Estación Zombie: Península + #Vivo

ESTACIÓN ZOMBIE 2: PENÍNSULA
(Train to Busan 2)
[2020]

Estreno: 15 de Julio del 2020 [South Korea]. 7 de Agosto del 2020 [USA]. 26 de Noviembre del 2020 [México].
Reparto: Dong-Won Gang. Jung-Hyun Lee. Re Lee. Hae-Hyo Kwon. Min-Jae Kim. Gyo-Hwan Koo. Do-Yoon Kim. Ye-Won Lee.
Director: Sang-Ho Yeon
Género: Acción. Horror. Thriller.
Han pasado 4 años desde que Corea del Sur fue atacada por un virus que convierte a todos en zombies. El mundo ha puesto en cuarentena al país y muy pocos son los que sobreviven. En Hong Kong viven algunos refugiados, pero menospreciados por los demás. A uno de ellos, Jung Seok, le encomiendan, con un equipo, volver por un camión que contiene millones de dólares. La misión parece fácil, pero los pocos sobrevivientes en la Península se han vuelto locos y no los dejarán salir tan fácil. Una familia que ha sobrevivido también, ayudará a Jung a salir con vida para que puedan vivir lejos de peligro.
Cuando vimos «Estación Zombie» nos sorprendimos por la propuesta fresca, sincera y emotiva que nos ofrecía, si bien no reinventaba el género de los zombies, sí nos daba una muy buena historia con momentos impactantes, y sobre todo, una mezcla perfecta de los géneros. Así que una secuela no se hizo esperar y tuvo un mayor número de personas expectantes. Pero el cambio de historia o una seriedad llevada a la acción ha dejado inconformes a varios, aunque la historia tenga algunos visos buenos y otros no tanto.
Esta secuela tiene algunos puntos fuertes. En primera, la acción. A pesar de que el motivo para volver a la Península no es muy sólido, todo lo que viene después funciona bien. Las escenas al volante son atractivas y son gracias a la buena dirección y a la fotografía que logran darle el lugar que merece. La acción también aparece en los demás momentos, como en la competencia que se desarrolla dentro del centro comercial para entretener, o en las calles, con las hordas. Pero estas situaciones no son muy novedosas, de hecho, hemos visto algo similar ya hace años en «The Walking Dead».
En segundo, el drama está bien realizado. Logra combinar la acción y el drama en sus puntos convenientes, y esa mezcla es lo que logra mantener con buena calidad toda la película. Las tres ramificaciones (el equipo que va por el dinero, la familia y la Unidad) se unen para darnos una buena historia. Cada uno muestra algo diferente que logra cautivar. Por un lado, el trabajo al ir sólo por el dinero y salir; en otro la locura, al creerse los dueños de todo y usar a personas indefensas como juguetes; y, la familia, la esperanza de poder salir de lo que sucede y vivir mejor.
Pero hay algunos puntos débiles como el cambio de género. No es que sea mala, es que la belleza de la primera fue cambiada por una acción más hecha para entretener (porque lo hace, tiene buena velocidad, lo que permite que no aburra en ningún momento), y no deja que los que amaron la primera le den una oportunidad. Los zombies terminan por quedar relegados, lo que demerita un poco el horror.

¿Insatisfacción? No, porque es otro tipo de público al que va dirigida. ¿Decepcionados? Un poco, pero todos sabíamos que sería difícil continuar con una historia que ya estaba cerrada (al menos en los personajes de la primera y su situación). ¿Entretenida? Lo es. Logra mantener una cierta calidad de acción y tensión, aunque no en un nivel muy alto. Los efectos especiales les fallan por momentos, pero es lo de menos.
• • •

#VIVO
(#Saraitda)
[2020]


Estreno: 24 de Junio del 2020 [South Korea]. 8 de Septiembre del 2020 [Netflix].
Reparto: Ah-In Yoo. Shin-Hye Park. Hyun-Wook Lee. Bae-Soo Jeon. Hye-Won Oh.
Director: Il Cho
Género: Acción. Drama. Horror.
Joon Woo es un joven que, desde el apartamento donde vive, en un piso alto, ve cómo la ciudad de ha convertido en una zona llena de zombies. Desde los primeros días hace caso a la directiva de quedarse en casa, y planea racionar los alimentos y el agua, pero mientras pasa el tiempo, el hambre y la desesperación lo llevan al borde del suicidio. Ahí aparece Yoo-Bin, una chica que vive en el edificio de enfrente y que llama su atención. Los dos tratarán de ayudarse a la distancia hasta que sea necesario salir para sobrevivir.
No debe ser casualidad de los surcoreanos comiencen a tener excelentes películas de horror de temática zombie. Ya lo vimos con «Estación Zombie» y la secuela (que hemos revisado arriba), así como con varias más. Sin llegar a ser una superproducción ni tratar de reinventar el género, logran darnos espléndidas historias que sorprenden por su realismo, aunque se basen en eventos ficticios. O no tanto. Creo que ese es un detalle muy importante que la vuelve muy cercana en estos tiempos, y del que hablaremos un poco más adelante.
A pesar de que su historia la hemos visto en otras producciones (nos recuerda bastante a «La Nuit A Dévoré Le Monde» y a «Zoo»), logra darle una característica propia, un sello que, por ahora, los surcoreanos han dado en el clavo, y es darle una esencia de verosimilitud a la historia, alejándola del entretenimiento y acercándola más a lo cotidiano. En «Estación Zombie», la historia fue fulminante, y su diseño de producción fue excelente, pero al darle prioridad a ello, dejaron de lado al aspecto técnico. En «#Vivo» sucede lo contrario.
Como ya dijimos, la historia no es nada innovadora, aunque por momentos nos haga sentir que estamos viendo algo muy bueno. Eso lo logran los actores, que lucen muy bien, le dan el realismo a la situación y logran crear una empatía con el espectador. ¿Cómo no sentir esa desesperación o desesperanza de Joon cuando han pasado 15 días y sabe que ya no volverá a ver a su familia? Esa escena crea una ruptura emocional. ¿Cómo no sentir esa ansiedad o miedo cuando deben salir y enfrentarse a los zombies para buscar comida?
Esta creación del personaje cotidiano se vuelve recurrente ante una situación inexplicable que nos recuerda a «I Am A Hero», donde las consecuencias convierten a cualquiera en algo totalmente diferente, para sobrevivir. A diferencia de Hideo, Joon logra mantener una personalidad juvenil e inocente, pero que sí cambia ligeramente cuando conoce a Yoo-Bin, pues se da cuenta que ya no está solo y coloca en ella lo que no pudo hacer con su familia, y con las personas que ve al ser asesinadas.
Sí, la narrativa es buena, pero la dirección y la fotografía son magistrales. Desde las primeras tomas se nota el trabajo hacia este aspecto, y quizá se haya trabajado así, dándole énfasis a lo visual y no tanto a lo narrativo. El manejo de la cámara y las tomas son increíbles, tanto que por un momento vemos todo desde la perspectiva del protagonista, a veces lo vemos a él, y a veces estamos en otra parte, pero siempre dentro de la historia. Las tomas son muy llamativas y algunas no le piden nada a los grandes de Hollywood. El diseño de producción ayudó bastante a ello, para crear esos escenarios que también nos hacen sentir claustrofóbicos, y mucho más por la situación que estamos viviendo.
Seguro muchos sintieron una cruel similitud con él al no poder salir de casa, quedarse encerrados, guardar comida y agua, evitar el contacto con los demás, estar en cuarentena. ¿Casualidad que la hayan estrenado ahora? Quizá. Pero su mensaje queda bastante claro, y por eso decía que hay cosas que llegan a ser ficción, pero otras no tanto.

Al final, el diseño de los zombies queda en segundo plano porque la historia se vuelve más sobre la parte psicológica, no tanto como «Estación Zombie 2: Península», donde es más importante la acción. Cada una tiene un mensaje claro sobre lo que quieren transmitir, y lo logra, independientemente de su naturaleza. La primera, dirigida a entretener; la segunda, dirigida a hacernos reflexionar un poco más.

TRÁILERS

Estación Zombie 2: Península

#Vivo


No hay comentarios.

Publicar un comentario