The Boys



Siempre hemos escuchado que los superhéroes son aquellas personas extraordinarias, con poderes luchando por el bien, y los villanos todo lo contrario seres inhumanos, capaces de destruir a la humanidad. Si bien cuando nos llega a la mente la palabra superhéroe pensamos en seres bondadosos, salvadores, con calidad humana intachable eso es el concepto que la mayoría tiene.

Es difícil imaginar que algún superhéroe sufra algún tipo de problema, pero ya lo vimos en Iron Man #128 en 1979, el alcoholismo de Tony, en Avengers #213 (1981) vemos a Hank Pym en una faceta de hombre controlador violentando a Janet.

¿Pero se habrían imaginado este concepto? Seres poderosos con el ego hasta las nubes, una actitud deleznable para con la humanidad, insultan, humillan, actúan bajo sus propios intereses y peor aún que en lugar de luchar con el bien haya cometido asesinatos, violaciones, personas con doble cara y de una moral dudosa, todo esto nos hace cuestionarnos ¿Si existe alguien que vigile las actividades de los supers?

Pues bien bajo esta premisa funciona The Boys una serie creada por Amazon, adaptación del comic homónimo creado por Garth Ennis (quien funge también como Productor Ejecutivo) y Darick Robertson, un mundo donde los superhéroes existen, sin embargo su estatus de celebridad los convierte en personas egocéntricas, con actitud despreciable hacia la gente normal asi como conductas dudosas que los ponen en la mira de una agencia gubernamental: La CIA, quien actuara con un equipo bajo el nombre “The Boys” para monitorear sus actividades y controlar a los superhéroes que abusen de su estatus.

La serie nos pone en los zapatos de Hughie (Jack Quaid) quien después de perder a su novia en manos de A-Train (Jessie T. Usher) una versión de Flash de DC mientras corría desesperadamente en una misión. Hughie destrozado, se niega a firmar el acuerdo de confidencialidad que Vought propone. Ahí conocerá a Billy Butcher (Karl Urban) quien molesto por las actividades de los supers, cansado de sus actitudes y su mala conducta, le pide a Hughie que se una ellos para controlarlos y ponerles un alto. A este grupo se le unirán Frenchie (Tomer Kapon) y Mother Milk (Laz Alonso) y Female (Karen Fukuhara).

Lo mejor

El concepto creado Ennis y Robertson es grandioso, de lleno ver las actitudes de los superhéroes nos hace pensar en la realidad de las cosas si estos personajes existieran. La trama es completamente envolvente desde el inicio, te atrapa el drama desde la muerte de Robin, la reacción de Hughie y su búsqueda de venganza al introducirse a The Boys.

La venganza en el entretenimiento es quizás algo demasiado banal, pero Ennis en esta historia supo utilizarlo porque no solo es venganza todo va más allá del hecho de Hughie de perder a su novia, si no de experimentar su propia independencia, salir del bache en el que se encuentra y por fin luchar por la verdadera justicia que se le ha negado.

Otro punto a favor es el empoderamiento femenino que tiene el personaje de Starlight (Erin Moriarty), quien después de pasar por un tormentoso momento al entrar a los Siete después haberlo intentando hasta el cansancio por satisfacer las necesidades de su madre, se convierte en el personaje femenino con más impulso e independencia al tomar sus propias decisiones, controlar la situación y actuar bajo su propio riesgo en un mundo donde Vought controla cada momento de los superhéroes. Veremos en ella a la superheroína más justa y racional.

La actitud de Stillwell quien busca que los héroes sean parte de la milicia de los Estados Unidos, un buscando la aceptación en el congreso, es sin duda la contraparte de Starlight, una mujer fuerte y poderosa con una ambición desmedida por integrar a los superhéroes como un arma de defensa por un contrato millonario haciendo todo lo posible recurriendo al chantaje y aunado la actitud de Homelander, un personaje doble cara y temerario que actúa bajo sus propias reglas sin pensar en el daño que causa.

La serie no está 100% adaptada al cómic, veremos algunos cambios (si ya lo leyeron se darán cuenta de ello, si no, no importa de igual manera los tomara por sorpresa).

Impensable que en una serie de superhéroes viéramos acoso y abuso sexual, adicción a las drogas y desamor en la relación de A-Train y Popclaw (Britanny Allen). La corrupción desde los altos mandos, intereses gubernamentales y relaciones enfermizas que estoy seguro no pasaran por alto a los espectadores.

Lo malo

Es muy corta, solo son 8 episodios. Sin duda la serie fluye por sí sola, por momentos tiene enredos, pero conforme va pasando la trama se desenvuelve poco a poco. El cómic consta de 72 números por lo que falta mucho por ver, y ya se aseguró la segunda temporada.

Si bien nos faltó ver como el equipo, usa las drogas a su favor para enfrentarse con los superhéroes es una parte importante y de gran trascendencia en el cómic, a mi parecer si hay un exceso en algunas partes, alargándolas y dejando otras quizás para la segunda temporada. Estamos ante un producto muy bueno pero que pudo ser excelente sencillamente por la base que tenía.

Vemos groserías y escenas sexuales que realmente veríamos en una serie de su clasificación, nada que envidiar espero que la siguiente temporada sigan con ese ambiente grotesco que vemos en el comic, eso sin duda debería parecerse a la realidad que busca dar.

Conclusión

Podriamos estar quizás ante una de las mejores series del año, en el tiempo donde los Vengadores de Marvel son el rey de este género en la industria cinematográfica, y en años próximos también en las series con la llegada de Disney +.

Las actuaciones de Jack y Erin como Hughie y Starlight son sin duda a mi parecer destacable, Frenchie es un personaje gracioso que por demás caerá bien, Butcher es el tipo de persona que le vale todo, pero sus motivos darán mucho que pensar. Odiaras a A-Train y Translucid, Homelander y Stillwell. Mother Milk es la cabeza racional del grupo.

Sí, no son el estereotipo de superhéroes que nos han vendido siempre, pero es un concepto increíble y que da mucho que pensar sobre todo si son aficionados al género. Superhéroes con problemas vaya es una idea genial y una tremenda pasada cuando los ponen su lugar.

No por mostrar otra faceta de los supers, la serie es mala al contrario lo muestra y lo muestra muy bien. Es posible que no sea tan agradable para la vista de muchos, pero tiene calidad, y si son fans del genero denle una oportunidad, si no también, pero estoy seguro que si la ven terminaran con una mezcla de sentimientos difícil de digerir.

Deja un comentario

2 comentarios

  1. Wow, esta aún no la he visto, y si dices que es de las mejores del año tendré que echarle un ojo. Muy buena reseña, seguiré al tanto de las próximas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bastante buena, mas allá de manejar un concepto diferente de los superheroes, la trama te atrapa desde el inicio. Ojala te guste!! Saludos.

      Eliminar