Pienso En El Final + La Niñera: Reina Letal

PIENSO EN EL FINAL
(I'm Thinking Of Ending Things)
[2020]

Estreno: 28 de Agosto del 2020 [USA]. 4 de Septiembre del 2020 [Netflix].
Reparto: Jesse Plemons. Jessie Buckley. Toni Collette. David Thewlis. Guy Boyd. Hadley Robinson. Gus Birney. Abby Quinn. Colby Minifie.
Director: Charlie Kaufman
Género: Drama. Thriller.

Basada En: «I'm Thinking Of Ending Things» de Iain Reid [2016]
Una chica ha sido invitada por su novio, Jake, a la casa de sus padres, aunque el viaje no es muy placentero debido a la ventisca que mantiene el ambiente muy frío. Llevan poco más de un mes juntos y ella ya está pensando en dejarlo. Cuando llegan a la casa de sus padres, ellos se muestran muy peculiares, lo que complica la perspectiva de la chica y su decisión. Pero eso es sólo el principio de una pregunta muy importante que debe tomar.
Comencemos con la esencia, y no es que sea pretenciosa, pero las películas que ha dirigido Kaufman intentan ir más allá de lo que una historia lineal provee. Eso está muy bien, perfecto, pero cuando te enfocas en darle un mayor simbolismo y una metanarrativa a la historia, sí, resulta muy atractiva, pero pierde en otros aspectos. Y en esta película sucede sí. Esa metanarrativa, ese mensaje incrustado en cada diálogo es fenomenal, hace que en cada secuencia nos preguntemos qué es lo que estamos viendo, ¿un sueño, una imaginación, un pensamiento, el tiempo pasar a través de los personajes? No hay respuesta porque ese mensaje permanece críptico. Lo que no lo hace es la historia que cuenta.
Los personajes son todo en la película, y transitan por dos escenarios que se llevan el 85% de toda la película, el auto y la casa. Las escenas del auto, aunque bien dirigidas, son cruelmente extensas, y aunque quiera darle un mayor significado con los diálogos y con las disertaciones de los dos, no lo logra, no todos es importante. Esto hace que la escena principal y la final del auto sea insufrible por momentos. La casa es importante y es la que más misterios tiene, por su perspectiva del tiempo, por la perspectiva de la protagonista y por la de los padres. Ahí sí funciona el simbolismo y los momentos inesperados, pero hay muchos que no tienen una razón de ser.
En cuanto al mensaje en general, es muy bueno. Logra darnos una interesante perspectiva de las relaciones personales, familiares y de pareja. Decíamos que quiere ser trascendental en sus diálogos, y al menos sí trae a colación varios tópicos que en la actualidad son importantes, como el machismo, el feminismo, la violencia sexual, los roles de género y la cultura que ha sido transmitida con un mensaje que, en nuestra época, parece no estar vigente. Aunado a ello, la educación de los padres, la soledad, la violencia, los sueños y la imaginación son un tema muy importante en ella. Si así los toca en la película, seguro que en el libro es mucho mejor.
En cuestión de narrativa y de guion, sale perdiendo un poco frente a la gran dirección (que no sé si no tenga más ideas, pero le gusta mucho la nieve, así como algunos planos que se repiten de su icónica «Eternal Sunshine Of the Spotless Mind»), al diseño de arte y a la fotografía. Es excelente, está bien cuidado cada detalle para crear una atmósfera que nos involucre en ella, como si nosotros fuéramos el tiempo que cambia a los personajes.
Y hablando de los personajes, todos están perfectos. Quizá es el aspecto mejor logrado de la producción. Desde Jessie Buckley, pasando por Toni Collette, hasta los extras.
• • •

LA NIÑERA: REINA LETAL
(The Babysitter: Killer Queen)
[2020]

Estreno: 10 de Septiembre del 2020 [Netflix]
Reparto: Emily Alyn Lind. Robbie Amell. Bella Thorne. Leslie Bibb. Ken Marino. Judah Lewis. Jenna Ortega. Hana Mae Lee. Amanda Cerny. Andrew Bachelor. Maximilian Acevedo. Juliocesar Chavez. Samara Weaving.
Director: McG
Género: Comedia. Horror.
Han pasado dos años desde que Cole logró vencer a Bee y a sus seguidores de una muerte segura. Ahora, en la preparatoria lo creen loco por haber contado lo que sucedió, ni su amiga Melanie, ni sus padres le creen. Una chica nueva, Phoebe, ha llegado a la escuela. Éstos creen que debe ir a un instituto médico y Cole decide irse con Melanie a una fiesta al lago. Ahí se da cuenta que ella es ahora una seguidora del culto y los cuatro que querían matarlo hace años han vuelto, junto con sus amigos. Debido a que Phoebe los ve, ahora los dos deben sobrevivir juntos a un nuevo ataque.
La primera parte nos impresionó porque era una producción sincera y directa a lo que iba, sin pretensiones, sólo para entretener, y eso fue lo mejor, que sabiendo su naturaleza, logró tener un excelente resultado. Esta segunda parte mantiene una esencia que sí recuerda a la primera, pero que también tiene varias cosas que la colocan con menor calidad que la anterior. El primer punto es el dicho, deja de ser sincera para convertirse en una producción que, por miedo a salir mal y ser mejor que su antecesora, resulta menor. No es mala tampoco, pero los detalles que se aumentan para darle una mayor trascendencia son mixtos.
Los momentos en los que aciertan es el cambio de amiga a villana de Melanie (algo que tampoco es novedoso, pero que en la historia de la película sorprende un poco). El personaje nuevo de Phoebe cae muy bien, y es difícil agregar personajes a una historia ya consolidada, pero aquí lo logran, y siendo sinceros, mucho mejor que otros personajes. Las escenas que muestran los deseos de los que quieren hacer el pacto es buena, por fin los conocemos más y es divertido ver cómo sus deseos no son tan rimbombantes como otros, son simples y claros, como cualquiera los tendría. El paso del tiempo está bien representado, y logran darle una buena justificación al regreso.
Los aspectos negativos que la degradan un poco es el agregado de la persecución. Sé que un punto muy importante es el tinte absurdo de la historia, pero hay muchos que no tienen cabida en ella y se los hubieran ahorrado, pues al tratar de darle un sentido de horror o comedia exagerada, lo hacen mal. Hubo cientos de veces en que pudieron atrapar a Cole sin esforzarse demasiado, pero ese toque de disparate lo echa a perder. La historia así lo manda, pero que Samara Weaving sólo aparezca en los últimos 15 minutos, también es una mala decisión (ya sea por los guionistas o por su agenda, pero ella era el motivo del éxito de la primera), aunado a que se traiciona a su personaje (es una vuelta de tuerca que nadie esperaba, pero también resulta muy forzado querer unir a los dos protagonistas a través de Bee).
La dirección es buena, el soundtrack es mejor y la fotografía resulta mediana. Al igual que en la anterior, las actuaciones son lo mejor, y la historia queda a deber. La película está llena de referencias que la convierten más en un producto de homenaje que en algo más claro, más sólido.

TRÁILERS

Pienso En El Final

La Niñera: Reina Letal



No hay comentarios.

Publicar un comentario