Entre Navajas Y Secretos

Siempre me han llamado la atención las historias de detectives y policíacas debido a su enrevesada historia que, al final, termina siendo inesperado. Sinceramente, desde mi punto de vista muy personal, son las obras más difíciles de escribir (en literatura o cine) porque el misterio debe ser revelado hasta el término de la investigación y las pistas son dejadas en todo el camino. Pensar quién lo hizo es nuestro trabajo. Amén de aquellas que nos cuentan cómo sucedió desde antes, ahí nuestro trabajo es pensar en cómo se hizo.
La novedad de este género puede no parecer atractivo después de leer gran cantidad de ellos, de mencionar a los grandes como Agatha Christie o Sir Arthur Conan Doyle, pero en ella recae la gracia y la renovación de sus obras para ofrecernos algo novedoso y atractivo. En el cine, las cosas podrían parecer diferentes, pero no lo son, son un trabajo igual de difícil y cuando se logran, son bienvenidas con gusto.
Esto es lo que sucede con el trabajo de Rian Johnson en Entre Navajas Y Secretos.
SINOPSISEl cumpleaños del escritor de novelas de misterio Harlan Thrombey ha reunido a toda la familia y, aunque hay pequeños incidentes, la noche termina bien. O al menos eso creen todos pues, a la mañana siguiente, el cuerpo del escritor es encontrado sin vida. La evidencia a primera vista sugiere un suicidio poco ortodoxo, pero al fin de cuentas suicidio. Esto parece tranquilizar a la familia (hasta donde puede), pero el investigador Benoit Blanc ha sido contratado por alguien, que se reserva su identidad, pues se cree que puede haber sido asesinado. El investigador deberá encontrar la verdad entre mentiras y planes.
Primero hablaré de lo evidente. La historia lleva una gran carga detectivesca y así lo hace desde el primer minuto, dándonos retazos de grandes referencias de otras obras conocidas, como el propio nombre del patriarca (Harlan) que nos recuerda al gran escritor del mismo género; el círculo de navajas y cuchillos que funciona como decoración, pero que en un ángulo perfecto nos recuerda a Game Of Thrones.
A pesar de que la historia es un homenaje a estas historias policíacas, también podemos ver la modernización del estilo, trayéndonos un cambio en el proceder, con un detective que bien podría ser un Sherlock Holmes o bien podría ser un Monk. Todo esto resalta gracias a la incursión de un vasto elenco que, aunque es enorme, tiene cada uno su momento de intriga personal (aunque hay un par que terminan siendo más decoración que nada, y eso quizá es lo poco que tiene de menor calidad, no por ello mala calidad).
La segunda viene de lo último de la parte anterior. El gran cast que tiene bajo la producción es sublime. Mezcla figuras reconocidas mundialmente, con algunas que van comenzando y hace que todas se vean con un gran bagaje en el cine. Cada uno, como bien lo dice en el póster: «alguno de ellos podría haberlo hecho», cada uno tenía el motivo, pero sin pistas ninguno podía ser culpado. Esto lo logra bien Johnson, darle a cada uno su historia, corta, pero eficaz, para verlos como posibles asesinos. Al final, hay un par de personajes que no terminan por convencer, como el niño (aunque tiene un momento muy bueno con su celular) y la ayudante del juez que lee el testamento.
Hablando del propio director, su trabajo es muy bueno, logra darnos imágenes simbólicas bien realizadas, tomas de gran trabajo artístico y escenas memorables. Una de ellas es la final, en donde toda la familia se encuentra en la calle y Ana De Armas se encuentra en el balcón con la taza que dice «Mi casa, mis reglas, mi café», si ese no es un claro mensaje, no sé que han visto. Así hay varias en toda a película que logran darnos un segundo mensaje, que a la primera puede no ser claro, pero que después caemos en su importancia.
La dirección es buena, la fotografía otro tanto (y quizá esto es lo segundo en la lista de lo mejor, siendo la tercera aquellos personajes que no aportaban mucho), pero dentro de los detalles técnicos y del trabajo en escenario, el diseño de producción es fantástico. No sólo por el círculo de navajas, sino por cada detalle bien cuidado de la mansión y de varios escenarios por donde transcurre la historia.
Ya hablamos de la historia a grandes rasgos, y me permito terminar ahí para que ustedes puedan disfrutarla y hacerse de su propia investigación mientras la observan. Espero que les sea atractiva, y así será ya que combina muy bien el género policíaco, la comedia y el misterio.
Por cierto, ya se ha dado luz verde para una secuela, que quizá no sea con los mismos actores, pero sí con el protagonismo del detective Benoit Blanc que, de acuerdo a algunas noticias, podría ser el centro de una serie de películas.

• FICHA TÉCNICA •

Título Original: Knives Out
Estreno: 7 de Septiembre del 2019 [Toronto IFF]. 27 de Noviembre del 2019 [USA]. 29 de Noviembre del 2019 [México].
Reparto: Daniel Craig. Chris Evans. Ana De Armas. Jamie Lee Curtis. Michael Shannon. Don Johnson. Toni Collette. LaKeith Stanfield. Christopher Plummer. Katherine Langford. Jaeden Martell. Riki Lindhome.
Director: Rian Johnson
Género: Comedia. Crimen. Drama.
PÓSTER ALTERNATIVO



TRÁILER

Deja un comentario

2 comentarios

  1. Una gran película, sorprendente y con una actuación de Craig para quitarse el sombrero. Toda una sorpresa de 2019.
    Muy buena crítica.
    Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Daniel Craig hace que el personaje sea misterioso en sus momentos y buen analítico en otros.
      Muchas gracias. Saludos.

      Eliminar