Birdman O (La Inesperada Virtud De La Ignorancia)

Todos nosotros tenemos un talento en nuestro interior, si el camino es el correcto veremos las recompensas en el camino y un éxito creciente a cada día que avance, pero si no tomamos la mejor decisión, el talento se verá desperdiciado ante tantas trampas de rutina y costumbrismo. Eso es lo más difícil en la vida, tomar las mejores decisiones que lleguen a una felicidad en too su esplendor, en lo que hacemos, en lo que pensamos y en lo que se nos regresa. Cada talento, cada muestra de ello (mostrado en cada uno de los oficios que existen) nos lleva a conocer a los mejores en su campo.
En el ámbito actoral, las cosas siempre serán difíciles por tantos motivos.  Desde el nepotismo que existe en él (no siendo único en este oficio), hasta las múltiples vertientes de discriminación, racismo y odio a otros actores y actrices que lo único que quieren es ser alguien, convertirse en una figura más del espectáculo que haga entretener y pensar al público. Otro de los inconvenientes ocurre cuando, un actor/actriz se hace de un nombre en el género comercial y al querer pasar a un estilo más serio, no le creen y hasta lo hacen menos creyendo que ese cambio es oportunista o pretencioso.
Algo así es lo que nos narra Birdman O (La Inesperada Virtud De La Ignorancia).
Sinopsis:
Riggan Thomson es un actor que, después de haber hecho una trilogía comercial sobre un superhéroe y haber ganado millones con ellas, decide pasarse al teatro de Broadway y adaptar el libro de Raymond Carver, «What We Talk About When We Talk About Love». Algunos no lo verán con buenos ojos pues el teatro es algo muy distinto al cine. Además, uno de sus actores sufre un accidente y su remplazo lo pone en algunos problemas al confrontarlo.
La película es una belleza en todos los sentidos, y quizá el único detalle que tiene es que los actores se ven mermados ante tamaño guion y ante la tremenda dirección de Iñárritu. No hay duda de que los mexicanos, en esta época actual, y ya desde hace unos años, han realizado trabajos sorprendentes, enigmáticos y llenos de una belleza fascinante, con ayuda, por supuesto de otros mexicanos talentosos.
Pero comencemos desde lo primero a desmenuzar el éxito de la película. Una fotografía estupenda por Emmanuel "El Chivo" Lubezki no hace sino reafirmar que el éxito se trata del trabajo y de el amor a este. El diseño de los escenarios y de cada parte de la ciudad (a pesar de que son pocos) tienen esa magia que la fotografía nos hace ver naturalmente. Sin duda, todo ello gracias a la espléndida dirección de Iñárritu.
La dirección es fantástica, y no la uso sólo como adjetivo sino como sustantivo. Desde el hecho de que, quitado las secuencias principal y final, toda está filmada en un plano secuencia que, con sólo unos pequeños cortes, es fascinante verla. La edición no se nota en absoluto creando un trabajo maravilloso de inicio a fin, logrando que hasta las escenas de fantasía parezca reales, ese es un logro espléndido. El uso de las tomas hacia el cielo, el humo y la oscuridad para cambiar de escenario y de tiempo no se exagera y luce más que creíble.
Ya decíamos que, quizá, el aspecto menor del filme son los actores, y es que ante tremenda producción visual y de dirección, el guion queda relegado a segundo término, pero no la historia, sino sólo los personajes, su historia y las interacciones entre ellos. No por eso son malos, al contrario, son excelentes y su psicología es apabullante por la trama que se explora, siendo ésta última un galimatías para varios. Pero eso es lo rico de la película, las diferentes interpretaciones que puede darle cualquiera.
De la variedad de posibles interpretaciones que hay, todas, son importantes en la película. Si se trata de la decadente situación de un actor de cine que quiere volver a ser famoso en otro sitio, es importante, debido a lo comentado arriba, al cambio de género, al cambio de fórmula, al cambio drástico del modo de trabajo pues uno es grabado y repetitivo, y el otro es en vivo y más real (con sus distancias y las diferentes variaciones que cada un tiene, sin hacer menos al otro). El tema aquí es la aparición de las redes sociales y de la inmediatez del público por el interés que hay hacia los actores encasillados en un personaje. No podemos dejar de pensar, si nos preguntan por un superhéroe, en Robert Downey Jr o Chris Evans o Christopher Reeve (los actores que dieron vida a ellos), y después imaginarlo en una película dramática o en un thriller político. Algunos tienen la habilidad y el talento para hacerlo, pero otros (sin demeritar su fantástico trabajo) son recordados sólo por comedias o en su papel de superhéroe. Pero la pregunta es, ¿tiene eso algo de malo? ¿Es malo ser recordado por hacer un personaje comercial que gane millones de dólares por una película, y más si son tres, y quedarse en ese género?
Otra perspectiva va más allá de la vida del actor y nos enmarca la vida de los dos lugares mágicos: el cine y el teatro. Ya mencionábamos algunas características de los dos, pero, ¿quién puede ver más la diferencia entre ellos que sólo los que laboran ahí o los que pasan de uno al otro? En este caso vemos, principalmente al teatro, el desarrollo de una obra que, desde los preestrenos tiene algunas vicisitudes. Este desarrollo se amalgama junto con la del actor principal y terminan dándonos una cátedra de actuación y de amor al teatro. Pero también, a través de esa comedia negra, nos dice que cualquiera es propenso a crear una situación y agradar para ser merecedor de una buena crítica en su trabajo. Todo ello aderezado con un final apoteósico (desde 15 minutos antes) que no deja sino más preguntas a los espectadores.

Cada uno tendrá su explicación de lo que ocurrió, locura, ezquizofrenia, aceptación de la popularidad por su obra, talento desperdiciado al irse al teatro, romper la rutina de no hacer una película más de Birdman, o sólo accidentes que lo llevan a una obra de teatro sobresaliente. Cada uno verá lo que su vida le dirá que vea.
¿Qué vieron ustedes?

• FICHA TÉCNICA •
Título Original: Birdman Or (The Unexpected Virtue Of Ignorance)
Estreno: 27 de Agosto del 2014 [Venecia]. 17 de Octubre del 2014 [USA].
Reparto: Michael Keaton. Edward Norton. Zach Galifianakis. Andrea Riseborough. Amy Ryan. Emma Stone. Naomi Watts. Lindsay Duncan. Merritt Wever.
Director: Alejandro González Iñárritu
Género: Comedia Negra

TRÁILER

Deja un comentario

8 comentarios

  1. Ya me habían recomendado la película pero no me había dado del tiempo de verla, ahora definitivamente lo hare!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero la disfrutes tanto como nosotros y te deje una sensación grata.
      Saludos!

      Eliminar
  2. En el equipo vimos una película que no solo nos encantó, si no que nos hizo pensar, eso sí, es una película distinta a lo que nos tienen acontumbrados en Hollywood, vaya que una auténtica joya.

    HemosVisto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, la sensación particular que le da la historia e Iñárritu es sorprendente.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Buen día, esa película recuerdo haberla visto unos días antes de que compitiera para el Oscar y realmente quede asombrado con el trabajo que hizo Iñárritu, no esperaba que le dieran el Oscar, ya que anteriormente se habia quedado corto, pero ese dia gano direccion, pelicula, fotografia y guion, bonito recuerdo del compatriota Iñarritu, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. También la disfrutamos y desde ese día era un enorme candidato para ganar los premios a los que estuviera nominado.
      Gran representante de México y no sólo en esta sino en varias más.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Película extraña y compleja. Una joya. Muy buena crítica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, pero en su complejidad esconde una fantástica historia.
      Saludos y gracias.

      Eliminar