El Cisne Negro

La obsesión que uno puede tener por su trabajo siempre debe ser bien medida, no porque no haya que echarle todas las ganas en el proyecto que tengamos entre manos, sino porque el desgaste físico, emocional y psicológico hará que, en vez de hacerlo mejor, demos todo una sola vez y después no llegue ni a una pequeña muestra. Cuando tenemos pasión por nuestra labor, o cuando queremos ser los mejores en algo, siempre damos todo por ello, hasta la saciedad, hasta no poder más, pero hay que tomarlo con raciones.
No hay una medida justa que se pueda mostrar para el entrenamiento o la práctica de una actividad, el límite es borroso, esto hace que cualquiera piense que está haciendo algo normal cuando, quizá, ya haya rebasado esa línea. Esta obsesión puede ser mortal y derivar en una enfermedad psicológica que sea difícil de tratar.
Nos da un placer enorme comenzar las reseñas de películas con una obra maestra del thriller psicológico, tal como es El Cisne Negro.
SINOPSISNina Sanders es una bailarina que sueña con formar parte de la obra de ballet El Lago De Los Cisnes. Cuando es elegida, desborda felicidad, pero cuando otra bailarina llega de otro ciudad, la competencia por llegar a ser la principal será ardua, o al menos eso es lo que cree Nina. La ansiedad de ser perfecta, el trabajo interminable para el estreno que será en pocos días, la competencia, todo ello hará que el descontrol pueda más sobre ella.
Bien pude comenzar hablando de la ansiedad como enfermedad, o hasta de los döppelgangers, pero decidí hacerlo sobre la obsesión porque, a quienes hayan visto la película recientemente por primera vez, verán un parecido, en esencia, a la fantástica Whiplash. Con ella, quizá sean la dupla más fehaciente de obsesiones hacia una actividad en la que se quiere ser mejor, o el/la mejor. Donde las ganas superan a la capacidad física y desborda el dolor.
Una sensación se apodera de nosotros al ver la transformación de la protagonista mediante el esfuerzo sobrehumano aunado a su ansiedad. Pero me estoy adelantando un poco. Empecemos, primero, con lo clásico: el lago de los cisnes. Una historia trágica donde una princesa y un hombre se enamoran, pero debido a un hechizo, ella, Odette, se convierte en cisne. El príncipe debe casarse con una doncella y cree que ha elegido a Odette, pero es una bruja que finge ser ella. Al final, el amor de los dos depende de la representación de quien la haga: pueden quedar juntos, morir juntos, quedar viva Odette o morir ella.
Pero la película, como bien lo menciona su director y el director en la película, es una versión propia que mezcla la amenaza de un doble que, al final, termina siendo uno mismo, la dualidad ante todo como lo que nos mostraba el Dr. Jekyll y Mr. Hyde desde hace años. Esta dualidad no existe y no reacciona por sí misma sino que es potenciada por lo que ya hemos mencionado, por el excesivo trabajo que la protagonista tiene sobre el ballet y sobre ser perfecta.
Sin embargo, si dijéramos que es es todo lo que tener para ofrecer la película, caeríamos en una vulgar minimización de su potencial artístico, visual y narrativo. Desde el hecho de que una madre se siente mal (no sólo por una enfermedad, sino por la clásica ruptura emocional de no lograr lo que se propuso) y que lleva sus deseos a la hija, asta el profesor que se toma su labor muy a pecho y de manera poco ortodoxa llegando a controlar la sexualidad de sus estudiantes para un mejor desempeño, hasta la experiencia de la primera vez de una persona pura e inocente. Todo ello es magníficamente planteado y sutilmente en la cinta.
La dirección de Aronofsky es sublime y las tomas juegan un papel importante al hacernos creer que de verdad hay dos personas que luchan por el puesto principal, nos convence de que su ansiedad no es de ella sino de alguien más, y que sus experiencias son aún más grandes de lo que se muestra. Gracias también ala excelente actuación de Natalie y de Mila, así como de Vicent. El trío de actores da vida a la propia versión de la historia, como un cuento dentro de un cuento.
Una digna participante a ganarse el Óscar en el año de su estreno, y aunque compitiera con grandes películas, merecía un poco más. ¿O ustedes qué opinan?

• FICHA TÉCNICA •
Título Original: Black Swan
Estreno: 1 de Septiembre del 2010 [Venice Film Fest]. 17 de Diciembre del 2010 [USA]. 28 de Enero del 2011 [México].
Reparto: Natalie Portman. Mila Kunis. Vincent Cassel. Barbara Hershey. Winona Ryder. Benjamin Millepied. Ksenia Solo. Kristina Anapau. Sebastian Stan.
Director: Darren Aronofsky
Género: Drama. Thriller.
PÓSTER ALTERNATIVO



TRÁILER

Deja un comentario

8 comentarios

  1. Muy interesante el tema que se plantea en la película. A veces, esa obsesión por ser mejores nos impide darnos cuenta de quiénes somos en realidad y de lo mucho que valemos cuando nos dignamos a ser más naturales y a fluir con los momentos sin dejarnos arrastrar por una presión del todo innecesaria.
    Un fuerte abrazo y felicidades por tan buen artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Es verdad, una obsesión puede cegarnos hasta el punto de dejar de ser nosotros mismos.
      Muchas gracias y saludos.

      Eliminar
  2. Buen día Angel, recuerdo esa película y que maravillosa actuación de Portman, de hecho creo (creo) que gano la triada (Oscar, Bafta, Globo de Oro) y junto con Mila Kunis hace una gran mancuerna, no se si debió haber ganado mas, pero por lo menos a mi parecer pudo ser mejor que el discurso del Rey, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente, es lo mejor de la película, Natalie. Es verdad, pudo ser mejor, pero nos quedamos con ello y por eso sabemos que a veces los premios no son lo que deberían.
      Saludos y gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Esta película es una de mis favoritas, Natalie hace un trabajo increíble y definitivamente la historia que se muestra en la cinta es mucho mas que un cuento de hadas.
    ¡Me encanto la entrada!
    Saludos.^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!!!
      También es una de nuestras favoritas, y su trabajo es espectacular! Y claro, nada más alejado de lo fantasioso, y más apegado a la realidad, con su toque de ficción.
      Muchas gracias y saludos!!

      Eliminar
  4. Hermosa e inquietante película. Tienes razón que reducirla a una especia Dr. Jekyll y Mr. Hyde es quitarle más de la mitad. Lamentablemente en el mundo del ballet y el teatro esto es más común de lo que nos gustaría asumir 🐾

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, es hermosa y terrorífica a su vez. Y quizá no sólo esas profesiones, también las demás tienen su rasgo de obsesión.
      Gracias por comentar y saludos!!

      Eliminar