El Evangelio Según Jesucristo

La historia de Jesús, el hijo de Dios, es conocida debido a las tantas películas que salen en televisión cada años, a las series que también se producen en épocas religiosas, en documentales que explican la religión y a fe de cada una de las expresiones, pero sobre todo, del primer libro que explica con tesón la historia de aquel personaje: la Biblia. En este libro no sólo está escrita la vida de Jesús, sino la creación del universo, desde su Génesis, hasta el apoteósico final de los tiempos, el Apocalipsis. Pero todo ello no tendía sentido sin la vida del hijo de Dios, sin la venida del ser supremo.
Ya sean creyentes o no, hemos de aceptar que la religión católica-cristiana tiene una de las historias más fantásticas de toda la literatura, creando una cosmovisión de ella como pocos escritores han hecho a través de los siglos. Y es que, aunque la historia pareciera clara, las dudas son muchas, y no es por meternos en una discusión que llevaría meses para, sólo, introducirnos al tema, sino que, como cada uno tiene una opinión, el abanico de dudas, de opiniones, de detalles y de posiciones son demasiadas.
Esto es lo que nos dice José Saramago en El Evangelio Según Jesucristo, ofreciéndonos una opinión más acerca del mito, leyenda o historia de Jesús.
Sinopsis:
José y María se encuentran en una situación difícil al tener que volver a Belén para contarse en el censo que se comenzó a realizar. El camino es largo y María, tras ser visitada por un ángel que le anuncia su embarazo del primogénito, tiene problemas para llegar. Aun así lo logran y se refugian en una cueva, ayudada por una esclava que hará de comadrona, y así nacerá Jesús. De acuerdo a la escucha de José, Herodes mandó asesinar a todos los niños recién nacidos pues se decía que el mesías había nacido. Jesús se salvó de ser asesinado, y así regresaron a Nazaret. Desde aquí comienza la historia de Jesús como un mesías, como un ser humano real.
Ya lo dijo José Saramago fuera y dentro del libro (a grandes rasgos y parafraseando): este libro no intenta desacreditar lo dicho por la religión a través de la Biblia o a través de la enseñanza de los sacerdotes, es sólo otra visión de la vida de Jesús, así como hay diferentes historias de otras, Saramago sólo da su punto de vista de cómo pudo haber sido. Saramago crea otro mito más real y menos mágico como todo el mundo cree (sí, digo menos, porque aún así nos haba sobre ángeles y magia, pero no de una manera fantástica).
La historia la conocemos al dedillo, y todos aquellos que no, se empaparan de una parte de la historia mundial, no sólo de la religión. De acuerdo a la palabra «Evangelio», que quiere decir algo como un mensaje feliz o un buen mensaje, Saramago la usa de dos manera: la primera es de la más sencilla, es decir, como si su historia fuera sólo eso, una narración que contiene un mensaje bienintencionado, que con la vida de Jesús predicara el buen ejemplo de una vida buena,. Pero el segundo hace que ésta palabra se modifique a uno más de crítica o parodia. Siendo que los otros evangelios fueron escritos por otras personas que contaron la vida de Jesús, aquí Saramago intenta crear algo similar, meterse en estas honduras para ser testigo de lo que él pudo hacer, de lo que pudo haber vivido aquellos años, contrariando lo que Juan, Mateo, Marcos y Lucas escribieron.
Pero una vez más aseguramos que la intención del libro no es molestar, es sólo dar una opinión más a la constelación de versiones que existen. No se requiere una mente abierta, ni una ortodoxa creencia para sentirse ofendidos por la narrativa, pero hay que entender que cada uno tiene su punto de vista sobre uno de los hechos más controvertidos de la historia.
Vemos hechos que recordamos, aun no siendo parte de la religión que se profesa en su enseñanza, como la multiplicación de los peces, el encuentro entre Dios y Jesús, su nacimiento en Belén, la matanza de los niños por mandato de Herodes, conocemos a María Magdalena, etc. Sucesos que uno pueda tener como diferentes, pero que sólo vemos desde otros ojos.

La manera de contar una historia en Saramago la conocemos muy bien, es una estructura que no tiene cortes, a excepción de algunos que parecieran capítulos, pero esto no importa mucho, la historia se siente fluida, sin relleno, nos introducimos en ella, y salimos bendecidos por ser parte de algo así. Ya conocíamos si inquietud de la religión cuando leímos «Caín» y aquí logramos ver que esta inquietud crece hasta el puto de cuestionarse todo. Con respeto, y con elegancia.

• DATOS •
Título Original: O Evangelho Segundo Jesus Cristo
Autor: José Saramago
Año: 1991
ISBN: 978-607-11-0501-1
Páginas: 520

FRASES
• Qué es lo que en nosotros sueña lo que soñamos. Quizá los sueños son recuerdos que el alma tiene del cuerpo.
• Ayer, hoy y mañana, no son más que nombres diferentes de la ilusión.
• El tiempo no es una cuerda que se pueda medir nudo a nudo, el tiempo es una superficie oblicua y ondulante que sólo la memoria es capaz de hacer que se mueva y aproxime.
• No hacemos las preguntas porque aun no estábamos preparados para oír las respuestas, o, simplemente, por tener miedo de ellas. Y, cuando encontramos valor suficiente para hacerlas, es frecuente que no nos respondan.
Los esclavos viven para servirnos, quizá deberíamos abrirlos para saber si llevan esclavos dentro y después abrir un rey para ver si tiene otro rey en la barriga y, ya ves, si encontrásemos al Diablo y él se dejase abrir, tal vez nos lleváramos la sorpresa de ver saltar a Dios de allí dentro.


 Calificación: 9/10 

Deja un comentario

2 comentarios

  1. Gracias por la reseña pero no termina de convencerme no lo veo para mi así que lo dejo pasar, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la lectura y la visita.
      Dependiendo del gusto, uno puede decidir, y asea por el género, el tema o la crítica.
      Saludos.

      Eliminar