo mejor siempre tiene adversidades. No hemos vivido lo suficiente para saber todo lo que hay fuera, no sabemos lo que podamos encontrar, aunque el camino sea una aventura de conocimientos.
Así nos muestra una historia la película Hick.
Sinopsis:
Luli ha cumplido trece años pero sabe que su vida no es como quisiera que fuera. Cuando su madre comienza a salir con otro hombre y su padre se va de la casa, sabe que es momento de hacer lo mismo, de arriesgarse a vivir su propia aventura. Durante su viaje con dirección a Las Vegas hay una mezcla de historias: la suya por tratar de ser alguien libre, la de las personas con las que se encuentra, la de “su hermano” que falleció al nacer.
Hay dos puntos que saber antes de hablar de la película misma. La primera es que se trata de una adaptación, de un libro publicado por Andrea Portes en el 2007, homónimo al filme. La segunda es el título, «Hick», palabra referida a la clase baja de los blancos (ya que hace años, la división de razas era marcada), siendo despectiva.

Ahora sí, el problema con la película es que no nos mantiene con la expectativa de la historia, porque no la tiene, o la tiene pero no se centra en ella. No sabemos si la parte fundamental es ver cada problema que Luli tiene al irse de su casa (encontrase con alguien más perdido que ella, o más), o ver el funesto mundo que nos quiere hacer ver a través de los encuentrps que tiene y las personas que conoce, o la relación de ella con el mundo, o todo al mismo tiempo. Por esta razón la película queda a medias.

La historia contada como road movie termina siendo una mala canción de western que quiere y desea ser uno de los éxitos de Bob Dylan. La película es eso, un intento de ser algo entretenido, divertido, dramático y lleno de momentos que servirían para educar a los espectadores, pero la mezcla se desvanece cada vez más, con cada momento que vive la protagonista.
La película es fallida casi en todos sus aspectos, quizá lo único que la salva de ser totalmente mala es la gran actuación de los protagonistas, de los que aparecen más tiempo en el filme, como Chloë (que siempre será la que saque a flote cualquier filme, que, si te gusta ella, la película ya te llevará un 80% de aceptación) y de Eddie Redmayne. Si no te gusta el tema, no la veas, perderás tiempo y odiarás a los actores por la mala elección.

• FICHA TÉCNICA •
Título Original: Hick
Estreno: 10 de Septiembre del 2011 [TIFF]. 11 de Mayo del 2012 [USA].
Reparto: Chloë Grace Moretz. Eddie Redmayne. Blake Lively. Ray McKinnon. Juliette Lewis. Rory Culkin. Alec Baldwin. Dave Vescio. Anson Mount.
Director: Derick Martini
Género: Comedia. Drama.

TRÁILER

Deja un comentario

2 comentarios

  1. Mezclar comedia y drama no está a la altura de todos, y más cuando se intenta hacer con tramas como la que nos propone Hick. Uff, va a ser que, ya lo siento, no haré por buscarla.

    Buena crítica.
    HemosVisto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, muy pocos logran contar historias así, y más con un sentido social y racial y con grandes estrellas.
      Muchas gracias por el comentario.
      Saludos.

      Eliminar